Una priista, operadora política de Fox

domingo, 25 de agosto de 2002
Con unas cuantas jugadas visibles, Elba Esther Gordillo ha empezado a sacar fruto de su antigua y cuantiosa inversión en el proyecto político que llevó a Vicente Fox a la Presidencia, cuyos orígenes se remontan a la creación del Grupo San Ángel Panegiristas y críticos trazan una cruda pintura de la líder moral del poderoso sindicato de maestros y secretaria general del PRI: ambiciosa, astuta, hábil, camaleónica, contradictoria, valerosa, eficaz La secretaria general del PRI se ha convertido en una mujer poderosa en el gobierno foxista Por las manos de Elba Esther Gordillo pasa casi todo: las reformas eléctrica, del Estado y la ley laboral; los acuerdos para el mejoramiento de la educación, así como la impresión y distribución de 78 millones de guías para padres de familia, en colaboración con Marta Sahagún y Televisa También la elección de candidatos a diputados de su partido para las elecciones de 2003 Ambiciosa, camaleónica, astuta, hábil, contradictoria, poderosa, así la definen distintos personajes que la han conocido Pero sobre todo oportuna en el juego político Manuel Camacho Solís la dibuja: "Es muy valiente en situaciones de extremo peligro, no se echa para atrás, lo que le da una ventaja sobre casi toda la clase política, que es muy cobarde Es una persona con una gran astucia política, sin duda, aunque no sé qué tan clara sea en términos de estrategias Es decir, sabe cómo actuar en el momento, cómo sacar provecho, cómo sobrevivir en el momento, pero no siempre piensa en las consecuencias de sus movimientos en el futuro" Elba Esther está consciente de sus grandes ventajas como operadora política, carencia que cuestiona entre los hombres de Vicente Fox Cuenta, en entrevista, que en dos décadas ha tejido relaciones con todos los partidos, con líderes de sectores sociales, empresarios, personajes como Carlos Salinas y Cuauhtémoc Cárdenas; intelectuales como Carlos Fuentes, Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze, lo mismo que con representantes de la jerarquía católica como el cardenal Norberto Rivera Pero sobre todo pregona la fuerza política que ha alcanzado mediante el sindicato más grande de América Latina, el SNTE, con 1 millón 200 mil afiliados, que al mes aportan casi 90 millones de pesos en cuotas George Grayson, profesor de la Universidad William and Mary, de Virginia, estudioso de la política mexicana desde hace 25 años, en una entrevista durante una breve estancia en México, manifiesta sin dudas que Elba Esther podría ser considerada "la mujer más poderosa de América Latina, porque maneja al sindicato más grande del continente, a través del cual ha establecido relaciones con personajes de otros países, lo que le ha dado enormes recursos económicos, así como influencia en todos los sectores de la política nacional" La dirigente sindical Impuesta en la Secretaría General del SNTE en 1989 por Carlos Salinas de Gortari, con el apoyo de Manuel Camacho Solís, Elba Esther logró su sueño, tantas veces frenado por su mentor Carlos Jonguitud Barrios "No permitió que llegara, por algo que se llama misoginia", dice hoy La historia sindical de Elba Esther Gordillo ?su cacicazgo, como lo llama Jesús Martín del Campo, exdirigente de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y uno de sus principales críticos de ayer y hoy? se remonta a la década de los setenta en la sección 36 de Nezahualcóyotl Ahí formó parte del círculo de estudios dirigido por el profesor del Partido Comunista, Armando Vázquez Sus compañeros la impulsaron a pelear por la delegación D-I-21 a principios de los setenta, y ya como delegada conoció a Jonguitud Barrios Protegida por Jonguitud, llegó a la Secretaría General de la sección 36; después ocupó la Secretaría de Finanzas y la Comisión Nacional de Vigilancia Vino después el movimiento magisterial de 1989 y Carlos Salinas aniquiló a Jonguitud Barrios con la ayuda de Gordillo Existen diversas versiones sobre su llegada a la dirigencia nacional del SNTE Una de ellas es que Jonguitud fue llamado a la Secretaría de Gobernación, donde le comunicaron que debía abandonar el sindicato y el país; cuando preguntó quién lo sustituiría, se abrió una puerta y apareció Elba Esther Jonguitud la acusó de traidora y dijo que no dejaría el sindicato Finalmente lo hizo A 13 años de distancia, Elba Esther comenta: "Es falso, totalmente falso Ni el maestro Jonguitud ni yo tuvimos comunicación alguna, no sé qué pasó por separado, pero puedo asegurar que nunca hubiera permitido que le plantearan ni siquiera que saliera del país" ?¿Se peleó con él políticamente? ?No, ni lo traicioné Nunca lo he agraviado ni lo haré Jesús Martín del Campo asegura que fue Manuel Camacho Solís quien la recomendó como secretaria interina del sindicato y negociadora con la disidencia Elba Esther lo refuta y aclara que fue Luis Donaldo Colosio quien la ayudó Su designación, dice, fue "una razón de Estado, conocía el magisterio y a la disidencia, y el país atravesaba por una grave crisis política" Ya en el sindicato, fue Camacho quien la ayudó a controlar la disidencia y puso a su disposición a algunos de sus asesores, como Ignacio Marván y Joel Ortega, quienes le recomendaron válvulas de escape: aceptar la participación de los disidentes en el comité nacional A partir de ese momento, Elba Esther formó su imperio y utilizó al SNTE para establecer relaciones políticas e intelectuales Al concluir su período en la Secretaría General, siguió trabajando desde la Fundación SNTE para la Cultura del Maestro Mexicano Martín del Campo define a Elba Esther como una mujer "extremadamente ambiciosa, ridícula, que conoció el poder cuando estaba en la Secretaría de Finanzas y le gustó, pero también como una buena embaucadora que se mimetiza, dependiendo de quien tenga al frente Es una mujer que tiene buen oído, pero no musical, sino para escuchar lo que el otro quiere y decir que está de acuerdo con él" Recuerda que en un intento por congraciarse con el sector intelectual, "pues es increíblemente inculta", realizó una comida en La Hacienda de los Morales, y su invitado especial fue Aguilar Camín, a quien dijo: ?Héctor, nos has inspirado mucho con tu novela Morimos en el Golfo? Aguilar Camín al instante le aclaró: ?Discúlpeme, pero yo no he escrito esa novela, yo escribí Morir en el Golfo?" El grupo Demetrio Sodi, actual senador por el PRD, compartió con Elba Esther la mesa de discusión del Grupo San Ángel en 1994, al que llegaron también Vicente Fox, Jorge G Castañeda, Adolfo Aguilar Zinser, Carlos Fuentes, Ricardo García Sainz y Bernardo Sepúlveda, entre otros Sodi señala que una muestra del entendimiento entre el presidente y Elba Esther "es que Fox nunca ha atentado contra el corporativismo sindical, le es cómodo, útil Con un sindicato independiente de maestros quién sabe si pudiera haber firmado el convenio que firmó con Elba Esther, no hubiera llegado a un acuerdo para la Ley del Trabajo si no es con el Congreso del Trabajo" Enfocando ahora su crítica al presidente, agrega: "Fox no representa el cambio profundo, mantiene intocable el esquema corporativo y no va a vulnerar la estructura priista, porque le sirve y le acomoda Puede gobernar con ellos" Jorge Eugenio Ortiz Gallegos, expanista que también participó en el Grupo San Ángel, apunta una coincidencia que fortaleció la relación de Elba Esther con Castañeda y luego con Fox desde 1994: "Son afines sobre todo en su pragmatismo, y es ese pragmatismo el que finalmente los acerca con Vicente Fox, un hombre a su vez totalmente pragmático" "Hay una ventaja mutua", sostiene por su parte Camacho Solís, quien reconoce la habilidad de Elba Esther para aprovechar las amistades para su proyecto político, sobre todo en momentos políticos clave Recuerda que en el año 2000 Elba Esther dio muestras claras de su simpatía hacia Fox, e incluso, amparada en el Instituto de Estudios Educativos de América, del que es presidenta, lo invitó a presentar su proyecto educativo Sin embargo, no movió al SNTE a favor de Fox, sino que respondió al PRI, cuyo candidato era Francisco Labastida, a quien también le organizó un acto similar en plena campaña electoral Abunda: "Ella tiene una amistad con Vicente desde esa época, había simpatía Se da cuenta de que para su propia fortaleza era muy útil la relación con un grupo de ese tipo, lo entendió, lo trabajó y armó, pero no estaba dispuesta a exponer al sindicato en una campaña que no estaba resuelta Sin embargo, mantuvo durante ese tiempo la relación con Castañeda, con Aguilar Zinser y con el propio Fox" Camacho no la concibe fuera del PRI y tampoco en el PAN, pero advierte que la actual secretaria general priista habrá de tomar una decisión para diciembre próximo, cuando se definan los candidatos a diputados para 2003 "Toda esta idea de cogobiernos va a funcionar muy bien en términos de discurso, pero el tiempo va corriendo Si hubo un acuerdo político tendrá que estar perfectamente esclarecido Pero en diciembre Elba Esther tendrá que escoger si apoya a los candidatos del PRI o si apoya a Fox Y si apoya al presidente estará apoyando a los candidatos del PAN" Mientras tanto, advierte que los panistas ven con simpatía a Elba Esther porque observan que está ayudando al presidente "y piensan que están sacando ventaja mutua" La amnesia azul Pero no todos los panistas están de acuerdo con la imagen democrática de Elba Esther, y tampoco la defienden como lo hizo su dirigente nacional Luis Felipe Bravo Mena, quien el martes 13 declaró: "Me parece que son muy sectarios y muy ciegos, muy miopes y francamente antipatrióticos, quienes la critican por apoyar un gran proyecto nacional", en referencia al acuerdo de mejoramiento educativo Guillermo Luján Peña, exdirigente del PAN en Chihuahua y hoy coordinador de la bancada panista en el Congreso del Estado, recuerda el papel de la maestra en el fraude de las elecciones locales de 1986 y afirma: "Elba Esther participó activa y descaradamente en ese cochinero" En entrevista telefónica, Luján dice que en esa entidad es famosa Elba Esther Gordillo porque "mediante sus llamados promotores de voto, provenientes del sector magisterial, operó el fraude del PRI, por lo cual recibió un premio: fue nombrada delegada de su partido en Chihuahua para las elecciones de 1988" Y entonces, con Roberto Madrazo, "montó una obra maestra de logística y tramoya para Carlos Salinas de Gortari, descansando la parte operativa en las secciones octava (federal) y 42 (estatal) del SNTE, encabezadas, respectivamente, por Carlos Barranco y por el diputado local Justo Jáquez" (Proceso 595) Por eso, Luján es categórico: "Elba Esther es una mapache de las grandes, al igual que Manuel Bartlett y Manuel Gurría Ahora se anda arrimando a donde calientan las gordas, anda muy cercana a Vicente Fox" Javier Corral, senador chihuahuense, también recuerda la "actuación lamentable" de Elba Esther, quien utilizó el SNTE "no como promotor del voto, sino en operaciones fraudulentas" La diputada federal María Eugenia Galván Antillón, que en 1986 era directora del departamento de Gobernación del ayuntamiento de Chihuahua, presidido entonces por Luis H Álvarez, remata: "Así fue: Elba Esther fue una mapache electoral que ejerció una dictadura sindical en el magisterio Ahora quiere ganarse el favor del presidente de la República, pues es obvio que su pretensión es afianzar su poder Por eso también utilizó el SNTE en su fórmula con Roberto Madrazo para ganar la dirigencia nacional del PRI, pues el magisterio es uno de los más poderosos en América Latina" La vieja amistad Elba Esther recuerda que en los sexenios de Salinas y Zedillo tuvo etapas duras y complicadas para ella y el SNTE Dice que Manuel Bartlett ?hoy su principal opositor para lograr la aprobación de las reformas foxistas al sector eléctrico ?, siendo secretario de Educación, la sorprendió cuando le anunció por teléfono que se pondría en marcha la descentralización educativa A lo cual contestó: "Me encontrará en la calle protestando" Finalmente, la ley de educación se aprobó en el Congreso después de una negociación de dos años Continúa: "Más adelante, con Zedillo, se vino una situación complicada, una disputa dura, cuando firmé el acuerdo nacional para la modernización educativa No se cumplió, alcé mi voz en el Senado y denuncié que no habíamos cumplido con el proyecto social de la nación ¿Y qué sucedió? Nada, mis compañeros guardaron silencio y fue un panista, Felipe Calderón, quien me dio la mano" Con Fox en la Presidencia le ha ido mejor: su exjefe de prensa en el SNTE, José Luis Sosa Plata, ha sido colaborador cercano de Marta Sahagún en la fundación Vamos México Y Benjamín González Roaro, quien formó parte del comité ejecutivo nacional del sindicato magisterial, hoy ocupa la dirección del ISSSTE, desde la cual ha colocado a profesores de las 64 delegaciones estatales Manuel Camacho Solís de nuevo la describe: "Creo que su proyecto político es ella misma y el sindicato, y sabe que jugando así le ha dado fuerza a su gente, que le va sacar dinero al presidente y que se va a proteger frente a las oposiciones Y que, en la próxima jugada, ella será uno de los factores centrales" (Con información de Pascal Beltrán, Antonio Jáquez y Rodolfo Montes)