Nunca hubo más opción que Texcoco

viernes, 2 de agosto de 2002
"No te metas en problemas", le recomendó Julia Carabias a Víctor Lichtinger antes de dejar la Secretaría del Medio Ambiente, en noviembre del 2000, en referencia a la ubicación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México Luis Vera, asesor legal externo de Lichtinger, reveló a Proceso que en esa ocasión Carabias confió a su sucesor que la decisión del gobierno estaba tomada: Texcoco Lichtinger le manifestó a Carabias su preocupación porque resultaba muy complicado que el nuevo aeropuerto se construyera en esa zona Pero Carabias -dijo Vera- le insistió en que para el gobierno "no había vuelta de hoja" La decisión sobre el nuevo aeropuerto, se planeó para ser presentada a la opinión pública como resultado de un análisis "transparente" entre dos sitios: Texcoco y Tizayuca, a pesar de que el secretario de Comunicaciones y Transportes, Pedro Cerisola, condujo el proceso en total hermetismo a favor de Texcoco mediante el director de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Ernesto Velasco León, quien coordinó la información entre las dependencias involucradas, incluyendo a la Universidad Nacional Autónoma de México Después de por lo menos cuatro aplazamientos del anuncio, la Secretaría de Gobernación convocó a reuniones con los gobiernos de los estados de México, de Hidalgo y el del Distrito Federal, y Santiago Creel anunció que convocaría a "mesas de trabajo" para profundizar en el análisis técnico Sólo cabe en Texcoco El miércoles 17 de noviembre del 2000, Velasco León encabezó una reunión sobre aspectos aeronáuticos en el "espacio de diálogo" que Creel anunció como mesas de trabajo y que al final se realizó en un sólo día, en 16 horas A Velasco lo apoyaron Jorge Mandri, gerente de estudios aeronáuticos, y Ricardo Tapia, excoordinador de Programas y Presupuestos en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Estado de México y hoy director adjunto de nuevos proyectos de ASA Esa mañana, Mandri y Tapia fueron señalados por el gobierno de Hidalgo como promotores de Texcoco, por haber elaborado en 1995 el mismo proyecto para Ingenieros Civiles Asociados (ICA) Antes de entrar a la reunión, realizada en el salón Granada del hotel Nikko, Mandri dijo a la reportera que para ASA, el proyecto con mayor viabilidad aeronáutica era Texcoco, "pero falta que lo decida el alto mando" En un pasillo se encontraba Gonzalo Martínez Ulloa, otro asesor de Velasco León, quien comentó que el aeropuerto en el que ASA piensa tiene tres pistas para operaciones simultáneas y "sólo cabe en Texcoco" En la reunión, el representante del gobierno del Estado de México, el piloto Carlos Smith, presentó el proyecto Texcoco mediante láminas que -según Luis Miguel Hernández, representante del gobierno de Hidalgo- compartió con María Larriba, miembro de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), dependiente de la SCT Según el diputado priista Jesús Orozco Alfaro, presente en la reunión como presidente de la Comisión de Comunicaciones, Velasco León defendió el estudio de Mitre que diseñó la aproximación entre las tres pistas y que desde octubre de 2000 concluyó que la "alternativa Texcoco es tanto factible como deseable, y que proporcionaría una solución de largo plazo para el crecimiento del tránsito aéreo de la Ciudad de México sin trastornos significativos a las aerolíneas y al público usuario" Cruickshank, jefe del proyecto ambiental Desde abril último, Gerardo Cruickshank, director del Proyecto de Rescate Hidrológico Lago de Texoco, dijo a Proceso que Velasco León lo había visitado en su oficina para ofrecerle "todo lo necesario para que aceptara el aeropuerto en esa zona" Después de acompañar al gobernador Arturo Montiel en la presentación del proyecto del aeropuerto en Gobernación, entrevistado en su oficina el jueves 18, Cruickshank dijo que sigue en contacto no sólo con Velasco León y con Arturo Montiel, sino también con el titular de la SCT, Pedro Cerisola "Cerisola se convenció de que yo esté al frente del proyecto ambiental; él me lo ha dicho, y los del gobierno del Estado de México también" -¿Cuándo le comentaron que usted encabezaría el proyecto ambiental? -No puedo decir la fecha Me lo han comentado varias veces Hemos platicado y Cerisola está de acuerdo Pero no hay detalles Yo tengo mi proyecto ambiental, para eso trabajo Lo que quiero es que me den más recursos para fortalecer el desarrollo ambiental y hacer un parque nacional -¿Usted se lo dijo a Cerisola? -Claro, a él y a los funcionarios del gobierno del Estado de México Comentó que el gobierno del Distrito Federal miente al decir que el proyecto de rescate corre riesgos y que la capital se inundará con el nuevo aeropuerto "El Distrito Federal tiene intereses políticos, por eso dicen eso, sin saber" -¿Recibe recursos del GDF? -Sólo una compensación, porque les estoy permitiendo un relleno sanitario Renuente a hablar del aeropuerto, al final Cruickshank dijo que la de febrero no fue la única visita de Velasco León "Él y yo somos amigos Platicamos muchas veces Todos los días Me busca y platicamos Él hace todas las gestiones que quiera, porque le interesa Es el director de Aeropuertos, ese es su trabajo" La relación Cerisola-Velasco Cerisola, coordinador general de la campaña de Vicente Fox antes de llegar a la SCT, y Velasco León, nombrado director de ASA el 15 de diciembre del 2000 y hoy funcionario clave en la decisión del nuevo aeropuerto, formaron parte de ASA desde el sexenio de José López Portillo, cuando la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas (SAHOP) hizo público por primera vez el Proyecto Texcoco, el 20 de mayo de 1979 "Consistía en un gran aeropuerto que se construiría por etapas, llegando a su máxima capacidad con cinco pistas, cuatro de ellas operables simultáneamente Se construiría en el lecho seco del antiguo Lago de Texcoco, las cabeceras quedarían a por lo menos 5 kilómetros de zona habitada y se preservaría un área de protección con terrenos aptos para producción agrícola para evitar posibles invasiones posteriores", narra el libro La aviación civil en México, de la SCT En 1979, Velasco León era director de Obras de ASA y Cerisola llegó a la gerencia del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde estuvo hasta 1980 De ese año a 1982, el director general de ASA fue Jorge Cendejas, preso acusado por fraude en 1983 Ese año, Cerisola fue nombrado director de Transporte y Control Aeronáutico de la SCT, y Velasco León, subalterno de Cendejas, no fue alcanzado por el fraude y en 1995 volvió a ASA como subdirector de Construcción y Conservación, donde estuvo hasta 1996 En octubre de 1998, Velasco también participó en el congreso "Vuelta a la Ciudad Lacustre", en cuyas memorias se incluyó un artículo que el arquitecto tituló "Un cuento sin cuenta", en el que señala: "El detonador para reconstruir la zona lacustre, que abrió grandes extensiones de terreno al desarrollo urbano ribereño y que unen el lago Zumpango con el de Texcoco, separados mediante canales, fue la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México cerca de las instalaciones conocidas como El Caracol" Dos años después, Cerisola lo nombró director general de ASA y en él delegó el proceso para la ubicación del nuevo aeropuerto, y en las primeras presentaciones de los dos proyectos ante los expertos aeronáuticos, Velasco apoyaba la opción Texcoco Velasco y Cerisola también trabajaron en la Facultad de Arquitectura de la UNAM, de la que ambos son egresados Velasco León fue coordinador de la cátedra de diseño industrial en 1975 y director de Obras y Servicios Generales de 1997 al 2000 Cerisola -que según su perfil oficial, fue priista de 1976 a 1996, director comercial de Aeroméxico en 1985 y después de Planeación de Telmex- fue profesor de la Facultad de Arquitectura en 1984, pero sin título, ya que lo obtuvo en noviembre de 2000, cuando fue nombrado titular de la SCT Presentó la tesis Criterios para el diseño de espacios arquitectónicos necesarios para la instalación de centrales telefónicas, con el asesoramiento de Enrique Leal, actual director de la Facultad de Arquitectura Un mes antes, Enrique Leal presentó el proyecto arquitectónico desarrollado en el Taller Ciudad de México para construir el aeropuerto en Texcoco -rodeado de lagos y con una pista menos al planeado por Mitre-, que la Comisión Nacional del Agua encargó al arquitecto Teodoro González de León, quien a la postre se lo envió a Carlos Hank González Dychter, Mitre y el grupo mexiquense El informe técnico de Mitre Corporation, la empresa estadunidense de investigación aeronáutica que concluyó que Texcoco es el mejor sitio para el nuevo aeropuerto, mencionó a los funcionarios con los que se coordinó en su análisis, la mayoría vinculados con el Proyecto Texcoco y con el grupo político del Estado de México "En particular, Mitre da las gracias a los ejecutivos y técnicos que se mencionan a continuación: Agustín Arellano (director general del Seneam); Juan Antonio Bargés (entonces director general de Aeronáutica Civil); Patricio Chirinos (director de ASA en el 2000); Aarón Dychter; Alfredo Elías Ayub, Roberto Kobeh (representante permanente de México ante la Organización de Aeronáutica Civil Internacional); Jorge Mandri, Alba Luisa Martínez, Carlos Ruiz Sacristán; Raymundo Sánchez, Ricardo Tapia y Bulmaro Utrera" Dychter, subsecretario de Transportes desde diciembre de 1994 y ratificado por Cerisola en el 2000, fue quien contactó a Mitre Corporation "La SCT inició conversaciones con Mitre en julio de 1996 a través de su subsecretario Aarón Dychter () Dychter determinó que el gobierno federal necesitaba un análisis discreto e imparcial de las perspectivas aeroportuarias de la Ciudad de México", dice el informe En octubre del 2000, Mitre presentó las conclusiones de su estudio comparativo de factibilidad aeronáutica a favor de Texcoco y es el que sustentó el proyecto que presentó Montiel y que, encabezados por Cerisola, los expertos aeronáuticos calificaron el 20 de marzo como el mejor Según un documento de inteligencia de octubre de 2000 titulado "Tabasco: análisis de riesgos y líneas de investigación (Agenda de riesgos para la gobernabilidad"), los grupos políticos identificados con Hank, Miguel de la Madrid, Luis Echeverría, Manuel Bartlett, Emilio Chuayffet, Miguel Alemán Velasco y Roberto Madrazo, impulsan la restauración del autoritarismo y la recuperación del PRI en el 2003, y uno de sus "principales intereses económicos es la construcción del segundo aeropuerto de la Ciudad de México" (Alejandro Gutiérrez/SUR Proceso 38) Dychter, que desde 1998 compartió con Carlos Hank Rhon el Comité de Reestructuración del Sistema Aeroportuario, también negó que haya favorecido a una opción e insiste que la SCT analizó las dos El jueves 18, después de la reunión organizada por Segob, Dychter comentó que fue de buen nivel y que el gobierno federal no externó ventajas ni promovió alguno de los proyectos Luego, ante la acusación pública que hizo el gobierno de Hidalgo, en el sentido de que en el encuentro Dychter y Velasco habían reconocido que el proyecto histórico de la SCT era el de Texcoco, el subsecretario de Transportes sólo dijo: "El gobierno tendrá que aclararlo, si es que lo juzga necesario" Ante este panorama se eliminó la sorpresa en la decisión que se daría a conocer el lunes de septiembre del 2001: como advirtió Julia Carabias, "no hay vuelta de hoja": Texcoco (Proceso 1303)