Echeverría no responderá a las 186 preguntas por la masacre de Tlatelolco

martes, 13 de agosto de 2002
México, DF - Tal como se había previsto, el expresidente Luis Echeverría no responderá a las preguntas que le hizo el fiscal especial Ignacio Carrillo Prieto en torno a los delitos que se le imputan con relación a la masacre del 2 de octubre del 1968 Su defensa determinó que lo más conveniente es acogerse al derecho constitucional de no declarar Al vencer el plazo de 30 días para que Echeverría respondiera a las 186 preguntas de la fiscalía especializada en delitos del pasado, había gran expectación por la vía que elegiría el exmandatario Desde el lunes se especulaba con la posibilidad de que Echeverría se negara a declarar y se daba como un hecho que no acudiría personalmente a la fiscalía Hacia las dos de la tarde de este martes, el equipo del abogado Juan Velázquez divulgó que Echeverría determinó acogerse al artículo 20 constitucional, que le da el derecho de no declarar en un proceso judicial en su contra Al conocer la noticia, el exlíder estudiantil Raúl Alvarez Garín, miembro del Comité de Apoyo a la fiscalía especializada, pidió que el expresidente, sobre quien pesan acusaciones de homicidio, genocidio y desaparición de personas, sea arraigado para aclarar su participación en la matanza del 2 de octubre de 1968, del 10 de junio de 1971 y en la guerra sucia de los 70 El expresidente fue interrogado el 2 de julio pasado en torno a las acusaciones que se le han hecho por genocidio por la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968 Ese 2 de julio Echeverría solicitó una prórroga de 30 días hábiles ?que vence este martes 13 de agosto-- para responder por escrito a las acusaciones y a un cuestionario formulado por el fiscal Y ese mismo día, su abogado defensor, Juan Velázquez, informó que Echeverría se reservaría su derecho a declarar ante la fiscalía en relación con los hechos "No va a pasar nada, no le van a poder hacer nada", aseguró En esa que fue su primera comparecencia, Echeverría entró y salió por la puerta trasera de la sede de la fiscalía, sin ser visto por la prensa y sin emitir declaración alguna Pero el 9 de julio, cuando volvió a comparecer ante la PGR para conocer otra acusación en su contra por la represión de la marcha estudiantil el 10 de junio de 197 ?cuando ya era presidente de México--, la historia fue diferente Aunque en esa ocasión llegó a la fiscalía con dos horas de anticipación para no ser abordado por la prensa, el exmandatario salió por la puerta principal del inmueble con la intención de emitir una declaración que fue acallada al grito de "¡asesino, asesino!" por activistas y familiares de las víctimas que exigieron castigo para Echeverría, quien tuvo que ser regresado en vilo por su escolta al edificio, no sin antes responder a un reportero que el repudio de los ahí presentes era "correspondido" Por su lado, otro indiciado dentro del proceso, el exregente del Distrito Federal Alfonso Martínez Domínguez, informó, a través de su abogado Raúl Guerrero Palma, que pedirá ampliar el plazo para contestar el cuestionario que se le hizo en torno a los mismos temas que a Echeverría El motivo, según dijo Guerrero, es el delicado estado de salud de Martínez Domínguez "Ha contestado algunas preguntas, pero no todas, su estado de salud continúa delicado y el proceso ha sido lento, de manera que seguramente se tomará más tiempo de los 30 días hábiles solicitados el día de la comparecencia", puntualizó

Comentarios