Ciudad Juárez, donde la muerte tiene permiso

sábado, 24 de agosto de 2002
A diez años de la ola de asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, que a la fecha ha arrojado 257 muertas, el paisaje no podía ser menos alentador, pues la Sociedad Interamericana de Periodistas declaró la franja fronteriza como de "alto riesgo" En un reportaje publicado en la revista Proceso que empieza a circular a partir del domingo 25 de agosto, se narra un día en ese municipio fronterizo azotado por la violencia y el temor infundido por desconocidos homicidas que matan a plena luz del día Pero no sólo los cientos de asesinatos de mujeres es lo que preocupa a las autoridades, dice Proceso, sino la falta de identidad oficial de los pobladores de la extensa ciudad sobre el desierto, así como los asentamientos irregulares propicios para la ejecución, el secuestro, el asalto sexual Los sicarios usan los cuerpos inertes de sus víctimas para dejar mensajes De acuerdo con el reportaje de Proceso, los quemados llevan el mensaje de que el calor le llegará a alguien más arriba del asesinado; si lo taparon con una cobija quiere decir que el muerto protegía a alguien y éste ya no quería su protección Pero en el caso de las más de 250 mujeres asesinadas, nadie sabe cuál podría ser el significado oculto Algunas de las muertas de Juárez les faltaba el seno izquierdo cuando sus cadáveres fueron encontrados, otras estaban mordisqueadas, otras parecía que las habían metido al refrigerador antes de abandonarlas en el desierto Todo esto es para un poblador de la entidad un mensaje oculto que "ni ellas supieron"

Comentarios