El SNTE paga los lujos de Elba Esther

sábado, 28 de septiembre de 2002
Si bien la exdirigente nacional del SNTE y ahora secretaria general del Partido Revolucionario Institucional, Elba Esther Gordillo, acostumbra respaldar la tesis de que la transparencia en el ejercicio de los recursos es necesaria para cambiar la percepción que se tiene de los dirigentes sindicales, ésta no parece aplicarse en su persona En su edición del domingo 29 de septiembre, la revista Proceso da cuenta del proceder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación cuando de consentir y de hacerle la vida más confortable y segura a su jefa real se trata, el cual no conoce límites Como prueba de lo anterior resalta el hecho de que cubrió todos los gastos de la remodelación del penthouse de la secretaria general priista en la calle Galileo en Polanco, desde trabajos de albañilería y electricidad hasta obras extravagantes de carpintería, cuyo costo fue millonario En los documentos obtenidos por el semanario Proceso, tal y como lo publica en su edición del 29 de septiembre, se hace constar que los fondos para esas obras salieron del Fideicomiso de Vivienda para el Sector Magisterial, del cual está a cargo Francisco Yánez Herrera, amigo cercano del yerno de la señora Gordillo