Rechazan legisladores la práctica de la clonación humana

jueves, 16 de enero de 2003 · 01:00
México, D F (apro)- La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados se pronunció el miércoles por prohibir la clonación de los seres humanos y que éstos se utilicen como instrumento comercial y se produzcan en un laboratorio “por pedido”, toda vez que estos actos lesionan la dignidad humana y el derecho a la vida, consagrados en la Constitución, así como se corre el riesgo de cambiar su genotipo y crear seres superiores e inferiores, aseguró su presidenta María Eugenia Galván Antillón Al encabezar una reunión con representantes de la Iglesia evangélica, quienes se sumaron a la posición de la comisión, la legisladora afirmó que con la iniciativa de reformas y adiciones a los artículos 100 bis y 475 a la Ley General de Salud, la cual podría presentarse en el próximo periodo ordinario de sesiones, se salvaguarda la dignidad del ser humano, para que no sea utilizado como objeto comercial, y se protegen los valores y derechos de los individuos desde su concepción Se pretende, afirmó, prohibir la clonación humana en cualquiera de sus formas reproductiva o terapéutica, es decir, que se utilicen para la reparación de tejidos, pues dicha técnica se puede hacer satisfactoriamente sin la necesidad de emplear embriones, sino células madres que procedan del cordón umbilical o médula ósea Galván Antillón advirtió que, de darse la clonación humana, la humanidad corre el riesgo de cambiar su genotipo y crear seres “superiores e inferiores”, no sólo en sus características físicas, sino en los grados de inteligencia, como lo pretendía Hitler, además que se comercializaría al ser humano, porque su creación sería en un laboratorio y “por pedido” La diputada panista aclaró que la iniciativa no lastima ni lesiona el derecho que tienen las personas a utilizar los anticonceptivos o la reproducción asistida Explicó que el pleno camaral aprobó las reformas en materia de genoma humano, lo cual manifiesta el interés del Congreso para promover la ciencia y la medicina aunque, reconoció, en el tema de clonación existen diferentes posiciones y polémica Por su parte, el diputado Nemesio Esquiliano Solís –del PRI--, dijo que la posición de la Comisión de Salud es por la no clonación de los seres humanos; “se trata de evitar que México abra sus puertas a la reproducción terapéutica o asistida” Comentó que la comisión lleva a cabo diversas reuniones con los sectores involucrados, para que manifiesten su posición y se elabore una propuesta legal con el consenso no sólo de las fracciones parlamentarias, sino de todos los involucrados A su vez, Carlos Cebreros Téllez, coordinador de la Red de Ministerios para la Familia en México, se manifestó por la no clonación humana, pues significaría la violación de los derechos del hombre, los cuales están plasmados en el artículo 14 constitucional, donde se establece que nadie podrá ser privado de la vida, por tanto, “no es válido crear un embrión para después privarle de la vida, en aras de constituirlo como fuente de refacciones de células, tejidos u órganos” Expuso que la clonación es la reproducción asexual y la transferencia de materia nuclear de una célula somática, que contiene su ADN, y extraído de cualquier órgano o tejido de una persona, para ser transferido y fusionado en un óvulo, el cual se implanta en el útero de la madre gestante Por tanto, indicó, en el momento en que son embriones poseedores de identidad genética propia, son personas en potencia y dignas de respeto Más adelante, Jorge López Pérez, presidente de la Asamblea General de la Iglesia Nacional Presbiteriana en México, advirtió sobre los riesgos que puede implicar el abuso de los avances tecnológicos y la manipulación de los genes humanos La clonación, dijo, “no es crear una nueva vida humana, sino reproducirla de una manera diferente, lo cual es un intento del hombre de revelarse en contra de la naturaleza y de Dios” En la reunión, donde se informó que existen 35 legislaciones en el mundo que prohíben la clonación humana y no existe religión alguna que lo permita, las organizaciones religiosas rechazaron la transferencia nuclear con fines reproductivos para “generar” nuevas personas, porque implica cuestiones biológicas que afectan lo social, psicológico, moral, la ética y dignidad humana, además se manifestaron por que la legislación considere el aspecto científico y espiritual 15/01/03