Análisis político: "Amigos de Fox", la otra impunidad

viernes, 27 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- Mientras se desactiva la huelga en Pemex, que evitará el recrudecimiento de la sorda crisis económica que domina el país, se teje otra historia de impunidad, que en el fondo es semejante a la de los líderes petroleros: la que tiene que ver con los "Amigos de Fox" y el financiamiento ilegal a la campaña del actual presidente Resulta que ayer el Tribunal Electoral resolvió no pronunciarse sobre el freno de siete jueces al Instituto Federal Electoral (IFE) para que siga investigando la maraña financiera mediante la cual Vicente Fox recibió recursos del extranjero para financiar su campaña El Tribunal Electoral tomó esta decisión una vez que analizó la protesta que el IFE hizo por el amparo que otorgaron los jueces a, por lo menos, 10 amparos promovidos por Lino Korrodi, el responsable de operar las transferencias de Estados Unidos y Bélgica a las finanzas de la campaña foxista Se trata de una noticia excelente para Fox --y Korrodi-- en un contexto de puros malos resultados en su gestión, pero representa una pésima señal para la sociedad, que así como espera castigo a líderes corruptos, reclama también comportamiento escrupuloso de quienes portan el estandarte del cambio Uno entendería que Korrodi y sus secuaces buscaran la protección de la justicia si sobre ellos estuviera el poder del Estado y, como alguna vez dijo aquél, se procediera de manera perversa para inventarles delitos Pero no, resulta que Fox es el jefe del Ejecutivo En realidad, ésta es la verdadera razón para evitar que la sociedad sepa cómo los "Amigos de Fox" violaron la ley para obtener recursos --los que sean, así sea un peso-- del extranjero, ya no tanto --seamos algo ingenuos-- para adquirir compromisos para privatizar empresas, sino para pagar spots de televisión en la campaña Si Korrodi y sus financieros no incurrieron en la violación de ninguna ley, ni en ningún acto inmoral, entonces no se entiende por qué recurrieron al amparo para evitar que la sociedad conozca la forma en que Fox ganó la Presidencia La verdad es que son también corruptos o, al menos, inmorales, y el cambio es una falacia También desde el gobierno y el propio Korrodi se ha promovido la engañifa de que el escándalo del desvío de recursos públicos de Pemex al PRI, vía el sindicato petrolero, no tiene comparación con el uso ilegal de dinero en la campaña de Vicente Fox Esta afirmación tiene razón desde el punto de vista del monto, pero ?una vez más-- no es este el asunto de fondo: si no tienen nada qué ocultar, que acepten que recurrieron a fuentes de financiamiento no legal por las condiciones de iniquidad en la campaña, cuando el PRI disponía de todo el aparato del Estado Lo que se concluye de que Korrodi recurra al amparo es que es igual que los líderes petroleros acusados de desviar recursos al PRI: El pago multimillonario de abogados para acogerse a la impunidad Qué bueno que prevalezca el Estado de derecho y que los jueces emitan sentencias que se acaten, lo que dará confianza a los ciudadanos en la justicia, menos a los pobres que no tienen recursos para pagar un abogado, pero qué malo que quienes, como Fox y Korrodi, se han presentado como los adalides de la transparencia echen mano de eso que tanto critican a los priistas Entonces, ¿cuál cambio? Pura simulación Los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que evitaron pronunciarse sobre los fallos de los jueces en el caso de los "Amigos de Fox", tomaron otra decisión vital para la sociedad: ya no se hará público en esa institución la información sobre los litigios, tal como lo ordena la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Pero si ya de por sí este ordenamiento va contra la transparencia que dice promover, peor es todavía que la piedra angular de la ley, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, esté integrada por dos personajes ajenos al tema, pero con enormes conexiones con el gobierno y la Iglesia católica: Horacio Aguilar Alvarez de Alba y Guillermo Velasco Arzac El primero es peón del arzobispo Norberto Rivera y el segundo, además de padre de Guillermo Velasco Barrera, asesor de Marta Sahagún, líder del MURO, grupo de choque de la Organización Nacional del Yunque, una agrupación secreta a la que pertenecen numerosos funcionarios del gobierno de Fox y con ramificaciones en toda la vida nacional Ese no es el cambio para bien que se ofreció Que se coloquen personajes siniestros en posiciones clave, más por perteneces a una mafia como es el Yunque que a sus merecimientos profesionales, es un retroceso del que nos vamos a arrepentir Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios