Acepta el sindicato del Metro retomar las negociaciones con el GDF

miércoles, 14 de agosto de 2002
México, D F- El jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, dijo estar completamente dispuesto a asumir el costo político de enfrentarse a las presiones de los "líderes charros" del sindicato del Metro, quienes habrían amenazado con paralizar el servicio de las once líneas del sistema No habrá concesiones, prebendas, ni privilegios a estos líderes que no trabajan, ni nunca han trabajado por sus representados, enfatizó En tanto, el subsecretario de Gobierno, Alejandro Encinas, informó que luego de la ruptura de pláticas anunciada el martes, el sindicato del Metro aceptó retomar las negociaciones a partir de las 17: 00 horas del jueves, a fin de conjurar la posibilidad de un nuevo paro de labores como el de la semana pasada De nueva cuenta, los conflictos con los trabajadores del Metro fueron el tema de la conferencia que el jefe de gobierno ofrece cada mañana Habitualmente mesurado, en estas últimas ocasiones ha sido más elocuente para decir, en todos los tonos posibles, que no cederá ante las presiones del líder del Metro, Fernando Espino, quien el martes rompió las negociaciones con el gobierno local debido a que se le citó a declarar como indiciado ante la Procuraduría López Obrador insistió en que no está en contra del sindicalismo, sino de los líderes que hacen uso de los sindicatos para sus propios intereses y se enriquecen a costa del trabajador Diario los veo por la ventana ?dijo-- pasar con sus autos y sus séquitos rumbo a sus residencias en Las Lomas Nunca han vivido del salario, como un trabajador, y por eso estamos en contra de líderes así, señaló "Si nos dejamos presionar, chantajear, pues no vamos a servir para nada, no vamos a tener autoridad Ya en ese caso, pues mejor le decimos al señor Espino que nombre al director del Metro y que él se haga cargo, así como que tenga sus trenecitos --como esos de juguete--, pero eso no es posible no vamos a aceptar, porque si no para qué estamos aquí de florero, de adorno" A pregunta expresa, dijo estar dispuesto a asumir el costo de no permitir las presiones del sindicato, ya que mucha gente no tiene claro el trasfondo político de un eventual paro en el servicio Agregó que su gobierno está preparado para brindarle transporte a la gente y enfrentar cualquier situación "Cuando hablas de costo político --le dijo al reportero que abordó el tema-- creo que es más importante que esto se ventile que la gente esté informada", si no, "vamos a ser siempre rehenes de intereses de grupos, de mafias, de corruptos; vamos hablando las cosas" Sobre el tema, el subsecretario de Gobierno, Alejandro Encinas, informó que, tras la ruptura de pláticas el martes, el sindicato del Metro aceptó retomar las negociaciones a partir de las 17: 00 horas del jueves, con el fin de conjurar la posibilidad de un nuevo paro de labores como el de hace una semana Encinas manifestó que aun cuando esto trae una señal positiva, el gobierno local sigue prepararado para enfrentar una emergencia derivada de la suspensión del servicio Algo importante fue que el sindicato ya reconoció que la mayoría de los puntos de su pliego petitorio fueron cumplidos por el gobierno local desde antes del paro de labores Encinas enfatizó --como lo hizo también López Obrador-- en el aumento salarial de ocho por ciento que los trabajadores recibieron este año, además de que se les proporcionan prestaciones superiores a las de ley, como un bono por mil pesos Según apuntó, es obvio que este movimiento no tiene un verdadero trasfondo laboral o de falta de seguridad en las instalaciones El motivo pudiera ser que Fernando Espino busca perpetuarse al frente del sindicato, puesto que las elecciones para nueva dirigencia ya se acercan De hecho, recordó, Espino liderea el sindicato todavía, gracias a una prórroga que le otorgó un tribunal laboral, pues debió dejar el cargo desde mayo pasado14/08/02

Comentarios