Pablo Salazar sólo busca promover una "buena imagen" de Chiapas

domingo, 25 de agosto de 2002
* Aunque promueve el retorno de desplazados, dejó de atender las causas de la expulsión Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- El gobierno de Pablo Salazar, al conocer el informe del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDHFBC) sobre los desplazados en Chipas, dijo que su gestión ha realizado una importante labor política y social en los municipios más afectados para convencer a diferentes grupos de que retornen a sus lugares, brindándoles las garantías necesarias para que vivan con seguridad y puedan reconstruir en condiciones óptimas su estructura comunitaria Y en el marco de la visita del experto en materia de desplazados internos de la ONU, Francis Mading Deng, destacó que el gobierno de Chiapas "en ningún momento ha negado las causas de este conflicto y está consciente de la complejidad del fenómeno que enfrenta Sin embargo, garantiza el respeto a los derechos humanos en cada caso para con todos los indígenas" Según el gobierno de Salazar, el derecho constitucional mexicano no define ningún sujeto o circunstancia en que algún sujeto, individual o colectivo, se constituya en desplazado Tampoco existe alguna política pública que asuma o enfoque la existencia de desplazados, ergo, no hay diseño institucional de acciones para su atención En 1992, la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea General de las Naciones Unidas mandató a la secretaría general la elaboración de principios que señalaran derechos y garantías para la "protección de los internamente desplazados" En 1998, ésta presentó al Comité Permanente "Los principios rectores de los desplazamientos internos", que fueron asumidos y publicados en 1999 El gobierno chiapaneco los retoma en su calidad de principios jurídicos que orientan a los estados miembros, sin que se trate de una convención o tratado vinculante, y reconoce, identifica y atiende a los grupos desplazados en el estado Como los principios rectores definen la normatividad internacional de derechos humanos, y no especulando políticamente dónde empieza y dónde termina el estatuto de desplazados internos, el gobierno de Chiapas los hace propios Al hacer un análisis de los motivos que les impiden a estas familias retornar, y las condiciones en las que se dio el regreso a sus hogares de quienes determinaron el retorno, el Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria (CIEPAC) sostiene que en la actual política de gobierno para con los desplazados se están privilegiando los intereses económicos de quienes quieren promover un estado apto para la inversión "La mayoría de las bases zapatistas han optado por reubicarse, tomar tierras y formar nuevos centro de población, o mantenerse en los lugares de desplazamiento () los gobiernos han insistido en el retorno de los desplazados, pero sin desaparecer las causas que provocaron los desplazamientos", evalúa el CIEPAC Añade que el gobierno de Pablo Salazar ha logrado, en este marco, el retorno de casi la totalidad de los desplazados de Chenalhó "Si bien es cierto que ya no existen acciones armadas por parte de los paramilitares, jamás se ha informado de las armas decomisadas y no se han ejecutado órdenes de aprensión contra reconocidos líderes de esos grupos", señala el Centro Reconoce que para las personas que llevan más de siete años fuera de sus hogares, sin las mínimas condiciones para vivir, es una legítima demanda su retorno, "pero la forma en que se ha dado no es correcta En el caso de Chenalhó, se han creado contradicciones al interior de Las Abejas, colocando a quienes retornaron como ?progobiernistas?, frente a los zapatistas de la zona" Aunado a esta situación, en cada uno de los retornos se ha prometido indemnización por los daños, la entrega de sus antiguas tierras y castigo a quienes los sacaron de sus comunidades, "lo que no ha cumplido", sostiene el CIEPAC Añade que en esta política de retorno por parte del gobierno estatal, lo que "se observa es su preocupación por promover un estado apto para la inversión, en la que se deben desarticular a los actos que constituyen un obstáculo para crear esta buena imagen" En este marco, añade, lo que existe es un posicionamiento del Ejército Mexicano en 232 puestos militares, el incremento de patrullajes por parte de la Policía Federal Preventiva (PFP), pero en especial de la Federal de Caminos (PFC) "Hoy las nuevas ofensivas policiaco-militares contra el zapatismo ?-movimiento al que pertenece la mayor parte de los desplazados-- están disfrazadas de acciones para la defensa de los bosques, contra el robo de vehículos o la detención de migrantes centroamericanos", concluye el Centro Sin duda, las dos versiones sobre la situación de los desplazados, la oficial y la de las ONG, es la que vio Francis Mading Deng, el sudanés representante del secretario general de la ONU, Kofi Annan, experto en materia sobre desplazados internos

Comentarios