Aún sin investigar, muertes de civiles en Bagdad: HRW

viernes, 24 de octubre de 2003 · 01:00
* Bajas provocadas por estadunidenses, en la posguerra, dicen México, D F, 23 de octubre (apro)- Tras dar a conocer a nivel mundial un informe sobre las bajas civiles en Bagdad, Human Rights Watch (HRW) denunció que las fuerzas armadas de Estados Unidos no han realizado las oportunas investigaciones de estas muertes provocadas por el uso excesivo o indiscriminado de la fuerza en Irak "Lleva tiempo superar la mentalidad de Rambo", dijo un oficial a Human Rights Watch En el informe de 56 páginas, “Corazones y mentes: bajas civiles provocadas por las fuerzas de Estados Unidos durante la posguerra en Bagdad”, se confirman 20 muertes ocurridas tan sólo en la capital iraquí, entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre Human Rights Watch recopiló información fidedigna sobre un total de 94 muertes de civiles en Bagdad, que estuvieron rodeadas de circunstancias legalmente cuestionables y que requieren una investigación Esta cifra no incluye a los civiles heridos por las tropas estadunidenses Igualmente, se desconoce la cantidad precisa de civiles iraquíes muertos a manos de los soldados de Estados Unidos desde el final de las principales operaciones militares, y Washington informó a Human Rights Watch que no dispone de estas estadísticas "Es una tragedia que los soldados estadunidenses hayan matado a tantos civiles en Bagdad", señaló Joe Stork, director ejecutivo en funciones de la división de Oriente Medio y Norte de África de Human Rights Watch "Pero lo realmente increíble es que las fuerzas armadas de Estados Unidos ni siquiera cuenten estas muertes Cada vez que las fuerzas estadunidenses maten a un civil iraquí en circunstancias cuestionables, se debería investigar el incidente", apuntó Las fuerzas armadas dicen que sólo han concluido, hasta el momento, cinco investigaciones por encima del nivel de división, ordenadas por el subcomandante general, de presuntas muertes indebidas En cuatro de estos casos se concluyó que los soldados habían operado "de acuerdo con las reglas de combate" En el quinto caso, un piloto de helicóptero y su comandante se enfrentan a medidas disciplinarias por intentar arrancar una pancarta chiita en Sadr City, Bagdad, lo que provocó un choque violento contra manifestantes, el 13 de agosto Human Rights Watch realizó su propia investigación de dos de estos cinco casos, y encontró pruebas que indican que los soldados habían hecho un uso excesivo de la fuerza, lo que incluyó disparar contra una persona que tenía las manos en alto y golpear a un detenido En ciertos casos, las fuerzas estadunidenses se enfrentaron a una amenaza real, lo que les dio derecho a responder con la fuerza Pero dicha respuesta fue a veces desproporcionada o indiscriminada, provocando daño y poniendo en riesgo a civiles "Los casos que documentamos en este informe revelan un patrón de tácticas excesivamente agresivas, tiroteos excesivos en áreas residenciales y un recurso precipitado a la fuerza letal", señaló Stork Durante la recopilación de datos para este informe, Human Rights Watch entrevistó a más de 60 personas y obtuvo información de cinco fuentes: testigos iraquíes y familiares de las víctimas, archivos policiales de todas las comisarías de Bagdad, organizaciones locales e internacionales de derechos humanos, informaciones de prensa y las fuerzas armadas de Estados Unidos En el informe se clasifican las muertes de civiles en Bagdad, desde el 1 de mayo, en tres categorías: durante los registros, en retenes y después de emboscadas contra convoyes En las tres circunstancias, los soldados recurrieron con frecuencia y precipitadamente a la fuerza letal Su fuego no siempre estuvo dirigido contra el objetivo marcado ni fue proporcionado a la amenaza existente "Irak es claramente un escenario hostil para las tropas de Estados Unidos", señaló Stork "Pero esto no absuelve a las fuerzas armadas de su obligación legal de emplear la fuerza de manera moderada y proporcionada" Human Rights Watch recomendó enérgicamente que las fuerzas de Estados Unidos dejen de poner los pies sobre la cabeza de los iraquíes a los que tienen inmovilizados en el suelo En la cultura de Irak, el uso de los pies contra otra persona supone un grave insulto y ofensa Los oficiales de las fuerzas armadas de Estados Unidos dijeron a Human Rights Watch que estaban impartiendo adiestramiento adicional a sus fuerzas En contraparte, los investigadores conocieron a muchos soldados estadunidenses que trataban con respeto a los iraquíes y se esforzaban por entrenar a la policía local, vigilar las instalaciones y perseguir a los delincuentes Algunos de ellos expresaron su frustración por la conducta de sus compañeros Mientras tanto, la falta de investigaciones oportunas al más alto nivel de muchos incidentes cuestionables ha creado una atmósfera de impunidad "Los soldados tienen que saber que rendirán cuentas por el uso indebido de la fuerza", dijo Stork "Ahora mismo, creen que pueden apretar el gatillo sin exponerse a una investigación"

Comentarios