El informe que viene

miércoles, 28 de agosto de 2002
México, D F (apro)- Pocas expectativas ha despertado hasta ahora el segundo informe de gobierno del presidente Vicente Fox, que presentará el próximo domingo ante el Congreso de la Unión Y es que desde hace mucho tiempo ?quizá desde el último Informe de José López Portillo, en el que anunció la expropiación de la banca-- los reportes presidenciales dejaron de interesar, al no contener nada novedoso y limitarse a hacer un resumen de lo que el mandatario en turno consideraba lo más importante que su gobierno había realizado en el último año de labores En los tiempos del máximo esplendor priista, los presidentes dejaban de hablar desde por lo menos un mes antes del Informe, y lo mismo hacían los secretarios de Estados y otros altos funcionarios Se abonaba así el terreno para que todos los reflectores los acaparara el presidente el primero de septiembre de cada año, y casi siempre en el Informe había el anuncio de algo nuevo que se emprendería al año siguiente Sin embargo, poco a poco se perdió esa costumbre y los informes dejaron de tener novedades Así, en los últimos años, una de las cosas que más atraía era la actitud que asumirían los legisladores de oposición y cuántas veces interrumpirían al presidente ?no con aplausos como antaño--, sino con gritos de protesta y otros signos de inconformidad De esta manera tampoco se esperan novedades en el próximo Informe El presidente Fox no deja pasar día sin asistir a algún acto o realizar una gira de trabajo, y en todas las ocasiones habla, sobre todo para dar a conocer lo que está realizando su gobierno, o justificar lo que hasta ahora no ha podido realizar Entonces no se sabe si esa será la misma tónica de su informe o se haya encontrado alguna nueva modalidad que le dé mayor interés a ese acto, en el que desde luego se esperan interrupciones de legisladores de PRI y PRD, sobre todo si se hace alguna mención a la reforma del sector eléctrico Quizá ese algo novedoso podría ser el anuncio de los nuevos proyectos del gobierno, después de que, como dijo el presidente Fox, los dos primeros años se los pasaron remendando lo que habían dejado mal los priistas Tocarían entonces los tiempos de la construcción A ver si es cierto