Apoya Lorenzo Meyer cambiar de nombre al país

viernes, 24 de enero de 2003 · 01:00
México, D F (apro)- Lorenzo Meyer, miembro del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, dijo el jueves estar de acuerdo con la propuesta de la fracción parlamentaria del PAN, de eliminar el nombre de Estados Unidos Mexicanos y dejarlo sólo como México Aunque sostuvo que es una iniciativa irrelevante ante los graves problemas del país –“no es nada urgente ni importante”--, Meyer explicó: “El nombre de Estados Unidos Mexicanos viene del siglo XIX, cuando la elite independiente de México veía con asombro, admiración y envidia al vecino país del norte Entonces se supuso que, adoptando los mismos proyectos de Estados Unidos, nosotros, como nuevo país, podríamos también llegar a tener gran éxito “Por ejemplo, le copiamos el sistema político, la institución presidencial, el nombre del país, etcétera” A su juicio, “ahora conviene centrarnos en lo que propiamente es nuestro nombre propio, el de México Lo de Estados Unidos Mexicanos es producto de otra época” Añadió: “En el mundo entero se nos conoce simple y llanamente como México Así es mejor Es más elegante, más simple Con ello no hay lugar a equívocos” Sobre si la propuesta panista --presentada ayer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión-- tiene “algo más de fondo”, el investigador del Colmex dijo a la agencia “Apro”: “Cada quién le puede dar el significado que quiera, pero la idea en sí, venga del PAN o de cualquier otro partido político, no es mala Y en esta época, en la que el nacionalismo está tan aporreado, yo lo veo bien, aunque es algo meramente formal” Abundó: “Es algo como la frase ‘sufragio efectivo, no reelección’, que se usó durante el siglo pasado, pero a la que nadie le hacía caso Ahora, ¿es necesario que se diga que en México sus estados están unidos? O, ¿por qué no hablar de los municipios unidos mexicanos? Eso fue copia de nuestra admiración sin límite por los liberales de Estados Unidos” Meyer recordó que, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, hubo una propuesta en ese sentido Añadió que, con el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), prácticamente “México se unió ya a los países de Norteamérica” Expresó: “Modificar el nombre, no cambiaría nada, aunque hay que tomar distancia” Sobre el abierto proselitismo del presidente Vicente Fox en favor del PAN, lo que ha generado airadas protestas de la oposición, el investigador dijo que la actitud del Ejecutivo “no es ilegal”, siempre y cuando “no use los recursos del gobierno” para apoyar al partido que lo llevó al poder Explicó: “En el antiguo régimen, el presidente hacía un proselitismo puro en favor del PRI Era el jefe de gobierno, jefe del partido de Estado Ahora, ya hay una real división entre los poderes Hay partidos de a de veras, aunque todos son malísimos, de pésima calidad El problema es que estamos acalambrados por los abusos del pasado “Antes, los presidentes usaban siempre los recursos del gobierno para apoyar a su partido A veces, hipócritamente, cuidaban las formas Fox, un presidente panista, no ha usado los recursos del Estado para apoyar al PAN”, indicó Consultado, además, sobre la baja en los niveles de popularidad de Fox, según encuestas recientes, Meyer afirmó: “Lo sorprendente es que no haya bajado más Es evidente que los avances políticos son mínimos y que estamos a merced de las circunstancias La economía no crece; la reforma del Estado no existe; la reestructuración de la sociedad no se da Y el que Fox tenga aún popularidad, es algo sorprendente A mí me llamaría la atención que hubiera alguien que dijera lo contrario Pero no hay que olvidar que el ejercicio del poder desgasta a quien sea” Por lo pronto, Meyer “recomienda” a Fox asumir otra actitud ante la ola de críticas de que es objeto en los medios de comunicación: “Primero, el presidente debe quejarse menos y, segundo, debe dar resultados Para eso se le eligió El prometió un montón de resultados, pasando por los famosísimos 15 minutos para resolver el conflicto en Chiapas; crecer al 7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); castigar la corrupción; crear condiciones para la seguridad jurídica y personal Sin embargo, nada de eso se ha hecho Ese es su problema” --Debido a esto, ¿el PAN perdería las elecciones de julio próximo? –se le preguntó Meyer respondió que sí, en caso de que hubiera una “buena oposición”, y aclaró: “Sin embargo, el PRI arrastra una terrible historia de antidemocracia, esencia de este partido Y la izquierda esta más empeñada en destrozarse a sí misma Durante los 70 años que estuvo en el poder, el PRI se caracterizó por el autoritarismo y la corrupción Todos los males que aquejan al gobierno actual tienen su origen en el PRI “Ahora, vivimos ante la promesa incumplida; estamos pasmados, a merced de los resultados”, concluyó 23/01/03