Deplora ombudsman escaso avance en caso Digna Ochoa

viernes, 31 de enero de 2003 · 10:00
Oaxaca, Oax , (apro)- El caso de la defensora Digna Ochoa “no es un tema resuelto”, y para ello llegaron tres peritos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que contribuyan a la investigación que, por el momento, ha sido deficiente y, con base en ello, esperar un resultado final, declaró el ombudsman del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza Durante la conferencia “Los derechos humanos en el ámbito internacional” que, con motivo del décimo aniversario de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Oaxaca se realizaron, Álvarez Icaza reiteró que “el tema no está resuelto, no digamos porque haya necesidad de ir más allá, sino porque en abril del año pasado la CDHDF emitió una propuesta general sobre el caso de Digna Ochoa, porque encontramos 32 prácticas administrativas indebidas por parte de la Procuraduría y la Secretaría de Seguridad Pública” Entonces, agregó, le propusieron al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador; al procurador Bernardo Bátiz, y al titular de la SPP, Marcelo Ebrard, que atendieran este tipo de medidas para poder desarrollar, más allá del caso particular de Digna Ochoa, una revisión de la procuración de justicia, “ya que estamos convencidos de que a los defensores de derechos humanos no se les va a resolver su problemática con escoltas, sino que tenemos la necesidad de ir a las causas de los problemas” Lamentablemente, dijo, eso fue hace nueve meses y “no hemos obtenido respuesta del GDF; entonces, lo que hemos hecho es empezar a impulsar las propuestas contenidas en las recomendaciones, tales como la creación de un instituto autónomo de servicios periciales “Esto es para que de alguna manera los peritos no estén subordinados a la investigación, ya que nos encontramos que estos trabajos tienen un doble problema: primero, cuando la Policía Judicial no estaba subordinada al Ministerio Público y, segundo, cuando los servicios periciales no realizaban un trabajo autónomo, sino que participaban en la elaboración de las líneas de investigación” Álvarez de Icaza destacó que este caso “nos sirve para reflexionar mucho más allá de lo que está pasando en materia de procuración de justicia, y por supuesto que lo menos es la atención que presta el gobierno de la ciudad a esta propuesta general” Respecto de los tres peritos de la CIDH, señaló “que ellos tienen una tarea, que es revisar los trabajos que ha realizado la Procuraduría, porque no tienen un sentido de validación, y lo que nosotros hemos comentado es la necesidad o la pertinencia de que contribuyan a la certeza de esta investigación” Y “hasta donde tengo entendido, por cuestiones periodísticas, se espera un plazo perentorio cercano a quince días o dos meses, para que el Gobierno del DF reciba estas observaciones y, sobre esas bases, poder dar un resultado final”, puntualizó Finalmente, reconoció que en México todavía hay resistencia de los gobiernos, de las fuerzas armadas y de las instancias judiciales para dar cumplimiento a los instrumentos internacionales Reconoció si hay avances importantes o signos positivos en la temática de derechos humanos, mencionó como ejemplos el caso del general Gallardo y los ecologistas de Michoacán, pero acotó que “todavía estamos lejos de una política integral de Estado” Aceptó que actualmente hay desencuentros con las fuerzas armadas y funcionarios públicos, porque no ven a los derechos humanos como un aliado, sino como un enemigo Y todo porque en el país persiste un falso debate, pues existe un sector con el ‘síndrome de Juan Escutia’ muy arraigado, que se enrolla en la bandera para defender la soberanía con un nacionalismo mal entendido, para no dar cumplimiento a los acuerdos internacionales Sin embargo, se pronunció por obligar a los gobiernos, las legislaturas y funcionarios públicos y fuerzas armadas para que atiendan las normas internacionales 31/01/03