Los señores de la guerra del gobierno de Bush

sábado, 14 de septiembre de 2002
Petróleo y negocios militares son los verdaderos intereses que están detrás de una eventual ofensiva estadunidense contra el gobierno de Saddam Hussein, asegura a la revista Proceso William Hartung, director del Centro de Investigación sobre Comercio de Armas del Word Policy Institute, en una entrevista que se publica el domingo 15 de septiembre El experto hace referencia a la presencia de destacadas personalidades relacionadas con la industria militar en el gabinete de George W Bush, así como a la existencia de millonarios contratos en la materia En la actualidad, allegados al mandatario estadunidense tienen injerencia en áreas estratégicas de la defensa y seguridad nacionales Según lo revelado por William Hartung a Proceso, al presidente George W Bush no lo mueve únicamente velar por la integridad de la población y su dudoso empeño en preservar la paz en el mundo Atacar a Hussein representaría para Estados Unidos una nueva oportunidad para utilizar sus "juguetes bélicos", además del botín que significaría el hecho de que Irak cuenta con las terceras reservas de crudo más grandes del mundo, dice por su parte la escritora estadunidense Susan Sontag en la edición 1350 de Proceso, en circulación a partir del domingo 15 de septiembre

Comentarios