Los argumentos de Marta para anular su matrimonio religioso

miércoles, 7 de agosto de 2002
GUANAJUATO, GTO - Marta Sahagún solicitó ante el Tribunal Eclesiástico Interdiocesano del Distrito Federal la anulación de su matrimonio religioso con Manuel Bribiesca Godoy El argumento: ambos eran "muy jóvenes" al casarse y no estaban "plenamente conscientes" de los votos sagrados que hicieron, y también por el carácter "violento" y "machista" del todavía su esposo por la Iglesia Lo anterior lo establece en la relación de hechos entregada a ese tribunal, mediante la cual busca obtener la anulación de su boda religiosa, efectuada en 1971 en la iglesia de San José, en su natal Zamora Ella tenía casi 18 años y él 22 En el documento, dirigido al vicario judicial del tribunal, Gregorio Lobato Vargas, Marta hace un recuento de su infancia y su juventud, de su noviazgo con el doctor Bribiesca Godoy y los 27 años que estuvieron casados, hasta su separación y su divorcio civil Cuenta que tuvo una infancia feliz, con una familia estable; que fue estudiosa y alumna sobresaliente, por lo que sus padres le dieron permiso para viajar a Dublín, donde estudió inglés durante dos años Dice que el padre de Manuel, de igual nombre, tenía un carácter difícil, y que la práctica del catolicismo era llevada por ambos "con cierto aire de fingimiento" En ese tiempo, Manuel Bribiesca padre ya era un reconocido militante del Partido Acción Nacional, y en 1938 había hecho una huelga de hambre para que se reconociera el triunfo de su partido en la alcaldía de Zamora Respecto de Manuel hijo, sostiene: "Me parece que Manuel no fue un estudiante muy exitoso" Pero justifica su relación con él: era "un chico muy viril y atractivo, y por su carácter me pudo impresionar" Se queja de que, tras dos años de noviazgo, fue presionada psicológica y familiarmente para optar por el matrimonio Y afirma que los Bribiesca consideraron conveniente esta unión por el nivel socioeconómico de la familia Sahagún Jiménez La boda religiosa, insiste, se celebró sin que ambos "estuviéramos plenamente conscientes" del valor del sacramento Marta asegura que en la vida conyugal se dio cuenta de que su esposo tenía una personalidad muy diferente a la que había mostrado con ella en el noviazgo La pareja tuvo tres hijos E insiste en señalar "el carácter violento" y "la conducta machista" de Manuel Con el tiempo, Marta comenzó a participar en actividades sociales, religiosas y políticas Fue candidata a la alcaldía de Celaya Luego se integró como coordinadora de Comunicación Social de Vicente Fox, invitada por éste, en el gobierno del estado de Guanajuato "Fue verdaderamente heroico realizar las tareas de gobierno y de madre de familia" al mismo tiempo, afirma en el documento, una copia del cual le fue entregada a principios de 2001 a Manuel Bribiesca en Celaya, donde el matrimonio vivió durante 25 años En fecha posterior, el Tribunal Interdiocesano le mandó a Bribiesca un cuestionario Y por último le avisó que, "dados los hechos referidos", se consideraba conveniente someterlo a un psicodiagnóstico "para tener más elementos de juicio", examen que él mismo tenía que pagar Como testigos a su favor, Marta anotó a dos de sus hermanos; a su asistente tanto en la Coordinación de Comunicación Social del estado como en la campaña presidencial y durante los primeros meses en que fue vocera presidencial, Georgina Morris, así como a Felipe Arturo Camarena García, procurador de Justicia en el gabinete de Fox como gobernador y hoy secretario de Seguridad Pública de la entidad Anulación terrenal Entrevistado en su farmacia veterinaria de Celaya sobre las afirmaciones y juicios contenidos en la solicitud de anulación matrimonial, Bribiesca Godoy declara: "Mi pasado con Marta es un círculo que quedó cerrado A final de cuentas, si ella utiliza los recursos o el poder para anular el matrimonio, puede hacerlo Arriba es donde se lo van a reprochar, no aquí abajo" Convencido de que "no existen causas" para anular el matrimonio religioso, expresa su desacuerdo con la intervención "del obispo Onésimo Cepeda o del cardenal (Norberto) Rivera, porque se les olvida que tienen un pueblo de México con una fe enorme, y al cual no le pueden decir: a ti, primera dama, te anulo el matrimonio, y a otra gente, no" Dice que no responderá el cuestionario que le fue enviado y que tampoco contrató un abogado eclesiástico para su defensa: "No me interesa" Y relata: "En abril del año pasado ?dos meses antes de que Marta se casara por el civil con el presidente Fox?, mandé una respuesta con mucha dignidad, diciéndoles que la decisión está arriba En la Tierra me pueden hacer lo que quieran Es entendible que Onésimo Cepeda y el cardenal Rivera intervengan, porque les conviene; sé de muchos sacerdotes que han cometido errores Pueden estar acercándola al Papa, pero ése es su problema" ?¿Cómo está enfrentando usted el proceso eclesiástico? ?Ni voy a pagar abogados eclesiásticos ni voy a ir a México ni voy a perder el tiempo por cosas que les interesan a ellos Cuando nos casamos, nos casamos para toda la vida La verdad, si hay alguna causa o no, es su problema A mí si me quieren volver a hacer señorito, pues que me hagan ?¿No hará nada? ?Ni me preocupan ni me importan ni nada No voy a invertir dinero en algo que civilmente ya se dio Estamos divorciados, el ciclo terminó hace cuatro años ?¿Qué opina de lo que dice ella en el documento? ?Mi papá era un profesionista que nos dio perfectamente educación a 10 hijos; se dedicó a trabajar, fue hombre que se dedicó a la política, que defendió ideales Ve a Zamora y pregunta por las dos familias; allá te pueden decir Yo no voy a ofender a los Sahagún, los respeto La gente que nos conoce en Zamora te dirá Aclara que ni la excolaboradora de Marta, Georgina Morris, ni Felipe Camarena tienen la calidad para dar testimonio sobre su vida matrimonial, "porque yo ni los traté, fueron compañeros de trabajo de ella, pero nada más De lo demás, ¿qué te puedo decir? No quiero lastimar a mis hijos, ellos están alrededor de mí, me he acercado más a ellos Han sido dos años muy difíciles Llegó un momento en que tendré que volver a definir mi vida, reiniciarla" Comenta que entre sus planes está contender por la presidencia municipal de Celaya, aunque no por el PAN, partido al que acaba de renunciar: "No les voy a pedir permiso; yo no soy político de momento, ni comencé participando con Vicente Desde mi casa me enseñaron la política, y mi trabajo es el campo Convivo con gente muy amolada, y todo eso me ha dado la oportunidad de reaccionar, de buscar que el cambio efectivamente se cumpla" Entrevistado el día en que Juan Pablo II terminó su visita a México, Manuel Bribiesca no pudo callar: "Si en Roma no los recibió juntos, aquí se le plantaron al Papa Vea el poder que tiene Es una burla, una burla para los mexicanos"