Vitorean a "Pepín" en Tabasco, por el triunfo perredista

viernes, 24 de octubre de 2003
* A ritmo de la Santanera recibe su constancia de mayoría Macuspana, Tab , 23 de octubre (apro)- La noche del miércoles, el rostro de José Ramiro López Obrador, “Pepín”, no era el mismo que el del domingo 19 al mediodía, a la mitad de la jornada electoral Al ritmo de la tabasqueñísima Sonora Santanera, a las once y media de la noche del miércoles, Pepín recibió su constancia de mayoría que lo acredita como presidente municipal electo de este municipio donde se ubica la Villa Tepetitán, cuna de los López Obrador Así, acompañado de una multitud que no dejaba de corear ¡sí se pudo!, ¡sí se pudo!, el hermano del jefe de gobierno del Distrito Federal hacía realidad el sueño de toda esta gente morena, pobre, curtida por el sol y perredista “hasta la madre”: gobernar Macuspana, bajo control del PRI desde que el abuelo del tricolor, el PNR, se fundó en 1929 Con impecable corte de cabello, Pepín regalaba sonrisas y abrazos por todos lados, mientras potentes amplificadores despachaban guapachosas y legendarias canciones de la Santanera para amenizar la larga espera del cómputo final de votos y la entrega de la constancia de mayoría “¿Te acuerdas de las garrotizas que nos daban?, fueron quince años de lucha, ¡pero vino la cosecha, y qué cosecha! la mayoría de los municipios y la mayoría en el Congreso”, festejó en voz alta don “Chema” Peralta, enfundado en una playera amarilla con logotipo del PRD y la leyenda “brigadas de la esperanza” --¿Fue usted brigadista? --¿Cómo que fui brigadista?, ¡soy brigadista!, falta llevar a la presidencia de la República a Andrés Manuel” --respondió con voz firme este hombre con anteojos de fondo de botella y chanclas raídas Pero, el domingo al mediodía, el escenario era distinto Sentado en una silla de plástico y dos radios de comunicación sobre la mesa, atento a dos celulares que su asesor Marcos Rosendo Filigrana contestaba al primer timbrazo, Pepín, su hermano Arturo y Martín, seguían el desarrollo de la jornada electoral en su austero y casi vacío departamento de interés social del Infonavit Al llegar el reportero, interrogó: --¿Está saliendo a votar la gente? “En algunas casillas hay colas, en otras menos, pero sí hay buena asistencia” En eso, irrumpió, moviendo la cabeza negativamente, Carlos Canabal, uno de sus operadores políticos, con el rostro desencajado: --Ya echaron a andar el operativo Hay camionetas acarreando gentes a partir de la una de la tarde y cien tricicleros también Van con todo --¡Pinche fraude! --masculla Arturo López Obrador Por los radios de comunicación el equipo de campaña confirmó la mala noticia, quienes a la vez activan el operativo “caza-mapaches”, consistente en perseguir a los priistas “compra-votos” para no dejarlos actuar libremente --¡Tenemos detectada una camioneta Van roja que está acarreando! --se escucha en un radio transmisor --¡Desactívela!, ¡desactívela! --se escucha una voz agitada por el otro canal La preocupación invade el duro e inescrutable rostro de Pepín Se paró, salió del departamento, entró, se sentó, siguió atento los informes por los radiotransmisores y se encerró en un cuarto con parte de su equipo de campaña Una hora después, llegó una buena noticia que relajó el tenso ambiente y provocó disimulada alegría al segundo político más importante de la dinastía López Obrador: le empresa encuestadora de TV Azteca, Mendoza y Blanco, reveló “en corto” que Pepín “barría” en la populosa colonia conocida como “Los Gatos” Una buena señal que creció conforme transcurrió la tarde y se volvió euforia incontenible al cierre de las casillas, cuando los primeros resultados arrojaron una “paliza” al candidato de la coalición PRI-PVEM, Juan Molina Becerra, así como al abanderado para diputado, Gaspar Córdova A las ocho de la noche, el pueblo de Macuspana era una locura En las calles el pueblo festejó, bailó y los automovilistas hicieron sonar el claxon en un desafinado concierto “propio de un manicomio”, reportó la prensa nacional Fueron hasta el domicilio de Pepín< /i> y, virtualmente en hombros, la marea humana lo llevó hasta el comité municipal del PRD, donde dio su primer mensaje: “En esta elección no hubo ganadores y perdedores, el único triunfador es el pueblo”, manifestó ante las interminables porras de la multitud Luego, recorrió las calles hasta terminar en el parque central, frente al palacio municipal, donde otra muchedumbre lo esperaba para festejar “la hazaña” “Andrés me dijo hace dos meses Ya que te metiste de candidato, sólo te voy a pedir una cosa: si ganas, qué bueno, pero si pierdes, cuidadito con hacer plantones y mítines”, reveló dos horas antes del cierre de casillas Y ganó Con 30 mil 277 votos contra 16 mil 372 del abanderado de la Alianza para Todos También su compañero de fórmula para diputado, José Luis Sánchez López El miércoles, a las once y media de la noche, por fin la presidenta del Consejo Municipal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, Rocío Némiga, llamó al ciudadano José Ramiro López Obrador y, en medio de interminables aplausos y porras, le entregó la constancia de mayoría como ganador de la presidencia de Macuspana Al salir del local, miles esperaban para saludarlo y abrazarlo La música de la tabasqueñísima Sonora Santanera calló Tomó el micrófono y recordó sus promesas de campaña, entre otras, pensión para adultos mayores, becas de transporte para estudiantes que viajan a Villahermosa y consulta ciudadana cada año, “para saber si quieren que siga en la alcaldía o que me vaya a mi casa “Lo que sucedió en Macuspana y en Tabasco en general, fue un triunfo histórico del pueblo que, por primera vez, gobernará desde la Cámara de Diputados, donde tenemos mayoría”, resumió Y siguió el festejo toda la noche

Comentarios