Desplazados en Chiapas: Ópticas distintas

domingo, 25 de agosto de 2002
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- La víspera del arribo del experto en materia de desplazados internos de la ONU, Francis Mading Deng --quien visitó el país desde el 18 hasta el 25 de agosto--, el gobierno de Pablo Salazar y las ONG se prepararon para mostrarle al representante de Kofi Annan una versión distinta de la realidad que viven miles de indígenas que siguen hacinados en campamentos improvisados dentro de la zona de conflicto Mientras que el gobierno de Salazar asumió como "un gran triunfo" el retorno de cada grupo, al grado de encabezar cada acto con bombo y platillo, las ONG, principalmente el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (CDHFBC), denunció el hacinamiento, marginación y olvido en que sobreviven más de 12 mil "desplazados de la guerra" Hace unas semanas, el CDHFBC presentó su informe "Caminando hacia el amanecer", en el cual critica severamente a los gobiernos de Vicente Fox y de Pablo Salazar, y reporta un total de 2 mil 453 familias desplazadas, que aglutinan a unos 12 mil 80 indígenas en los municipios de Ocosingo, Marqués de Comillas, Maravilla Tenejapa, Tila, Cintalapa, Salto de Agua, Sabanilla y Villa Corzo Durante la actual administración han retornado a su lugar de origen al menos seis importantes grupos de indígenas desplazados de sus comunidades --dos de la Zona Norte, dos de Chenalhó y dos de otros municipios--; sin embargo, según Organismos No Gubernamentales, estos procesos se han dado sin que las causas de su desplazamiento hayan desparecido, particularmente por las amenazas de los grupos paramilitares El 28 de agosto del 2001 se efectuó el primer retorno: 62 familias de Chenalhó, de la organización llamada La Abejas, regresaron a sus poblados de origen, tras cuatro años de permanecer desplazadas, cuando sufrieron el ataque del grupo paramilitar de la zona, que dejó un saldo de 45 personas muertas Días antes el gobierno estatal impulsó la firma de un "pacto de no agresión" entre las autoridades constitucionales de Chenalhó, los líderes de las familias acusados de paramilitares y una parte de los desplazados En diciembre de ese mismo año se efectuó un retorno semejante, también sin la anuencia de un sector de Las Abejas, quienes consideraron que aún no había condiciones para ello, pues los integrantes del grupo que los atacó aún permanecían libres, y con ellos el cargamento de armas que utilizaron durante la matanza del 97 El 14 de febrero pasado, también por mediación del gobierno estatal, un sector de desplazados de Tila ?ubicado en el norte de la entidad- retornó Ellos huyeron de sus comunidades desde septiembre de 1995, cuando sufrieron ataques y emboscadas paulatinas por parte de los paramilitares de Paz y Justicia En julio hicieron lo propio, en las mismas condiciones, unas 12 familias de Sabanilla, municipio colindante con Tila, también con fuerte presencia de Paz y Justicia Otro sector de desplazados, expulsados de sus comunidades por presuntos motivos religiosos, retornó a sus hogares en el municipio de Las Margaritas Un mes antes, 12 familias de indígenas de Huitiupán regresaron a los poblados de donde habían sido expulsadas En Las Margaritas, el gobernador Pablo Salazar informó: "Hemos logrado el retorno de más de 2 mil desplazados en Chiapas en menos de un año y medio, y continuaremos trabajando al lado de las comunidades, a favor de la paz y la armonía que dé paso al desarrollo integral del estado" Por esas fechas, el 17 de mayo, el Centro Las Casas, que preside el obispo emérito Samuel Ruiz García, dio a conocer un amplio informe sobre los desplazados que existen en la entidad El documento precisa el número de personas y el lugar exacto de donde salieron y donde actualmente se ubican quienes permanecen bajo la figura de desplazados Señala los municipios de Tila, Sabanilla, Tumbalá, Salto de Agua, Yajalón, Marqués de Comillas, Ocosingo, Las Margaritas, e incluso Villa Corzo y Cintalapa, estos dos últimos lugares donde los desplazamientos de familias son recientes y por presuntos motivos religiosos En total, según el CDHFBC, se encuentran en esa situación 12 mil 80 personas De ellas, 3 mil 970 se ubican en la Zona Norte, amenazadas aún por el grupo paramilitar Paz y Justicia; otras 890 en la Selva, desplazadas por diferencias políticas; 774 en Las Margaritas, donde las expulsiones son por motivos religiosos, y 6 mil 332 de Chenalhó

Comentarios