En el "gobierno del "cambio", nada nuevo: Carrillo Castro

miércoles, 28 de agosto de 2002
A Fox le falta realismo y práxis política, dice el candidato a presidir el INAP México, D F- Candidato a la presidencia del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), Alejandro Carrillo Castro, afirma tajante que en el "gobierno del cambio" que encabeza Vicente Fox, no hay nada nuevo Es más, dice en entrevista, el cambio de tipo administrativo que pensó el presidente de la República que podría ofrecer y conseguir, no lo podrá concretar porque los tiempos políticos ya se le vinieron encima y las prioridades son otras "Mi impresión es que el cambio administrativo que Fox ofreció no se pudo concretar desde el principio del gobierno por tres razones fundamentales: no tener mayoría en el Congreso, no contar con instrumentos jurídicos que avalen sus reformas y la falta de realismo y experiencia política" El INAP por primera vez en su historia ?creado hace 48 años? será sometido a un proceso de votación interna entre sus integrantes el próximo jueves 29, para elegir al que será su presidente para el bienio 2002-2004 La planilla que encabeza Carrillo Castro, excomisionado del Instituto Nacional de Migración y exdirector del ISSSTE, está integrada por funcionarios y exfuncionarios de la administración priista Entre otros, Sergio García Ramírez y Raúl Sánchez Angeles, quienes actuarán como vicepresidente y tesorero, respectivamente, si este jueves 29 de agosto resultan ganadores de las elecciones en el INAP Como consejeros en esa planilla actuarán Miguel Alemán Velasco, Gloria Bradefer Gildardo, Héctor Campero, Francisco Casanova, Miguel de la Madrid Hurtado, Alfredo del Mazo, Regina Reyes Retana, Enrique Salazar Abaroa, Felipe Solís, Diego Valadés y María Elena Vázquez Mota La otra planilla contendiente está integrada por el también priista José Chanés Nieto, quien ha sido catedrático del INAP por algunos años y afirma que con su programa de trabajo pretende eliminar el continuismo de administraciones pasadas y el "dedazo" en el instituto En la plática con el reportero, Carrillo Castro hace una profunda reflexión sobre el actual sexenio, al cual, insiste, le hace falta realismo y práxis política; hace un comparativo entre lo que es la administración pública y la privada, de donde proviene el actual presidente de la República "En la administración pública, a diferencia de las administraciones privadas, las funciones de gobierno ya están muy claramente diferenciadas" Además de ello, dice, la función legislativa la ejerce un cuerpo colegiado que se elige directamente y de manera distinta al presidente "Ya un presidente, por mucho que llegue con mayoría de votos, aunque sea relativa, requiere para que pueda conseguir muchos de sus cambios estructurales que ha ofrecido en campaña, contar con leyes o con instrumentos jurídicos, sobre los cuales el ya no puede ir directamente a ordenarlos, dependen de otro poder y si ese poder no cuenta con la mayoría mínima, es decir el 50 por ciento más uno, ya no le da lo de mayorías calificadas para modificar la Constitución Con mayoría simple, ya no puede concretar en la práctica muchas de las ideas y muchas de los proyectos que seguramente y de forma legítima, pudo haber pensado lo que tendría que hacer (Vicente Fox)" El no haber previsto que para realizar una serie de cambios en la estructura administrativa que ofreció al principio de su sexenio, denota que "hay una falta de realismo o falta de experiencia política", pues invariablemente se debe tener el apoyo de la mayoría en el Congreso para modificar las leyes correspondientes" Precisa que la primera ley que tuvo que adecuar fue la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, pero en la iniciativa de esa ley no se aceptaron las reformas en un 80 por ciento "Sólo se le aceptaron tres o cuatro (cambios): la creación de la Secretaría de Seguridad Pública, algunas modificaciones, cambiarle el nombre a la Secofi por Economía, hacer algunos cambios menores" En ese sentido, anticipa que "este sexenio --como no lo fueron los anteriores desde Ruiz Cortines hasta Echeverría?no será de grandes cambios administrativos" E insiste: "No se puede anunciar una gran reforma administrativa, modernizante y simplificadora en la administración pública ?que no es empresa privada, aclara-- si no se cuenta con la mayoría del Congreso; es anunciar algo que no se puede hacer Y eso ya no se hizo en esta administración" --¿Es inexperiencia o falta de visión del gobierno de Fox y sus asesores? --Las dos cosas Hubo un exceso de confianza y desconocimiento de estas cosas y decir, como ganamos la elección del gobierno, el Ejecutivo Federal entonces podrá hacer muchas cosas aunque no se gane la mayoría en el Congreso Eso si es inexperiencia y falta de previsión Afirma que los actuales funcionarios gubernamentales han querido salvar ese obstáculo por la vía de las facultades reglamentarias que la propia Constitución le da al presidente Sin embargo, recuerda que las tres veces que lo han querido hacer la Corte ha dicho que no se puede o que se excedieron, porque esa es una facultad del Congreso "Una de las cosas que está aprendiendo este gobierno es que en la administración pública en un sistema federal y en un sistema de reparto de poderes o de funciones como el de México, se tiene que buscar la conjunción del que autoriza las leyes" El candidato a la presidencia del INAP destaca que como tarea primordial que tendría que realizar el nuevo comité directivo, es hacer una revisión a fondo de los estatutos del organismo, con el objeto de actualizar sus objetivos y modernizarlo Durante la trayectoria del INAP, éste ha sido catalogado como un refugio de exfuncionarios de viejo cuño, que sólo servía a los intereses de las administraciones priistas Carrillo Castro aclara que el giro que ha dado el instituto es tal que asesora a funcionarios ?de cualquier extracción partidista-- de los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), porque la infraestructura con que cuenta el INAP permite realizar análisis serios y diagnósticos para la solución de problemas relativos a la administración pública Lo importante de las elecciones en el INAP, es que se está colocando a este instituto dentro de los parámetros de la democracia, dice Carrillo Castro, y quien resulte ganador de la contienda electoral tendrá que llamar a la cohesión y unidad de todos los integrantes del organismo, concluyó

Comentarios