Reclaman mujeres "equilibrio político" con los hombres

jueves, 23 de octubre de 2003
* Sí buscamos el poder, reitera Olga Sánchez México, D F, 22 de octubre (apro)- Sin alcanzar las expectativas que se generaron previamente, sin las figuras deportivas, intelectuales y políticas que se preveían, el grupo plural de mujeres que organizó el 50 aniversario del voto femenino en México se pronunció por un “equilibrio político” entre hombres y mujeres para lograr mayores espacios de participación, pero sobre todo por acceder al poder En primera fila de la ceremonia realizada en el Claustro de Sor Juana Inés de la Cruz estuvieron la primera dama Marta Sahagún; la exdirigente nacional del PRD, Rosario Robles; la diputada del PRI, Elba Esther Gordillo; la exlegisladora Beatriz Paredes; la ministra Olga Sánchez; la cantante Eugenia León, y la secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, al frente de un grupo de cerca de 200 asistentes cuando se esperaban más de mil Oradora única de la celebración, la ministra Olga Sánchez Cordero lanzó la consigna desde el principio de su discurso: “Que se oiga fuerte y que se escuche lejos”, y también el principal objetivo del encuentro: “Sí, queremos el poder” Música, poesía, política y algunas lágrimas de emoción de Elba Esther Gordillo, se entremezclaron en el acto, en el que predominaron las figuras más que las representantes del movimiento femenino De hecho, el acto se retrasó cuatro días para ajustarse al regreso de Marta Sahagún de la gira por el oriente al que acompañó al presidente Vicente Fox En principio se preveía la participación de Elena Poniatowska y de la velocista Ana Guevara, pero ninguna de las dos asistió, como tampoco Rosario Ibarra de Piedra, primera mujer que se lanzó como candidata a la Presidencia de la República y que es considerada como punto de referencia entre las organizaciones de derechos humanos A pesar de ello, asistieron la cantante Eugenia León, quien cantó dos piezas durante la celebración; las actrices Patricia Reyes Espíndola y Angélica Aragón; la expresidenta de la CNDH, Mirelle Roccati; la periodista Sara Lovera; las locutoras de televisión Denise Merker, Adela Micha y Lourdes Ramos; la exdirigente del PRD, Amalia García, y la panista Margarita Zavala El patio del edificio colonial fue demasiado amplio para las asistentes que fueron instaladas en sillas y servidas por meseros que lo mismo les daban agua y refresco, que vino y canapés al final del encuentro Angélica Aragón, la protagonista de la telenovela “Mirada de Mujer”, fue la encargada de iniciar el programa con la lectura del poema “Meditación en el umbral”, de la chiapaneca Rosario Castellanos Luego entró a escena la ministra de la Suprema Corte de Justicia, Olga Sánchez, quien lanzó las principales consignas del acto luego de hacer un repaso del peregrinar femenino en el camino de la actuación política y social los últimos cincuenta años “Alcanzar la ciudadanía fue y es un logro Pero una cosa ha sido tener derecho y otra muy diferente ganarse el status de ciudadanas Ese nos lo hemos ganado las mujeres de hoy al amparo de una lucha intensa de muchas otras mujeres que nos precedieron y que, de muy diversas maneras, fueron abriendo primero una brecha que hoy ya es todo un camino: el de la participación política de la mujer en las decisiones nacionales”, sostuvo Habló de la conquista del voto consagrado en la Constitución y de la posibilidad que esto abrió de conquistar espacios de poder: “Porque hoy, precisamente, esa posibilidad es centro de debate nacional, pues se dice que las mujeres queremos el poder Hoy confirmamos esa hipótesis: Sí queremos el poder” Sin embargo, aclaró, el acceso al poder no es para mandar arbitrariamente, sino para ser solidarias; no para imponer, sino para dialogar y mediar; tampoco para manipular, sino para unir “Queremos el poder para procurar el desarrollo de una sociedad más armónica, sin exclusiones ni intolerancias, con oportunidades generalizadas”, dijo La ministra destacó que las mujeres quieren el poder para participar en la toma de decisiones en todos los ámbitos; pero no sólo eso, también aseguró que quieren ser escuchadas, y citó la necesidad de que se escuche a las mujeres que nunca están en los foros y las que necesitan ser escuchadas, como el caso de las familias de las asesinadas de Ciudad Juárez “Hoy llamamos a nuestra sociedad a quitar de en medio a quienes esparcen el germen del miedo, el rumor, la calumnia y la descalificación para acallar nuestras voces Hacemos un llamado para hacer de esta celebración el inicio de una agenda más amplia, más incluyente, que nos lleve a un gran pacto nacional que impulse los acuerdos y los consensos necesarios para garantizar un mejor nivel de vida para las mexicanas, mayores espacios en todas las áreas de decisión, equidad en el acceso a todas las oportunidades, moralizar la política, abatir la pobreza, la desigualdad y la discriminación social”, agregó Para cerrar con aplausos de las asistentes, entre ellas la más entusiasta Marta Sahagún, la ministra reclamó: “Nunca más por una cultura que se burle de la participación de las mujeres y de mujeres que no son capaces de ayudarse entre sí” Nadie más participó en la ceremonia, la declaración del Grupo Plural fue leída por la actriz Patricia Reyes Espíndola y en ella se hizo un llamado para que la causa ciudadana empuje una nueva agenda cultural y a nuevas leyes en las cámaras para lograr el real establecimiento de una igualdad de oportunidades y de trato en el mundo público A pesar de que el acuerdo entre las organizadoras era que no se darían entrevistas, Marta Sahagún –vestida de rojo como sólo lo hace en las ocasiones especiales para ella--, insistió: “Las mujeres queremos el poder, por supuesto”

Comentarios