El drama del fotógrafo del "halconazo"

jueves, 8 de agosto de 2002
Poco le importa a Armando Salgado, autor de muchas de las fotografías del "halconazo" del 10 de junio de 1971, que Luis Echeverría y Alfonso Martínez Domínguez se encuentren sentados en el banquillo de los acusados No quiere venganza, afirma, pues no hay forma de devolverle lo que le robó la tortura: la paz A sus 64 años de edad, Salgado vive fuera de la Ciudad de México Ha buscado distancia respecto de los recuerdos En 1971, Salgado había cumplido 33 años de edad y apenas cuatro como fotógrafo profesional Había trabajado para publicaciones mexicanas como Sucesos y Por qué y para la prestigiada revista estadunidense Time Life Roger Méndez, encargado de la edición de Por qué, ordenó a Salgado cubrir el 10 de junio la manifestación que marcaría el sexenio de Echeverría Salgado tenía experiencia Había cubierto el movimiento estudiantil de 1968, a partir de su comienzo, el 26 de julio Modesto, dice: "No puedo decir que tenga muy buenas fotos de esos días" Pero sus placas del "halconazo" son célebres ?¿Dónde se colocó usted para tomar esas fotos? ¿En qué posición estaba? ?Estaba cerca del cine Cosmos cuando se escuchó el alarido de Los Halcones Empezaba a salir la marcha de los maestros normalistas hacia San Cosme cuando tronó el alarido y ahí hice la fotografía que es más conocida ?¿Qué hacían Los Halcones? ¿Cómo se comportaban? ?Gritaban "¡Que viva el Che Guevara, cabrones!" Gritaban como locos, daban aullidos, alaridos, particularmente aquel halcón de la foto famosa, que venía justo hacia mí, para golpearme, pero la tunda le tocó a un compañero de la NBC "Posteriormente apareció la gente armada, muchos con garrotes Yo me había resguardado en la azotea de una casa de tres pisos porque Los Halcones estaban barriendo con todo Repartían golpes sin ton ni son Antes me había escondido en una vinatería, hasta que entendí que oculto no iba a tomar nada, me empujó la necesidad Cobraba por hacer fotos; si no tiraba, no cobraba nada Entonces, pedí a los dueños de la vinatería que abrieran un poquito la cortina, pero no querían Finalmente abrieron y me protegí bajo un portón donde había varios muchachos sangrando Se desató la brutalidad, el destrozo de carros, de vidrios Todo era como irreal Duramos un par de horas ahí escondidos "Cuando la cosa ya se puso pesada, subimos a la azotea para protegernos mejor Los Halcones venían tras de nosotros y de otros Con un colega, pedimos ayuda en un departamento Nos identificamos como periodistas y ahí nos quedamos un par de horas, hasta que se hizo de noche "Cuando llegué a mi laboratorio, en mi casa, revelé el material Luego vi en la televisión a Alfonso Martínez Domínguez diciendo que el hecho había sido solamente una refriega de estudiantes contra estudiantes, que no había ningún problema Pura mentira" ?¿A quién llevó las fotos? ?Al otro día, a primera hora de la mañana, las estaba entregando al portero del edificio del Time Life y a otros amigos, a Por qué, a mis cuates de la revista Siempre No tenía la costumbre de ponerle crédito, no pensé que fuera eso tan importante, mi nombre ?¿Cuánto le pagaron? ?Time Life me pagó muy bien; publicaron tres fotos y me dieron 3 mil pesos Por qué me dio 700 u 800 pesos, cuando más Y eso fue todo La pesadilla Mes y medio después, Salgado fue detenido por agentes de la Dirección de Investigaciones de la policía: "Cuarenta personas entramos a la cárcel y eso fue un tormento, una pesadilla" ?¿Por qué lo detuvieron? ?Porque por esas fechas empezaron a salir los trabajos que hice de Genaro Vázquez Rojas, en la sierra, que se publicaron en Por qué Durante 10 días me aplicaron el "pocito" y me despertaban a golpes Querían saber si yo era dirigente guerrillero, que si era el enlace de Genaro Vázquez en la ciudad "El jefe de Redacción de la revista trató de ayudarme También unos compañeros de Prensa Latina Ojalá y no les hubiera dicho que era de la prensa, porque me fue peor Me secuestraron en un carro, me patearon dentro, me tumbaron en el piso del coche, me pusieron un abrigo en la cara y casi me asfixian Posteriormente me di cuenta de que estuve en Tlaxcoaque También estaban torturando a otros, a muchísima gente" ?¿Qué información buscaban? ?Me preguntaban por un Alfredo Yo les respondí que conocía a muchos Alfredos Ya luego pensé que era Alfredo de la Rosa, quien me reveló todas las transparencias de Genaro (Vázquez) Me insistían en que yo era "el jefe" porque se dieron cuenta que me ablandaba, que me podían tronar ?¿Cuándo lo soltaron? ?Cuando vieron que ya estaba hinchado, muerto de frío sobre el piso de cemento Entonces apareció ante mí Miguel Nazar Haro Me dijo: "Mira, Armando, creo que no te voy a torturar, yo con esta agujita te voy a hacer hablar Decía que era un suero de la verdad Volvió a preguntar por Alfredo de la Rosa y yo le dije que sí, que él me había ayudado a revelar las fotos Preguntó si yo era el jefe de la guerrilla urbana y le respondí que yo no era nada de eso Yo fui a revelar las fotos de Genaro, eso no lo niego ni lo negaré nunca Le pregunté si iba a acusarme y me aseguró que no, que en este país había libertad de prensa A partir de eso terminaron los tormentos, la desnudez, las vendas, el deseo de morir Yo estaba bien cansado ?¿Nazar lo torturó en persona? ?No, me dijo que iba a meterme el suero de la verdad Luego me pidió que le explicara cómo era posible que él, teniendo 25 mil personas siguiendo a los guerrilleros, no podían dar con él, mientras que yo lo había conseguido Le dije: "Bueno, usted lo quiere matar, y yo sólo fui a tomarle fotos y a hacerle una entrevista" Luego me dieron de comer Se convencieron de que si yo fuera el cerebro de la guerrilla, no me tendrían, al menos vivo ?Después de eso, ¿qué fue de su vida? ?Me la echaron a perder porque no tuve oportunidad de trabajar Estaba fichado, nadie me daba trabajo Los norteamericanos no querían problemas con un personaje molesto para el gobierno No pude volver a la normalidad, así que me dediqué a ser ayudante de unos cuates que trabajaban en esa época para Excélsior y que me tuvieron consideración ?¿Qué piensa de la Fiscalía Especial para la guerra sucia y de la comparecencia de Echeverría? ¿Qué le diría a Alfonso Domínguez si lo tuviera enfrente? ?Mire, yo no quisiera tener enfrente a una persona como ésa, lo digo con toda honestidad Por eso creo que tiene mucho valor el fiscal ?¿Qué significa para usted que estén sentados en el banquillo de los acusados Echeverría y Alfonso Martínez Domínguez? ?No es para mí una venganza, sino lo que debe ocurrirles a los que tuvieron la responsabilidad Pero no creo que pase nada No creo que vayan a la cárcel, que es lo que se pretende, porque hubo muchos muertos, mucho dolor, mucha gente que perdió el trabajo, su identidad, gente que quedó traumada "Creo que los señores no tienen ninguna defensa Algo hicieron, ¿quién más pudo ser? Pero a mí el daño ya me lo hicieron Fui detenido y torturado No mentí: las fotos decían la verdad Yo no era un provocador, estaba donde la noticia, como cualquier periodista"

Comentarios