Rescatan a siete cubanos

sábado, 11 de octubre de 2003
* Viajaban a bordo de una balsa con motor de auto Cancún, Q R, 10 de octubre (apro)- A bordo de una balsa de madera y latón, y con la propulsión de un motor de automóvil de fabricación rusa, un grupo de siete cubanos fue rescatado por elementos de la Armada de México, en las inmediaciones de Isla Convoy, cerca de Isla Mujeres No obstante su ingenio y osadía para salir de Cuba, los antillanos se vieron impedidos de lograr su objetivo de llegar hasta Florida, Estados Unidos, pues un desperfecto los dejó a la deriva y a punto de zozobrar, de acuerdo con datos proporcionados por la Séptima Zona Naval Militar, de Isla Mujeres Los siete cubanos fueron puestos a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM), de la Secretaría de Gobernación, y actualmente se encuentran en una estación del aeropuerto de Cancún, a punto de ser enviados a otra en el Distrito Federal De acuerdo con los datos proporcionados, los tripulantes de esa improvisada lancha fueron reportados la mañana de ayer por la nave cancunense Fipesco 51, que la avistó a unas 30 millas al noreste de Isla Convoy Fueron subidos a bordo de esa nave pesquera, y luego rescatados por la patrulla interceptora 1019 de la Armada Tres horas más tarde fueron llevados a Isla Mujeres, donde un equipo médico los auscultó Según las versiones recogidas, los siete cubanos se extraviaron durante dos días en aguas del Canal de Yucatán, luego de una falla en el motor que usaron para impulsarse en su frustrada travesía rumbo a Estados Unidos El vicealmirante José Santiago Valdés Álvarez dijo que en las instalaciones de la Armada, en Isla Mujeres, los náufragos recibieron alimentación, facilidades para su aseo personal y atención médica, pues presentaban signos de deshidratación El representante del INM en la isla, Rangel Rodríguez Pastrana, levantó el acta circunstanciada del suceso y llevó a los náufragos a la sede de la dependencia en ese municipio isleño, y de allí a la estación migratoria del aeropuerto de Cancún Aunque se mantuvo con celo el destino final de los antillanos, fuentes de la dependencia confiaron a Apro que serán enviados vía aérea a la Ciudad de México, donde se determinará su calidad migratoria

Comentarios