"El caso del padre Amaro, recurrente en la Iglesia": Nueva Presencia

viernes, 16 de agosto de 2002
El obispo Ramón Godínez Flores, presidente de la Comisión de Educación de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), indica que El crimen del padre Amaro afecta la "imagen" del sacerdote mexicano, ya de por sí "deteriorada" con el reciente escándalo de los curas pederastas de Estados Unidos Pero lo que más le duele, dice, es que el propio gobierno mexicano haya aportado dinero para realizar la película "El gobierno no sólo dio el visto bueno a la película, para que se exhiba en las salas cinematográficas, sino que sobre todo aportó dinero para que se diera la filmación A mí me da mucha tristeza que se administre así el dinero de nuestros impuestos", afirma Godínez Flores ?¿Qué medidas tomará el episcopado mexicano para impedir la exhibición de la cinta? ?Al episcopado le corresponde animar a las organizaciones de laicos católicos Son los laicos quienes tienen que decir su palabra, no los obispos Con esta película está pasando lo mismo que con el programa televisivo Big brother, que fue igualmente condenado por organizaciones de laicos, como Pro-Vida, la Unión Nacional de Padres de Familia y A Favor de lo Mejor En entrevista telefónica, el también obispo de Aguascalientes y exsecretario general del episcopado indica que fueron justamente grupos de laicos quienes lo alertaron sobre la cinta: "Aquí conmigo acudieron padres de familia, pero sobre todo grupos de jóvenes para quejarse de la película Me hablaron muy molestos de su contenido y de que estaba hecha con dinero del gobierno Me comentaron que, en protesta, hasta pensaban abrir una página en Internet y cosas de ésas "Yo, francamente, no he visto la película, pero sí les dije: ?Escríbanle al secretario de Gobernación, díganle que con nuestros impuestos se está promoviendo la película Ustedes están en su derecho de hacerlo? De manera que les estoy dando todo mi apoyo" ?¿La Comisión de Educación que usted preside no piensa hacer un pronunciamiento al respecto? ¿El episcopado no piensa levantar la voz? ?Todavía no he planteado el problema a mis hermanos obispos Y ahorita no puedo afirmar que lo haremos, pero tampoco puedo decir que nos abstendremos de dar nuestra palabra Necesito primero reflexionar Con su voz baja y parsimoniosa, como si musitara una oración, Godínez Flores agrega que no elude la responsabilidad que le corresponde como encargado de la Comisión de Educación, sólo que en casos como éste, reitera, los obispos suelen dejar la iniciativa a los laicos: "A la Comisión de Educación le corresponde animar a los maestros del país para que se inspiren en los valores evangélicos Pero no acostumbro estar viendo películas para juzgarlas No, no, nunca ha hecho esto el episcopado mexicano Son los padres de familia y los grupos laicales quienes generalmente lo hacen Ellos nos comentan sus puntos de vista y nosotros los iluminamos" --¿A qué atribuye el que se haya filmado una película cuyo personaje central es un sacerdote que rompe el celibato? ¿Refleja una realidad? ?Mire, creo que esta película se hizo para ganar dinero, como ya antes se han hecho otras películas del mismo corte, pero sobre Cristo Creo que tenemos necesidad de guionistas de verdadero genio Esa profesión se ha deteriorado en una forma que da tristeza Y respecto de ustedes los periodistas, deberían dedicarse a cosas más positivas Presencia nueva El sacerdote Lauro Macías, líder de Presencia Nueva, la organización que aglutina a los sacerdotes católicos mexicanos que contrajeron matrimonio y que pugnan por el celibato opcional, afirma: "El caso del padre Amaro no es de ciencia ficción, de ninguna manera Refleja una situación que, por desgracia, se ha venido repitiendo dentro de la Iglesia católica" Agrega: "Como en esa película, yo conozco casos de sacerdotes que han orillado a su pareja a que recurra al aborto para disimular su relación Es más, sé del caso de la mujer de un sacerdote que hasta murió en el intento de abortar Y todo esto, obviamente, quedó muy oculto" Nadie mejor que Lauro Macías conoce sobre las reiteradas violaciones al celibato sacerdotal cometidas por los curas mexicanos A través de Presencia Nueva, lleva años luchando para que la Iglesia acepte con naturalidad esta realidad: "El celibato eclesiástico es una simulación Un elevado número de ministros no lo cumple y está en desacuerdo con él Una vez que pasa el fervor de la ordenación eclesiástica, el joven sacerdote se topa con la dureza de la realidad; con la exigencia natural de tener una pareja, y no sólo por la libido, que también influye, sino por la necesidad de apoyo que da una buena compañera para luego formar juntos una familia" Asegura: "Conozco casos de destacados jerarcas de la Iglesia que tienen su mujer, sus hijos, etcétera Ven a su familia con regularidad y la sostienen económicamente No puedo citar nombres por respeto a la vida privada Sólo lamento la profunda ceguera de la Iglesia que no quiere reconocer esta realidad Necesitamos ventilar esta verdad El mismo Jesucristo dijo que la verdad nos haría libres" Macías fue vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Católicos Casados, la cual, a su vez, está integrada a una confederación internacional que, por cierto, el próximo mes llevará a cabo su última reunión trianual, en la Universidad Carlos III, en Madrid, España "En todo el mundo, somos muchísimos sacerdotes católicos casados que pugnamos por el celibato opcional", dice Macías Señala que "la inmensa mayoría" de los sacerdotes que tienen pareja prefieren permanecer dentro de la Iglesia y llevar "una doble vida", puesto que, de salirse, les espera un futuro incierto: "Yo he conocido sacerdotes que se casaron y se salieron de la Iglesia Pero se encontraron con que, fuera de ella, no pueden obtener un decoroso medio de subsistencia He conocido sacerdotes que hoy son taxistas y torteros Este futuro aterra a la mayoría, por lo que prefieren llevar una doble vida" En suma, dice, El crimen del padre Amaro refleja la realidad de un clero al que se le impone un voto de castidad que generalmente no cumple, por lo que se ve obligado a vivir en la simulación "Un clero así, que debe soportar esa funesta e inhumana ley del celibato, es por lo mismo una especie en extinción; cada día se dan menos las vocaciones sacerdotales" (Proceso 1345/11 agosto 2002)