Fundamentalismo estilo Bush

miércoles, 11 de septiembre de 2002
París - "Me llama la atención comprobar que, un año después de los atentados del 11 de septiembre, los medios de comunicación dominantes ?de Estados Unidos y Europa?siguen sin interesarse en lo que piensa el "mundo árabe" sobre estos acontecimientos y la llamada cruzada antiterrorista lanzada por la administración Bush ¿Acaso no tiene valor alguno nuestro punto de vista? "Por supuesto, hay una que otra excepción, pero la tendencia general es no tomar en consideración nuestras reflexiones, Es grave que la opinión pública occidental esté tan desinformada", comenta Samir Amin Amin atiende a la corresponsal en su departamento parisino, donde pasa breve temporadas entre estadías en su ciudad natal de El Cairo y en Dakar (Senegal), sede del Foro Mundial de las Alternativas, que preside Economista egresado de La Soborna, este incansable intelectual árabe laico de 70 años lleva cuatro décadas analizando los problemas económicos y políticos del Continente Africano y del tercer mundo Los numerosos libros que escribió sobre estos temas, 24 de los cuales están disponibles en español, se han convertido en textos de referencia Miembro fundador del Foro Social Mundial de Porto Alegre, Amin pasa parte de su vida recorriendo el planeta para participar en conferencias y coloquios internacionales Múltiples son los intercambios con intelectuales y políticos del Medio Oriente, África y Asia Advierte: "El mundo árabe no es una entidad monolítica Esta integrado por países, pueblos e individuos muy diferentes, cuenta con corrientes políticas divergentes, como en cualquier otra parte del planeta Sin embargo, sobre algunos puntos muy específicos hay casi unanimidad El principal es el siguiente: el mundo árabe condena la explotación del 11 de septiembre por estados Unidos e Israel, su fiel aliado, y la califica de injustificada y criminal "Para los árabes, es más que evidente que Estados Unidos e Israel siguen con la misma estrategia de siempre en Palestina y que eso nada tiene que ver con la llamada cruzada antiterrorista lanzada por Bush Provoca rechazo, indignación y coraje la amalgama que hacen los dirigentes estadunidenses e israelíes al mezclar los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono con los que realizan los suicidas palestinos, "Es grave que la prensa occidental, no toda, tenga la misma amalgama y hable ?de lucha de Israel contra el terrorismo? No se puede invertir la situación de esa manera, Israel lleva 25 años ocupando los territorios palestinos, pero no hay que perder de vista que es un pueblo que se defiende contra una fuerza de ocupación Es perverso calificar a los palestinos de terroristas Los nazis también calificaron de terroristas a los resistentes franceses que cometían atentados en su contra Afirmar que Israel está asediado por el terrorismo es una estafa política, intelectual y moral" --¿La repercusión de los atentados del 11 de septiembre sobre la situación palestina es lo que más impactó al mundo árabe? --Por supuesto Para todos es claro que el 11 de septiembre sirvió de pretexto a Bush para reforzar la hegemonía estadunidense en Medio oriente y a Sharon para aplicar el plan sionista: exterminar pura y sencillamente a los palestinos o sacarlos definitivamente de su tierra --¿Todos piensan así en el mundo árabe? --Casi, sin excepción Los pueblos y los intelectuales lo expresan abiertamente Los gobernantes lo hacen en privado, porque no quieren ?molestar? a su amo o a su patrón, bueno ellos dicen a sus ?amigos estadunidenses? Para salvar la cara, intentan distinguir a Bush de Sharon Pero mientras más pasa el tiempo, más vanos son sus esfuerzos "Ese apoyo incondicional de Bush a Sharon resta credibilidad y legitimidad a la mayoría de los gobiernos árabes y da cada vez más fuerza a las corrientes islamitas Ese resultado es diametralmente opuesto a los objetivos que pretende perseguir la Casa Blanca con su lucha antiterrorista "El tono de la voz de Samir Amin se hace más firme: "No nos hagamos tontos: si Bush quisiera realmente acabar con el terrorismo haría exactamente lo contrario de lo que está haciendo No apoyaría a Sharon y no se aprestaría a atacar Irak ¿Usted me puede explicar qué consecuencias positivas tendrá una guerra contra Irak? Lo único que logrará será alimentar más al terrorismo ¿Cómo no pensar que Bush hace todo esto a propósito para disponer de un pretexto permanente de intervención? A esa conclusión se está llegando no sólo en el mundo árabe, sino también en Asia y África "La coartada ideal" En entrevista con Proceso a finales de enero (número 1316), Amin había expuesto en detalle lo que llama su "teoría de la guerra de Asia Central"; a lo largo de la última década, estrategas estadunidenses subrayaron la necesidad de que su país se implantara en Asia Central por razones económicas: controlar el petróleo y el gas del mar Caspio; y por razones políticas: atenazar a China, Rusia e India Según Amin, el 11 de septiembre fue la "coartada" idean para concretar esos planes estratégicos --Debo confesar que me sentí bastante solo cuando defendí esa tesis al principio de año Ahora me doy cuenta que la opinión pública árabe, africana, asiática "instruida", digamos, comparte mi punto de vista: ya nadie cuestiona el hecho de que desde el derrumbe de la Unión Soviética, mucho antes del 11 de septiembre, los estadunidenses tenían planeada esa guerra de Asia Central Ahora resulta evidente que su llamada lucha antiterrorista les permite instalarse ahí, etapa por etapa, en forma sistemática El 11 de septiembre y su "explotación" por la administración Bush plantean también, según Amin, toda una serie de interrogantes sobre el papel del "islamismo político", termino utilizado en los países árabes para designar al integrismo islámico "A lo largo de todos estos meses que siguieron a los atentados, la política estadunidense no ha cambiado en absoluto Washington sigue apoyando a las corrientes más radicales del islamismo político de Argelia y Egipto, por ejemplo Eso le permite contrarrestar cualquier veleidad de resistencia de los gobiernos de esos países ¡Qué quede claro! Soy bastante crítico de ambos, pero no puedo dejar de mencionar las presiones que Estados Unidos ejerce en su contra a través del islamismo político" --¿Actualmente Washington apoyaría a esas corrientes extremistas? -- Sin duda alguna: lo hace directa e indirectamente No hay que perder de vista que ideológicamente el islamismo político le conviene a Estados Unidos, a pesar de todos los discursos de Bush En su conjunto, las corrientes islámicas son movimientos reaccionarios que no cuestionan en absoluto el capitalismo salvaje ni la globalización neoliberal "Esas corrientes no llevan su lucha al terreno real donde se enfrentan los intereses económicos y sociales de nuestra época Se limitan a trasladar esa lucha en un campo cultural bastante abstracto: el de la religión Utilizan la religión en forma burda y vulgar para decir: somos distintos sólo porque somos musulmanes Insisto, para ellos no existen conflictos políticos o económicos entre clases sociales o naciones Esa ideología es el complemento natural del market fudamentalism (fundamentalismo del mercado) que es la Biblia de la política neoliberal" Explica: "¿Cuál es la base del market fudamentalism? La negativa categórica a tomar en cuenta los conflictos de intereses reales que oponen clases, pueblos o naciones, partiendo del principio de que el mercado en sí mismo puede resolverlo todo En un mundo cada vez más dominado por el mercado, en el que ese mercado pretende borrar todas las divergencias de intereses, ¿qué hacen los seres humanos, sobre todo las víctimas reales del market fudamentalism? Pues se replieguan sobre identidades reales o míticas: étnicas, seudoétnicas, paraétnicas, religiosas, seudoreligiosas, según las circunstancias () Es lo que me lleva a sostener que todos estos integrismos, el del mercado y los demás: el musulmán, el hindú, que está ampliamente representado en la administración Bush, son completamentarios Participan en la misma negación férrea de los conflictos reales" (Extractos de la edición especial número 10 de Proceso/ septiembre 2002)

Comentarios