Político, el conflicto en el Metro: López Obrador

viernes, 9 de agosto de 2002
La investigación, hasta las últimas consecuencias: Bátiz México, DF - El jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, ironizó sobre la preocupación que, por primera vez en 22 años, los líderes de los trabajadores sindicalizados del Metro, "el hampa de la política", dicen sentir por la seguridad de los usuarios, y aseguró que el conflicto no es un asunto laborar sino político En tanto, el procurador capitalino, Bernardo Bátiz, advirtió que para sancionar a los responsables de la suspensión del servicio en las líneas 9 y B del Metro se llegará "hasta las últimas consecuencias", sin concesiones ni negociaciones López Obrador aseguró que el conflicto en el Metro es un asunto político, no laboral, ni de seguridad, detrás del cual está el "mandamás" priista del Metro, Fernando Espino Arévalo, líder sindical Y se burló: "¿De cuando acá un dirigente que tiene 22 años en esa organización se preocupa mucho por la seguridad de los usuarios? ¿Ustedes creen que si no hubiera problemas de inseguridad en el Metro no seríamos nosotros los más preocupados por todo lo que implicaría? Por razones obvias, si pasa algo, ¿quién es el responsable?, pues el gobierno De repente agarran la bandera de la seguridad, que les preocupa mucho y que son defensores de los usuarios del Metro" A decir del jefe de gobierno, la situación que se vive con los trabajadores del Metro "apunta a un problema político partidista y, sin duda, se trata de una lanzada contra el gobierno de la ciudad" instrumentada por el PRI No se vale, dijo, tomar de rehén un servicio básico para la ciudad para tomar ventaja en un asunto político electoral Con este paro de labores, apuntó, "la mafia de la política, el hampa de la política", quiere probar al gobierno del DF El motivo para atacar a este gobierno, dijo, es el de siempre: están "nerviosos" por el 2006, pues sus detractores temen que el jefe de gobierno se lance a la búsqueda de la presidencia del país Y sobre ese tema, como lo ha hecho en otras ocasiones, insistió: "Que me den por muerto" Al vivirse el segundo día de la suspensión del servicio en el Metro, con la consiguiente afectación para miles de usuarios, López Obrador reiteró lo dicho el jueves, en el sentido de que el paro laboral ordenado por el sindicato del Metro no tiene un sustento laboral ni tiene que ver con falta de seguridad en las instalaciones "Es un asunto político", aseguró En vista de ello, anotó, no "vamos a caer en la trampa" de actuar con autoritarismo ni de tomar represalias, aun cuando desde el punto de vista legal se seguirá actuando conforme lo ha determinado la Procuraduría local, explicó Tras reiterar que su gobierno ha cumplido con las demandas laborales de los trabajadores y atiende debidamente los problemas de seguridad en el Metro, López Obrador sentenció que tiene perfectamente claro que quien está detrás de todo esto es "el mandamás" del sindicato, Fernando Espino Arévalo, quien pertenece al PRI y lleva 22 años dirigiendo al gremio Enojado como pocas veces, pero con voz tranquila, dijo que no cederá a presiones ni a maniobras, pues de hacerlo, la mafia se apoderará del gobierno El cambio, entonces, no habrá servido de nada "Me doblo pero no me quiebro y me van a encontrar", amenazó A pregunta expresa, dijo no saber con precisión si este conflicto está gestado desde la cúpula priista, pero admitió que "es algo muy arriba y poco a poco vamos a ir sabiendo de qué se trata" No habrá negociación con esta mafia, advirtió López Obrador se cuidó bien de deslindar a los trabajadores de los manejos de lo que llamó el "hampa política", y señaló que contra ellos no tiene nada, pero contra los caciques sí No habrá represalias contra ningún trabajador, y aunque habrá conversaciones con Espino Arévalo no se harán negociaciones en lo oscurito, dijo Por su parte, Bernardo Bátiz manifestó que los responsables en la toma de instalaciones del Metro podrían ser acusados de colusión de servidores públicos y ataques a las vías generales de comunicación Ya se ha iniciado la averiguación previa, luego de que las autoridades del Metro ratificaron la denuncia de hechos presentada el jueves a primera hora Dicha denuncia, recordó, se presentó contra quien resulte responsable, en lo general, y contra Espino Arévalo, en lo particular, quien, para ser juzgado, tendría que perder el fuero de que goza como diputado local Finalmente, el jefe de gobierno del Distrito federal insistió en señalar que no se permitirá que la ciudad se quede paralizada por la falta de transporte y que hasta cuando sea necesario se dará el servicio gratuito con autobuses en las rutas afectadas por el paro Agregó que a partir de este viernes se preparará un programa que permita enfrentar cualquier contingencia que se presente

Comentarios