La ley, única moral del gobierno: Creel sobre "El crimen del padre Amaro"

jueves, 15 de agosto de 2002
México, D F- El secretario de Gobernación, Santiago Creel, con una denuncia penal en su contra por permitir la exhibición de la cinta "El crimen del padre Amaro" --demanda que corrió a cargo del activista Jorge Serrano Limón, quien incluso calificó de incompetente al funcionario--, afrontó las críticas con el postulado de que en México ya no hay lugar para la censura "Que quede muy claro, la censura ha terminado en este país y esperamos que sea para siempre", expresó y también puntualizó que para el gobierno de Vicente Fox la única moral política que vale es la aplicación de las leyes Añadió que "a eso nos debemos como gobierno legítimo" Creel comentó también que ya hizo saber esta postura al cardenal Juan Sandoval Íñiguez, quien se reunió el viernes pasado con el subsecretario de Asuntos Religiosos, Javier Moctezuma, y el director de Radio y Televisión, Manuel Gómez Además, Creel indicó que la Secretaría a su cargo invitó a la jerarquía católica a ver el filme y dar su opinión Precisó que varios obispos fueron invitados a una presentación "Estuvieron aquífueron varios de ellos y algunas otras personalidades católicas relevantes vieron la película, escuchamos sus comentarios sobre la misma", relató "Vamos a seguir en estrecha comunicación con la jerarquía de la iglesia católica, como lo estamos haciendo con todas las demás iglesias" abundó al respecto Pero el funcionario declinó dar su opinión personal sobre el filme de "El crimen del padre Amaro", ya que, dijo, se asume como secretario de Gobernación y no como crítico de cine Esta semana, el estreno de dicha película llevó al disgusto a organizaciones católicas, entre las que destacó la actitud de Pro-Vida, que incluso denunció penalmente a Creel, a Sari Bermúdez, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y Alfredo Joskowicz, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) Los opositores a la cinta argumentan que se viola la Constitución al manejar elementos que ofenden a los católicos

Comentarios