Unen esfuerzos presunto prestanombres de narco y el obispo de Cancún

lunes, 16 de septiembre de 2002
Cancún, Q Roo (apro)- El argumento de la polémica cinta "El crimen del padre Amaro" se quedó corto en la realidad de Cancún Y es que un presunto lavador de dinero de narcotraficantes y un obispo se han unido para una causa común: la construcción de un albergue para necesitados Contado hace tiempo entre los principales "lavadores" de dinero del cártel de Juárez en Cancún y absuelto tras un proceso de 16 meses, el empresario Fernando García Zalvidea encabeza, al lado del obispo de Quintana Roo, Jorge Bernal Vargas, el más ambicioso proyecto altruista de la región: un centro de atención para exreclusos, enfermos terminales, ancianos, indigentes, madres solteras, mujeres maltratadas Todo de primer mundo, con una inversión total estimada en 47 millones de pesos y un avance físico de obra del 30 por ciento Apenas el pasado 7 de septiembre los miembros de la fundación "Ciudad de la Alegría" juntaron aquí, en una corrida de toros a beneficio del proyecto, a David Silvetti, Mariano Ramos, Manuel Espinosa "Armillita", Jorge Avila, Eloy Cavazos y Manuel Capetillo En próximas fechas realizarán el primer radio teletón con artistas de primer nivel y personalidades locales para recaudar más recursos y mantener así el ritmo de construcción a marchas forzadas que les permita a los organizadores terminar el proyecto en el 2003 En entrevista, Mary Olavarría Lozano, encargada de Relaciones Públicas de "Ciudad de la Alegría", dijo que la idea nació cuando García Zalvidea, el obispo Bernal Vargas y la madre Bertha López Chávez decidieron conjuntar los esfuerzos que hacían por separado para atender exreclusos, madres solteras, maltratadas, y enfermos de sida Informó que la obra presenta un avance de inversión de 10 millones, de los 47 millones estimados para su terminación, y el pasado 11 de septiembre se cumplió justo un año de aquella fecha en que García Zalvidea y el obispo Bernal Vargas colocaron la primera piedra, en un terreno de 37 hectáreas ubicado a la entrada de la ciudad, por la vía que conduce a Mérida La vocación religiosa de García Zalvidea no es nueva, ni tampoco su amistad con el obispo y otros miembros de la curia en el estado Desde antes de su aprehensión, en noviembre de 1998, su hotel, el Gran Caribe Real, ha sido sede permanente del Congreso Mariano, que reúne a cientos de fieles en una homilía dedicada a la virgen de Guadalupe y que preside el propio obispo del estado En Cancún es bien conocido que ese evento era organizado al alimón por García Zalvidea y su amigo y socio José Luis Durán Brawn, "El Cheché", cuyo paradero se desconoce desde que su nombre fue colocado en la lista de órdenes de aprehensión pendientes del llamado "maxiproceso" en su rama denominada "Caso Cancún", la misma que involucró al exgobernador Mario Villanueva Madrid, actual reo en la cárcel de alta seguridad de La Palma, procesado también por vínculos con el narcotráfico Esa relación con el clero fue compartida también por Mario Villanueva El obispo Bernal Vargas llegó a declarar que no podía creer en la culpabilidad del entonces prófugo exmandatario Siendo gobernador, donó un predio para la construcción de la catedral en Cancún y un millón de pesos del erario para su edificación El segundo en el organigrama religioso del estado, el párroco Rafael Ruiz Padilla, dijo en el acto de colocación de la primera piedra de la Catedral que Mario Villanueva tenía coincidencias con el rey David, "porque ambos se propusieron erigir casa a Dios y no pudieron concretarla" Eran los últimos meses del sexenio, cuando las versiones de sus ligas con el narcotráfico se robustecían La esposa de Durán Brawn, Kelly Durán, operó una estética dentro del Gran Caribe Real, hasta la huida de su esposo Otros nombres ligados a esta historia son los de los hermanos y empresarios Fausto, Luis y Gabriel Tomás Colomé, quienes contrataron los servicios de García Zalvidea para operar otros hoteles que ahora son parte del corporativo BD Real Hoteles (Porto Real, Laguna Real y Costa Real) En noviembre de 1998, Fernando García Zalvidea fue encarcelado y sometido a un proceso por lavado de dinero en el llamado "maxiproceso"; entonces llamaron la atención de la PGR sus relaciones con presuntos narcotraficantes y empresarios señalados de realizar la misma actividad ilícita que él para el cártel de Juárez Interesó a la corporación la evidente prosperidad del accionista principal de un hotel valuado en más de 10 millones de dólares, quien apenas 10 años atrás era un instructor de buceo y guía de turistas Los cuatro hoteles fueron incautados en un proceso administrativo, aplicado por la PGR unilateralmente, y fueron liberados, incluso, antes de que García Zalvidea saliera de la cárcel gracias a un incidente logrado por su defensor, José Antonio Duclaud González de Castilla Gustavo Arce Rodea, expresidente de la Asociación de Hoteles y exgerente del Fiesta Americana Coral Beach, fue uno de los testigos cuyo dicho sustentó por un tiempo la tesis de la PGR, en su acusación contra García Zalvidea Aun ahora, Arce Rodea sostiene su dicho: "Dije entonces, y lo sostengo, que siempre me pareció raro que Fernando García hubiera llegado apenas hacía 10 años a Cancún como guía de turistas de buceo y ahora se haya convertido en un hotelero de gran fortuna? eso mismo dije a la PGR cuando me llamaron a declarar" García Zalvidea salió libre por un incidente de "desvanecimiento de datos" un año y cuatro meses después, y hoy es la punta de lanza, al lado del mismísimo obispo de Quintana Roo, Jorge Bernal Vargas, de un millonario y portentoso proyecto altruista Pero la suerte de Fernando no acaba allí; camino de su defensa, su hermano Juan Ignacio García Zalvidea encontró su vena política Se hizo candidato del PAN a una diputación federal y ganó Luego, tras diferencias con la directiva local de ese partido, se afilió al PVEM y logró la postulación y el triunfo en las elecciones para la Presidencia Municipal de Cancún A esa campaña política no le faltaron los señalamientos que la ligaron al lavado de dinero del narcotráfico El ahora alcalde interpuso una denuncia penal por difamación en contra del líder estatal del PRD en el estado, Agustín Osorio Basto, quien deslizó la acusación Y nada pasó De cualquier manera, los hermanos García Zalvidea avanzan en sus proyectos El de Fernando se edifica en la ciudad de Cancún, en un lote ubicado en la carretera federal Mérida-Cancún, kilómetro 3086, con una superficie de 34 mil 978388 metros cuadrados, junto al centro nocturno El rodeo de la noche Los datos del proyecto y una gran cantidad de detalles sobre el financiamiento, el organigrama de la fundación, sus principios y las actividades de sus promotores se presentan en la página de Internet: ciudadalegriaorgmx Junto a decenas de fotos donde aparece Fernando García Zalvidea al lado del obispo, desde la colocación de la primera piedra en actos para recaudar fondos, se indica, por ejemplo, que el proyecto en su etapa inicial incluye una superficie total de construcción de 7 mil 20982 metros cuadrados con un costo aproximado de 600 dólares por metro cuadrado, con un total de 4 millones 325 mil 892 dólares Se explican sus partes fundamentales y la manera en que los donadores pueden hacer llegar sus aportaciones, en pesos o en dólares "Todos los programas de asistencia social ?La Ciudad de la Alegría? es una institución que necesita de la activa participación de toda la comunidad, así como del apoyo del sector hotelero, empresarial y académico, razón por la cual acudimos a ustedes una vez más para invitarlos a que se sumen a esta noble labor a través de la cual podremos ayudar a nuestros semejantes a tener una oportunidad de vida más digna" Su más inmediato logro: "El primero de los edificios, llamado Hogar de Cobija y Pan, se inaugura el sábado 14 de septiembre", anunció