Descartan ola de inseguridad en Veracruz

sábado, 25 de octubre de 2003
* Rechazan tintes políticos en el secuestro de Mario Zepahua Boca del Río, Ver , 24 de octubre (apro)- Tras negar que el secuestro del diputado federal electo por el distrito de Zonglica, Mario Zepahua Valencia, se deba a la ola de inseguridad que hay en el estado, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Pericles Namorado Urrutia, descartó también que este plagio tenga tintes de carácter político "La hipótesis más fuerte se basa en un secuestro por dinero", respondió al ser cuestionado sobre el caso del también empresario del transporte, quien fue privado de su libertad el 11 de junio, cuando realizaba campaña política por la sierra de Zongolica, y hasta la fecha se desconoce su paradero, aun cuando sus familiares continúan negociando con los plagiarios El titular de la PGJE negó que en el territorio veracruzano se haya desatado una ola de inseguridad, y calificó el secuestro de Zepahua Valencia "como un hecho aislado" Más bien, aseveró, "se trata de un asunto por cuestiones económicas", sin embargo, recordó que ante la petición de los familiares de Mario Zepahua, las autoridades estatales se han mantenido al margen de las investigaciones, "lo cual se ha cumplido a cabalidad, y se ha mantenido discreción en torno a las pesquisas, "pues es un delito que debe ser perseguido" Por ejemplo, refirió que dentro de las pesquisas iniciales realizadas por la PGJE, se procedió a la captura de dos personas presuntamente involucradas en el secuestro, las cuales fueron aprehendidas en Morelos, aunque son de Guerrero Dentro de las investigaciones realizadas, mencionó que se logró comprobar que estos individuos habían comprado la camioneta utilizada para el secuestro de Zepahua en Guerrero En este momento, aseguró, estas dos personas están a disposición de las autoridades veracruzanas Por otro lado, cuestionado sobre el asesinato del entonces diputado federal José María Guillén Torres, el procurador aseguró que continúan abiertas las investigaciones, y la teoría principal del móvil de este homicidio es una venganza de carácter personal por parte de quien fue su suplente, Elizabeth Rosas López

Comentarios