Colombia: los encapuchados de Uribe

sábado, 28 de septiembre de 2002
A través de la figura de las denominadas "Redes de Informantes", el gobierno de Colombia busca crear un tejido social sólido, que rompa con el individualismo y la indiferencia que ha caracterizado a la población de ese país en la lucha contra la delincuencia común, la guerrilla y los paramilitares No obstante, como da a conocer la revista Proceso en su edición del domingo 29 de septiembre, el debate sobre la viabilidad de la iniciativa continúa abierto, a pesar de que durante el primer mes de su aplicación arrojó buenos resultados, a decir de la ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, encargada de dar la cara por el mandatario Alvaro Uribe Vélez ante la oleada de críticas De acuerdo con analistas y personajes de la vida nacional en ese país, la creación de las "Redes de Informantes" no hace más que reflejar los desaciertos en la política de seguridad que pretende establecerse en una nación que está a merced de guerrilleros y grupos paramilitares En la selección de los ciudadanos, tal y como lo describe Proceso en su edición del 29 de septiembre, se toma en cuenta principalmente su honorabilidad, además de que se les somete a un estudio de confiabilidad Suelen ser profesores, dueños de restaurantes, propietarios de fincas, conductores, trabajadores rurales, etcétera Los colaboradores no tienen una remuneración fija, la cual dependerá de la importancia y la veracidad de los datos suministrados