Una belleza apabullante, una personalidad magnética

lunes, 26 de agosto de 2002
México, D F (apro)- María Felix se caracterizó por su belleza apabullante, magnética personalidad, carácter duro, temperamento arrollador e inteligencia singular Nació en el barrio de La Colorada en la ciudad de Alamos, Sonora, el 8 de abril de 1914 Fue hija de Bernardo Félix, quien según la página de Internet de la actriz tenía sangre yaqui, y de la hija de vascos españoles Josefina Güereña De su niñez dijo a los medios en varias ocasiones: "Nunca me gustó jugar con muñecas: prefería ?echar volados? con los vendedores de helados, asistir a los partidos de futbol, a las corridas de toros y trepar a los árboles" Cuando a su papá lo nombraron director de la Oficina Federal de Hacienda en Guadalajara, se trasladó con su familia a Jalisco Ahí, por su belleza, la eligieron reina de los estudiantes de La Perla de Occidente Conoció en una fiesta de disfraces a Enrique Alvarez, quien pidió su mano, pero los padres, que se opusieron, no asistieron a la boda Tuvo a su hijo Enrique Alvarez Félix y luego se divorció La Félix viajó a la Ciudad de México y su exesposo Enrique Alvarez le quitó a su hijo Tardó años para recuperarlo El cineasta Fernando Palacios fue su descubridor Un día, caminando por las calles de Palma, en el Centro de la Ciudad de México, María Félix, que buscaba empleo, se dio cuenta de que era observada y perseguida por un hombre Era Palacios, quien se acercó, según publicaron algunos diarios de la época, y le dijo: "Perdóneme que le hable sin tener el honor de conocerla, pero usted es la persona que necesito para una película" Ella se entusiasmó, pero primero quiso prepararse Estudió con diversos profesores arte dramático Hasta que Palacios, ya convertido en su agente, le mostró el guión de "El peñón de las animas" (1952), con la cual debutó como estelar, dirigida por Miguel Zacarías Compartió la actuación con el galán de moda, Jorge Negrete, con quien se casaría el 18 de octubre de 1952, matrimonio que duró poco más de un año, pues Negrete falleció en Los Angeles, California, el 6 de diciembre de 1953, tras una enfermedad hepática producida por los graves conflictos que tuvo como primer secretario general de la Asociación nacional de Actores Durante el rodaje, sin embargo, los intérpretes chocaron --¿Por qué tratas tan mal a la artista? --le preguntó su hermano David, y el "Charro cantor" le respondió: --Porque se cree la divina garza por ser tan bonita, pero no es todavía una actriz Se ha dicho que el rechazo de Negrete a la incipiente artista se debió a que no logró conseguir el papel principal para Gloria Marín, de quien estaba enamorado y con quien viviría más tarde Comienzo exitoso Desde el principio de su carrera impactó En todos los papeles los críticos de entonces decían que imponía su recia personalidad en todos los papeles que interpretaba Filmó 47 películas bajo la dirección de Julio Bracho, Emilio Gómez Muriel, Emilio "Indio" Fernández, Roberto Gavaldón, Fernando de Fuentes, Tito Davison, Fernando Palacios, entre otros Actuó también junto los grandes como Pedro Infante, Pedro Armendáriz, Arturo de Córdova, Víctor Junco, Enrique Rambal, Andrés Soler, Carlos López Moctezuma e Ignacio López Tarso Después de "El peñón de las animas" (1952) trabajó en "María Eugenia" (1942), "Doña Bárbara" (1943) --de donde se le quedó "La Doña"--, "La china poblana" (1943), "La mujer sin alma" (1943), "La monja Alférez" (1944), "Amok" (1944), "El monje blanco" (1945), "La devoradora" (1946), "La mujer de todos" (1946), "Enamorada" (1946), "La diosa arrodillada" (1947), "Río Escondido" (1947), "Que Dios me perdone" (1947), "Manclovia" (1948), "Doña Diabla" (1948), "Mare nostrum"(1948), "Una mujer cualquiera" (1949), "La noche del sábado" (1950), "La corona negra" (1951), "Mesalina" (1951), "Hechizo trágico" (1951), "La pasión desnuda" (1952), "Camelia" (1953), "Reportaje" (1953), "El rapto" (1953), "La Bella Otero" (1954), "French Can Can" (1954), "Los héroes están fatigados" (1955), "La escondida" (1955), "Canasta de cuentos mexicanos" (1955), "Tizoc" (1956), "Flor de mayo" (1957), "Faustina" (1957), "Miércoles de ceniza" (1958), "Café Colón" (1958), "La Estrella vacía" (1858), "La cucaracha" (1958), "Sonatas" (1959), "La fiebre sube al Pao/Los ambiciosos (1959), "Juana Gallo" (1960), "La bandida" (1962), "Si yo fuera millonario" (1962), "Amor y sexo" (1963), "La Valentina" (1965) y "La Generala" (1966) En los años 70 participó por única vez en una telenovela, "La Constitución", que formó parte del ciclo de "telenovelas históricas" concebido por Miguel Sabido, quien se quejaba de que la actriz no la mencionaba nunca en su palmarés Agustín Lara Cuando la actriz estaba en el éxito, el actor Tito Novaro le presentó al compositor y cantante Agustín Lara y comenzaron un romance La pareja causaba sensación en donde se presentaba, según crónicas de la época Se les veía constantemente en la Plaza de Toros y se aficionó a la fiesta braba, al grado de que acudió a la corrida de Linares, España, donde "Manolete" fue herido de muerte por "El islero" Fue inspiración del músico-poeta veracruzano Lara le compuso una canción, "María Bonita", famosa en todo el mundo Otra melodía del compositor patentiza su amor, "Palabras de mujer" Tuvo amistad con varios pintores Diego Rivera la pintó, Frida Kahlo la dibujó en la frente de Diego José Clemente Orozco le hizo un retrato que le robaron a la actriz en un cambio de casa Leonora Carrington le realizó un tríptico en el cual "La Doña" aparece como sirena En Europa fue amiga de Jean Cocteau y Salvador Dalí, quienes también la dibujaron Leonor Fini le hizo cuatro retratos Tuvo un romance con el escritor Jean Cau Otras amistades fueron: Jean Genet, Pablo Picasso y Max Ernst Su última relación amorosa fue con el pintor franco-ruso Antoine Tzapoff, quien también la pintó en varias ocasiones Octavio Paz le prólogo un libro de fotografías que le hizo su hijo Enrique, y dejó una frase memorable: "María nació dos veces: sus padres la engendraron y ella, después, se inventó a sí misma" En cambio, el que editó Paco Ignacio Taibo I, "Los asombrosos itinerarios del cine, María Félix, 47 años por el cine" (1985) no gustó a la diva, quien también tuvo un desencuentro con Carlos Fuentes a raíz de la obra teatral "Orquídeas a la luz de la luna", donde el escritor intentó desmitifcar tanto a la Félix como a Dolores del Río La actriz reaccionó violentamente y le llamó "mujerujo", en respuesta a la caracterización que de las dos divas hacían dos actores-travestis en la pieza