El efecto AMLO, culpable de la derrota en Tabasco: PRI

miércoles, 22 de octubre de 2003
* El mal gobierno de Andrade, otro factor, dice Villahermosa, Tab , 21 de octubre (apro)- “¿Qué pasó?”, es la gran pregunta que recorre Tabasco luego de la estrepitosa derrota del PRI ante el PRD que, según conteos preliminares, ganaría 11 de los 17 municipios en disputa y 11 de 21 diputaciones de mayoría que le permitiría dominar el Congreso “El efecto López Obrador”, la “imposición de candidatos” y la “alianza con el verde”, son las palabras más socorridas para explicar la “histórica” debacle del PRI y el “milagro” perredista, sobre todo cuando en los pasados comicios del 6 de julio el tricolor se adjudicó carro completo en las seis diputaciones federales, arrancando al PRD las dos que mantenía en su poder El partido del sol azteca enfrenta una de sus peores divisiones internas que le dejó como saldo la disputa por el comité estatal entre José Ramiro López Obrador --hermano del jefe de gobierno del Distrito Federal y ganador de la alcaldía de Macuspana-- y el actual dirigente Auldárico Hernández Gerónimo; y peor aún, en los pasados comicios federales sufrió un retroceso, después de un continuo crecimiento electoral que registraba desde 1994 En 1994, durante la elección para la gubernatura, el PRD con el candidato Andrés Manuel López Obrador obtuvo 200 mil 87 votos, que subieron a 213 mil 82 en los comicios federales del 2000 Ese mismo año, en la elección para la gobernador Raúl Ojeda aumentó a 290 mil 968 los votos al perredismo que, finalmente, crecieron a 330 mil en la elección extraordinaria para gobernador del 2001 Sin embargo, el pasado 6 de julio se truncó el crecimiento electoral del partido del sol azteca al desplomarse su votación a 175 mil votos, una pérdida de 155 mil respecto a la elección extraordinaria del 2001 y de alrededor de 40 mil en relación a los comicios federales del 2000 A lo anterior, se sumó “el factor” Roberto Madrazo, quien desde el CEN del PRI y frecuentes visitas a Tabasco, reforzó con todo las campañas de los candidatos porque para él ganar Tabasco significaba “ganar el futuro” Tan seguro estaba de la victoria, que antes de emitir su voto el líder priista demandó a la oposición respetar la ley, no acudir “al muro de las lamentaciones” y atenerse “a la realidad del sufragio” El gobernador Manuel Andrade, por su parte, retó después de sufragar: “Los resultados serán una evaluación de cómo ven o de cómo se sienten los tabasqueños con el gobierno que encabezo” El escenario, pues, eran tan catastrófico para el PRD que, incluso, reconocidas figuras como Arturo Núñez, Raúl Ojeda y Humberto Mayans Canabal, desairaron ser candidatos a diputados locales para no poner en riesgo su “capital político” Pese a tan negro panorama, el lunes el perredismo amaneció como primera fuerza política en Tabasco “El efecto López Obrador, la imposición de candidatos del PRI y otros factores, como el mal gobierno de Manuel Andrade, arrojaron estos históricos resultados”, resumió el priista exsubsecretario de Gobernación y aspirante a la gubernatura, Arturo Núñez Jiménez “Sí, fue el efecto López Obrador y el divisionismo que provocó en el PRI la imposición de candidatos”, coincidió José Ramiro López Obrador, hermano del jefe de gobierno del Distrito Federal, quien pone como ejemplo el caso del municipio de Macuspana que ganó al PRI en proporción de dos a uno El candidato del PRI fue el diputado local Juan Molina Becerra, quien hace 10 años encabezó una revuelta priista que provocó la caída de la presidencia del ahora diputado federal, Carlos Manuel Rovirosa, hermano del actual alcalde José Eduardo Rovirosa Para la selección del candidato del tricolor, las encuestas favorecían al secretario del Ayuntamiento de Macuspana, Felipe Feria, apoyado por el edil Rovirosa, sin embargo, el PRI impuso al “madracista” Molina Becerra Humillados, dolidos, los seguidores de Feria y de otros dos aspirantes a la candidatura priista, se sumaron a la campaña de José Ramiro “Pepín” López Obrador, con el siguiente resultado: de 159 casillas instaladas, Molina Becerra sólo ganó 11 “Pepín obtuvo 30 mil 216 votos y el priista 16 mil 286, una abismal diferencia de casi 14 mil sufragios Un fenómeno que se multiplicó en la mayoría de los 17 municipios cuando el PRI dio marcha atrás en su convocatoria para elegir, mediante convención de delegados, abanderados a las alcaldías y diputaciones El tricolor amarró alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y propuso que los candidatos fueron seleccionados mediante encuestas que nunca hizo públicas, pero que favorecieron ampliamente a “madracistas” y a allegados al gobernador Manuel Andrade La inconformidad llegó y con ella el éxodo masivo de priistas hacia partidos de oposición, mientras que los que se quedaron en el tricolor juraron aplicar “voto de castigo” a los candidatos “impuestos” Varios de los favorecidos con las encuestas del PRI eran alcaldes en funciones que fueron postulados para diputados y viceversa La mayoría perdió Así, las divisiones internas del PRD fueron superadas por las del PRI, a lo que se agregó el “efecto López Obrador” “El PRD, con la figura de Andrés Manuel, arrasó en el Distrito Federal, el efecto López Obrador sencillamente llegó a Tabasco”, aseguró el dos veces candidato a la gubernatura, César Raúl Ojeda Zubieta “Tabasco se pintó de amarillo, sin duda, por el efecto del señor López Obrador”, admitió el delegado panista de la Secretaría de Economía y empresario tabasqueño, Gonzalo Fócil “Obviamente que influyó el efecto López Obrador, pero también mucho más el pésimo gobierno de Manuel Andrade, a quien los tabasqueños no sólo reprobaron, sino también repudiaron en las urnas”, aseguró la diputada federal perredista, Dolores Gutiérrez “Los grandes perdedores fueron Roberto Madrazo y Manuel Andrade La sociedad tabasqueña se hartó de la corrupción, el doble discurso, la manipulación y el fraude electoral”, sintetizó el dirigente estatal del PAN, Francisco Macossay

Comentarios