Análisis Político: Segundo Informe, logros y pendientes

sábado, 31 de agosto de 2002
México, D F (apro)- Antes de partir a Sudáfrica, a otro de los viajes internacionales que tanto lo seducen, Vicente Fox nos atiborrará de cifras que, como lo hacían los presidentes priistas --sólo que ahora con un aparato de marketing--, pretenderá ocultar la realidad de un país al garete El cambio ha sido para que todo siga igual O peor Un cambio hacia atrás En el segundo informe de gobierno de Fox habrá, aunque me gustaría equivocarme, lo mismo de siempre: el acartonado formato de la presidencia imperial --el PAN no consintió una reforma--, la transmisión televisiva para el lucimiento, las cifras que sólo exaltan logros, la nación que avanza El país de las maravillas ¿Logros? Muchos: Manejo responsable de las finanzas públicas, inflación a la baja que hace que los salarios recobren su poder adquisitivo, aumento de empleos, programas sociales, apoyo a la industria, combate a la corrupción y al crimen, paz social Sobre todo paz social Eso de lo que tanto alardeaban los gobiernos priistas Y sí: hay inflación a la baja mediante lo cual se busca compensar el poder de compra de los salarios; efectivamente, el manejo de la economía ha sido responsable, evitando la tentación del déficit inmanejable Sí, también, al menos en la superficie, se aprecia que los altos funcionarios no cometen latrocinios; a las policías federales se les aprecia movilizadas Se probó, por unanimidad, en el Congreso una ley para garantizar a los ciudadanos el acceso a la información pública y es inminente que Fox envíe su propuesta para integrar el órgano que garantizará el funcionamiento de ese marco legal Es un gran avance Otro que es fundamental: ya no hay partido de Estado a nivel federal, que avasalle la voluntad popular Se fortalece el equilibrio de poderes y los organismos autónomos La sociedad, al menos parte de ella, se mantiene alerta Son logros, sin embargo, que deben atribuirse a la sociedad, no al gobierno de Fox, que es democrático por la voluntad de los mexicanos Pero los pendientes son muchos, más, mucho más que los logros Si los electores evocan el rosario de promesas de Fox lo comprobarán Y eso no lo dirá Fox el domingo Los empleos logrados, que deben reconocerse, son apenas una tercera parte de los que se perdieron al inicio del gobierno; la inflación a la baja ha deprimido el mercado interno por órdenes de los organismos financieros internacionales; los programas sociales, para cada vez más pobres, son los mismos del priismo, sólo que con cambio de nombre Y el combate a los que saquearon el país en el pasado inmediato, impunes, incluyendo a Roberto Madrazo, con quien Fox ha llegado a un entendimiento Peor aún, la planta productiva nacional, sobre todo la pequeña y mediana industrias, sin apoyos, y los "changarros" que ofreció, en el olvido Ni planes, ni programas Sólo proyectos frustrados De la reforma fiscal al aeropuerto Y pleitos en el gabinete, de por sí de medio pelo La incompetencia política, pues El activismo ilegal de Marta Sahagún no puede verse como un logro Ese sí es un claro retroceso Tampoco podemos aplaudir que se haya disipado la relación perversa entre medios de comunicación y poder público Ahí está, latente, por el deseo de los medios de publicidad y por la tentación gubernamental de control Y si hay ejercicio de la libertad de expresión es más de medios que, como el caso del semanario "Proceso", tiene independencia económica, aunque desde el poder se procure controlarlos Habrá lectores que digan que el autor de estas líneas es injusto con un gobierno que enfrenta 71 años de gobiernos priistas A casi dos años de esta gestión, ese ya no es un argumento atendible La nueva alta burocracia debió haberse hecho del control del gobierno No lo ha hecho Y los resultados no son halagüeños Tampoco es atendible que se diga que el Congreso obstruye al presidente y su equipo Pese a la complejidad de trabajar con una distribución de poder dividido, en las dos cámaras, las iniciativas presidenciales han sido exitosas en casi el 90 por ciento Ha habido cambio, sí Pero los cambios no siempre son para bien Con Fox es el caso Comentarios: delgado@procesocommx 29/08/02