Con más ayuda, mi hijo no estaría muerto: madre de Suárez

viernes, 16 de agosto de 2002
México, D F- Aunque agradeció al presidente Vicente Fox porque "nos dio la ayuda que nos prometió", Guadalupe Medina, madre del mexicano ejecutado en Estados Unidos el pasado miércoles 14, resaltó que la vida de su hijo se habría salvado si todo el apoyo que obtuvo poco antes de morir se le hubiera brindado hace años "Como en algún momento me dijo mi hijo, si la ayuda hubiera llegado hace años con los otros presidentes, las cosas hubieran sido distintas", reclamó Guadalupe Medina Entrevistada en la funeraria de Piedras Negras, Coahuila ?lugar donde Javier Suárez Medina nació el 17 de junio de 1969 y de donde salió a los tres años de edad junto con su madre y cuatro de sus hermanos para ir a residir a Dallas, Texas--, donde es velado el cuerpo, la mujer insistió: "Mi hijo a lo mejor no estuviera muerto" Guadalupe Medina agradeció al presidente Fox por el respaldo legal y económico proporcionado y que legisladores de oposición consideraron como una mera actitud publicitaria del primer mandatario, quien además actuó de último momento La madre del mexicano ejecutado indicó que desde que su familia buscó a Fox los atendió, por eso consideró que el jefe del Ejecutivo hizo todo lo que estuvo a su alcance Después de apelar ante la Suprema Corte estadunidense por la sentencia dictada a Javier Suárez, a raíz del proceso que se le inició sin notificarle de su derecho a contactar al consulado mexicano, Fox se dirigió tanto al gobernador texano, Rick Perry, como a su homólogo en Estados Unidos, George Bush, para que accedieran a conmutarle la pena al mexicano Y pese a que constantemente se habla de una gran cercanía de Fox con Bush, su pedido no fue escuchado Por ello, el mismo día en que Javier Suárez fue ejecutado, el primer mandatario mexicano anunció la cancelación de la visita que planeaba realizar a Texas el próximo 26 de agosto Ante tal hecho, el vocero de la Casa Blanca, John Orr, aseveró que la decisión del presidente Vicente Fox de cancelar su viaje a Texas no afectará las relaciones con el gobierno de George Bush, pues el presidente norteamericano respeta la decisión de su homólogo y "amigo" El presidente Bush, agregó, "respeta al presidente Fox y los dos tienen una excelente relación profesional y una fuerte amistad que refleja los lazos entre sus dos países" Y en tanto tiene lugar el sepelio de su hijo, la madre de Javier Suárez pidió al diputado federal del Partido Acción Nacional (PAN) con licencia, Raúl Martínez González, que se movilice en el Congreso para que se utilicen los recursos legales pertinentes y se interceda a tiempo por los demás mexicanos sentenciados a muerte en Estados Unidos "Javier nos pidió que a través de su conducto se revisaran los casos de los mexicanos que se encuentran sentenciados a muerte, a fin de que si existen irregularidades en su proceso, se les salve la vida", dijo la señora Medina al dar a conocer una de las últimas voluntades de su hijo El compromiso de Martínez González al respecto fue que "seguramente los legisladores solicitarán una partida extra para la defensa de todos los condenados a muerte que se encuentran en prisiones de Estados Unidos" Javier Suárez Medina fue ejecutado en Texas, mediante una inyección letal, como se estableció en la sentencia que se le dictó por haber asesinado a un agente antinarcóticos estadunidense De esa manera se convirtió en el quinto mexicano al que se le aplica la pena de muerte en Estados Unidos desde que el país vecino reactivó ese castigo en 1976 La ejecución del connacional de 33 años pasó a ser la número 21 que se realiza en Texas en lo que va de 2002 y la número 277 desde 1982

Comentarios