En marcha, tercera semana binacional de salud

sábado, 18 de octubre de 2003
México, D F, 17 de octubre (apro)- Con la finalidad de proporcionar atención médica a miles de trabajadores migrantes, debido a que carecen de estos beneficios en ambos lados de la frontera, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud (SA), y el estado de California, Estados Unidos, iniciaron la “Tercera Semana Binacional de Salud” Esta iniciativa de salud México-California, precisa la SA en un comunicado, incluye también la atención a pacientes con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/sida), diabetes, salud mental, cáncer cérvico-uterino, tuberculosis y de mama, entre otros padecimientos de la población También, dentro estos programas de asistencia destinados las familias, autoridades sanitarias mexicanas y de California, otorgaron una tarjeta binacional para el control de la tuberculosis, por ser una enfermedad que los pacientes no pueden interrumpir su tratamiento De igual forma, adelantaron los responsables de salud, que pronto comenzará a funcionar una credencial similar destinada a los enfermos con sida Estos programas de atención médica enfocados especialmente a la gente que se ve en la necesidad de trasladarse a Estados Unidos en busca de empleo, se vienen aplicando desde 2001 y se continuó en 2002, informó la dependencia de salud Para la realización de estas actividades, la Secretaría de Salud envió promotoras mexicanas de salud para capacitar a sus homólogas californianas, con el fin de lograr mayor acceso de los migrantes, sobre todo los que se encuentran en calidad de indocumentados Como parte de las acciones en esta nueva etapa de apoyo a la población, se desarrollan actividades en 22 condados del estado de California, Estados Unidos, así como en Baja California, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y Zacatecas, de lado mexicano “Además de las Secretaría de Salud y de Relaciones Exteriores de México, así como el Ministerio de Salud estadunidense, participan otras trescientas organizaciones civiles y cerca de mil voluntarios Por otra parte, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el presidente del Colegio de la Frontera Norte, Jorge Santibáñez Romellón, al referirse a los trabajadores indocumentados, comentó: “El exceso de control de Estados Unidos en la frontera ha propiciado una reestructuración en los puntos migratorios”, lo que ha provocado que los “polleros” se transformen en “crimen organizado Esto significa que el proceso migratorio no se detiene de manera estructural” “En 1995, los migrantes llegaban a Tijuana y de ahí cruzaban; ahora siguen llegando a esta ciudad, pero empiezan a desplazarse hacia el este, desde donde intentan atravesar debido a que existe menos vigilancia, dijo Santibáñez Romellón De tal forma, prosiguió, “que esta especie de corredor, para los migrantes representa un riesgo; mientras que para los polleros significa una nueva forma de operar que requiere de la complicidad de otro tipo de autoridades” Aseguró que hasta ahora “Estados Unidos no cuenta con un programa de desarrollo fronterizo La única perspectiva que tiene se refiere a la seguridad nacional desde una postura territorial, lo que significa la no-invasión al territorio Esta visión se ha incrementado a partir del 11 de septiembre de 2001”, manifestó Santibáñez Romellón, se refirió a este tema durante su ponencia “La problemática fronteriza”, en el marco del Coloquio “De lo local a lo global”, que se llevó a cabo en el auditorio de la Coordinación de Humanidades de la UNAM

Comentarios