El 12, día de América Latina (Tercera y última parte)

lunes, 13 de octubre de 2003
Durante varias décadas se ha hablado en España un lenguaje de tipo convencional y exaltado de tendencioso tinte político Se hacía referencia a la "vocación imperial", al "hecho del imperio", al "destino de España, de América y de Europa" Circuló así, profusamente, la palabra hispanidad El Día de la Raza, que es un término vago e impreciso si se toma en cuenta la vasta pluralidad de razas que existen en el Continente Americano, se transformó en Día de la Hispanidad, que establece una dudosa hegemonía y una prelación inaceptables Mérito y virtud de España fue, sin duda, el descubrimiento de América, pero en el actual contexto histórico no puede ignorarse que con el término hispanidad se pospone a segundo término la comunidad de países que integran América Latina Lo curioso es que las más vivas tradiciones de la propia España justifican la utilización de un vocablo con raíz genéricamente latina, más que uno con exclusiva raigambre hispana La expansión del hombre sobre la tierra ha sido sumamente lenta A los mil doscientos años del nacimiento de Cristo, Europa no había podido salir de los límites del Imperio Romano Ese solo hecho calibra y valora la labor de Colón En 1492, mientras se organizaba la empresa de Colón, Antonio de Nebrija compuso apresuradamente una gramática castellana Esta gramática fue la primera, en una lengua romance, que apareció en Europa Ningún gramático de Francia, de Italia, de Alemania, de Inglaterra, habían pensado, hasta entonces, en componer un tratado para enseñar su lengua a otros pueblos El confesor de Isabel La Católica, fray Hernando de Talavera —el mismo que había informado del proyecto de Colón— explicó a la reina porqué Nebrija había compuesto la gramática castellana, con palabras por demás diáfanas: "Después que vuestra alteza meta debajo de su manto muchos pueblos y naciones de peregrinas lenguas, y tengan necesidad de recibir nuestra lengua, entonces por este arte gramatical podrán venir en el conocimiento de ella, como ahora nosotros desprendemos el arte de la lengua latina para desprender el latín" Este "desprender el latín" equivale a injertarse en una cultura y en una civilización Cruzando el mar en quebradizas carabelas llegó el lenguaje español, y con él toda la cultura latina, al Nuevo Mundo, que dormía bajo estrellas antes desconocidas Hablar solamente de hispanidad es relativizar y minimizar a España, es volver la espalda a Nebrija y su gramática Unamuno pudo formularse toda una serie de preguntas relacionadas con este tema ¿Ha de renunciar el pueblo español a toda acción quijotesca y encerrarse en su natal dehesa a purgar sus antiguas culpas, cuidando de su ganado o labrando su tierra? ¿Tuvo España paz alguna vez? ¡Hay que pelear, sí, pero a lanzadas de luz! Esta España unamunesca no es un pueblo moribundo Colón en la historia fue el intuitivo más grande que recuerdan las crónicas Yo no me atrevo a llamarle solamente el más hispánico En realidad merece el título del más latinoamericano Porque latinoamericano es nuestro continente, confluencia mestiza de sangres, crucificado, con una mano en Europa y otra en Asia Sangre indígena, sangre negra, sangre latina Por eso rechazo la etiqueta política de "Día de la Hispanidad" Es más sonoramente ecuménica la fórmula que Nebrija utiliza al hablar del latín: "LINGUA LATINA UBIQUE TERRARUM CELEBERRIMA" (pág 546) Es Cicerón esculpiendo su oratoria en el trópico Es Ovidio deambulando en la selva humedecida Es Virgilio ante el verde encaje de los manglares Es el cordobés Séneca iluminando sus epístolas con el candelebro de nuestros volcanes Es una gigantesca diagonal vertebrada en cordillera que se extiende desde Nuestra Señora de los Buenos Aires hasta los desiertos de Nuevo México Es España por Colón Y por Colón es Latinoamérica (Proceso 49/ 8 de octubre de 1977)

Comentarios