Protagoniza nuevo escándalo el hermano del edil de Cancún

jueves, 2 de octubre de 2003
*Lo acusan de despojo Cancún, Q Roo, 1 de octubre (apro)- A punto de concretar la venta del polémico hotel Gran Caribe Real al ibérico Grupo Ríu, el hotelero Fernando García Zalvidea, envuelto constantemente en escándalos, incluso alguna vez encarcelado y liberado por lavado de dinero del narcotráfico, topó ahora con una nueva denuncia penal y otra civil que inmovilizaron la transacción y pusieron en una frágil situación a su centro de hospedaje El empresario Álvaro Cervera Zea consiguió la orden judicial para evitar la transacción, en tanto se resuelve su denuncia civil contra BD Promotora Turística SA de CV, de García Zalvidea, de acuerdo con el expediente 2499/1997 que desahoga el Juzgado Segundo Civil con sede en esta ciudad La situación se complicó el miércoles para el hermano del alcalde Juan Ignacio García Zalvidea, pues se reveló la existencia de una demanda penal por fraude procesal en su contra, mediante la cual Cervera Zea pretende recuperar 900 acciones de ese centro de hospedaje Esa denuncia tiene número de control 48/2002 La abogada de Cervera Zea, Rosa Elena Carbajal, dijo que su cliente fue despojado tiempo atrás de parte de sus acciones en ese hotel, por lo que emprendió esas acciones legales para recuperarlas El Gran Caribe Real se ha visto envuelto en una sucesión de escándalos que van desde intentos de embargo por omisiones fiscales, aseguramientos de parte de la PGR cuando Fernando García Zalvidea fue encarcelado un año y cuatro meses acusado de lavar dinero para el Cártel de Juárez, así como clausuras y otros enredos legales y demandas por insolvencia Apenas hace unas semanas Fernando García Zalvidea afinó la venta de su hotel al consorcio hotelero español Ríu, lo cual generó otras reacciones porque, antes de que se conociera esa operación, su hermano marchó en las calles de Cancún para encabezar la protesta de albañiles cuando la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), intentó clausurar la obra de construcción por faltas a la ley ambiental Pero la historia del hotel es más complicada Apenas salió de la cárcel, liberado por un incidente de desvanecimiento de datos, Fernando García Zalvidea se encontró con que el fondo de inversión texano Lone Star Opportunity Fund (LSOF), con el que había contratado deuda para la construcción del hotel, inició un proceso para cobrarle con el inmueble 30 millones de dólares García Zalvidea trató entonces de rematar el Gran Caribe Real --valuado en ese entonces en 60 millones de dólares--, pero finalmente ambas partes llegaron a un acuerdo, para desistirse de los litigios y proceder al refinanciamiento de la deuda El momento más difícil para el hotelero, y también el de mayor resonancia en los medios, fue el episodio que protagonizó cuando la PGR aseguró el inmueble, pues relacionó a García Zalvidea con negocios oscuros con personajes como Gilberto Garza García “El Güero Gil” –actualmente preso y sentenciado a 40 años por narcotráfico--, así como José Luis "El Cheché" Durán

Comentarios