Elecciones al estilo cubano

miércoles, 7 de agosto de 2002
La Habana - En Cuba arrancó un proceso electoral que, todo apunta, culminará con la reelección de Fidel Castro como presidente del país por cinco años más Tal posibilidad da argumentos a los enemigos del régimen cubano para cuestionar el sistema electoral del Poder Popular, forma de gobierno establecida en la isla en 1976, y exigirle a Castro elecciones libres y transparentes, al estilo occidental Pero los partidarios del Comandante en Jefe en la isla sostienen que su sistema electoral y de gobierno es representativo y democrático, aún cuando algunos le señalan imperfecciones, que, dicen, deben ser pulidas sobre todo para después de la muerte del líder y la desaparición biológica de la generación que fundó la revolución El sistema del Poder Popular fue establecido en 1976, tras un año de experimentación en la provincia de Matanzas, y modificado en 1992 cuando se aprobó la ley Electoral que actualmente regula el proceso Para las elecciones, cada uno de los municipios es dividido en un mínimo de 30 circunscripciones, la que deberán elegir un delegado (concejal), el cual será miembro de la Asamblea Municipal Una asamblea de vecinos propone a viva voz y aprueba levantando la mano los miembros de la mesa electoral Después propone los candidatos a delegados La foto y la biografía de los candidatos a delegados, al menos dos por circunscripción, son expuestas en lugares públicos del barrio para que todos puedan leerlas El día convocado concurren los mayores de 16 años sin impedimentos legales, a depositar su voto directo y secreto en las urnas A diferencia de otros países, los miembros de los cuerpos armados, tienen derechos electorales, pueden elegir y ser electos Uno de los principios básicos que las autoridades cubanas gustan resaltar es que el Partido Comunista (PCC, único, en el poder), no postula Eso es cierto Lo es también que la mayoría de los delegados electos son militantes del PCC o de su organización juvenil, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) Estadísticas publicadas por estudiosos del tema ?que toman como fuente datos suministrados por la Asamblea Nacional-- señalan que de los 14 mil 533 delegados electos en 1997, un total de 11 mil 070 eran militantes del PCC (7618%) y mil 048 de la UJC (721%) "Eso es candela" Ser delegado no es precisamente un privilegio en Cuba, pues el electo no recibe remuneración por esa ocupación, la que debe alternar con las labores propias de su empleo y generalmente ocupar en ellas el tiempo libre En un país de precaria situación económica, el delegado debe gestionar para cada uno de sus electores necesitados venta de materiales para reparar sus casas, atender quejas de la población sobre la llegada tarde de la leche al punto de venta, la calidad del pan, los múltiples problemas de los deficitarios servicios a la población, entre otros asuntos "Eso es una candela, mucho trabajo de gratis, la gente exige mucho y el delegado no tiene recursos para resolver los problemas y entonces queda mal Por eso le gente no quiere ser electa, y los militantes (del PCC) no pueden negarse", opinó un elector que quiso conservar el anonimato Teóricamente, los opositores internos al gobierno pueden ser electos, pero cuando alguna vez muy aislada lo han intentado, los partidarios del gobierno han rechazado su candidatura en las mismas asambleas de base Los delegados deben ser electos por el 50% más uno de los electores, por lo cual se prevé siempre una segunda vuelta para las circunscripciones donde no se alcance esa cifra en la primera votación Esos delegados, electos cada dos años y medio, forman la asamblea municipal, la que cada cinco años hace propuestas para las asambleas provinciales y la Nacional Una comisión de candidaturas, integrada por representantes de las organizaciones sociales (todas afines con el gobierno), propone las candidaturas para las 14 asambleas provinciales y la nacional Lo hace sobre la base de los delegados y otras personas propuestas Todo ese proceso lleva unos dos meses y medio, de manera que la votación directa y secreta para delegados provinciales y diputados, se realizará en las actuales elecciones para el mes de enero Algunos han criticado que esas candidaturas son cerradas, o sea con el número de candidatos exactos a elegir, mientras que el gobierno ha llamado en los últimos años a la votación en bloque, es decir por todos, de manera de dar una visión de unanimidad política Después de electa la Asamblea Nacional, cuyo número de diputados con carácter nacional tiene que ver con la población (601 en la anterior legislatura), esta elige a su presidente, vicepresidente y secretario, así como a los miembros del Consejo de Estado La Asamblea, según la Constitución, es el máximo órgano de gobierno y legislativo del país, y se reúne ordinariamente dos veces al año, generalmente en julio y diciembre Cuando la Asamblea está en receso, la mayor parte del año, el poder reside en el Consejo de Estado, (31 miembros) cuyo presidente encabeza también el Consejo de Ministros (un presidente, cinco vicepresidentes, un secretario, 29 ministros y cuatro presidentes de institutos, con rango ministerial) Desde 1976 la presidencia del Consejo de Estado la ocupa Fidel Castro, además de ser Primer Secretario del PCC y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Anteriormente, desde su llegada al poder en 1959, fue Primer Ministro, cargo que desapareció en la nueva estructura "Intocable" pero "perfectible" La Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) debe ser en teoría representativa de los 112 millones de cubanos, meta que según algunos datos publicados por especialistas, no se ha alcanzado aún De los 601 diputados electos en 1998, un total de 166 (2762%) son mujeres; sólo 11 (183%) son obreros, 56 (932%) técnicos, 10 trabajadores administrativos (166%) y 6 estudiantes (1%) También del total de diputados 26 (433%) son miembros de las Fuerzas Armadas, 9 del Ministerio del Interior (150%) y 14 (2,33%) campesinos En contraste, 446 (7421%) son dirigentes en diferentes niveles Otro rasgo de la actual legislatura: de los 601 diputados, 431 son blancos, 76 son negros y 94 mestizos "No siempre las múltiples instituciones democráticas creadas por la revolución funcionan según lo previsto en el proyecto, ni de acuerdo con las definiciones políticas o las normativas existentes", señala el académico Luis Suárez en su libro El siglo XXI, posibilidades y desafíos para la revolución cubana Suárez, un intelectual plenamente identificado política e ideológicamente con Fidel Castro, admite que "en ocasiones, ello degrada el papel central que les corresponde desempeñar a los representantes directos de la ciudadanía" Una de las críticas desde posiciones de izquierda que tiene la representatividad y el poder real de la Asamblea es la devaluación de su papel frente a ciertas estructuras del Partido Comunista, de ahí que se evalúe la necesidad de que este transfiera crecientes cuotas de poder a los órganos de representatividad ciudadana La fragmentada oposición interna, ilegal pero tolerada, rechaza el sistema electoral y de gobierno cubano, el que considera "un circo" para validar el poder de Castro y sus seguidores Sin embargo, como la inmensa mayoría de la población, los disidentes concurren a las urnas a pesar de que el voto en Cuba no es obligatorio, pues encuentran en el acto del sufragio directo y secreto posibilidades de manifestar su desacuerdo escribiendo en la boleta frases antigubernamentales o simplemente dejándola en blanco Pero el número de boletas eliminadas por esos conceptos no es significativo En las últimas elecciones de 1997, el 336% de las boletas quedaron en blanco y el 164% tenían inscripciones o estaban mal utilizadas desde el punto de vista de la metodología En mayo último, la "democracia socialista", apellido cada vez mas utilizado para definir su entorno político, tuvo una dura prueba Acogiéndose a un precepto constitucional que exige 10 mil firmas para promover discusiones en el Parlamento que conlleven a cambios en la Constitución, un grupo de disidentes presentó el Proyecto Varela, avalado por 11 mil 200 firmas Este proyecto llamó a un referendum para aprobar leyes que permitan la libertad de prensa, empresa y asociación Igualmente pidió un indulto para los presos políticos El proyecto y las firmas, entregadas en mayo a la Asamblea, no han recibido respuesta explícita del Parlamento, aunque sí implícita: Los partidarios del gobierno, convocados por Castro, apoyaron una iniciativa de cambio constitucional promovida por ocho organizaciones sociales, que consagra al socialismo como "irrevocable" La iniciativa de las organizaciones fue apoyada por una multitudinaria manifestación, por un proceso de firmas que abarcó al 9938% de los electores cubanos y fue finalmente aprobada unánimemente por el Parlamento Así pues, mientras que los adversarios descalifican ese sistema electoral y de gobierno, los partidarios de la revolución cubana lo defienden contra el sistema del pluripartidismo, definido por Castro como "pluribasura" Ello no quiere decir que lo acepten como completo y definitivo, de ahí que se le adose un nuevo calificativo: "perfectible" "Desde que fui elegido diputado en virtud de la democracia como nosotros la entendemos, pienso que soy un signo viviente de la pluralidad de esta Asamblea, ya que he sido un hombre cuestionado por conflictivo, por criterioso, por libretero, o cuando menos por imprevisible", dijo el popular cantautor Silvio Rodríguez, en una sesión extraordinaria del Parlamento en junio

Comentarios