El pleito por las licencias para manejar

domingo, 26 de octubre de 2003
En California, Estados Unidos, hay por lo menos 2 2 millones de latinos, en su mayoría mexicanos, que requieren de una licencia para conducir, no sólo para ejercer su trabajo, sino para identificarse, ya que este documento lo necesitan hasta para obtener una membresía en un club de video Por eso, los latinos indocumentados residentes en ese estado esperan con ansia que llegue el 2 de enero de 2004, pues ese día podrían darles una licencia de manejo, ya que entra en vigor la Ley SB-60, elaborada por el senador estatal Gil Cedillo y firmada por el gobernador saliente Gray Davis, que otorga a los indocumentados el derecho de obtener una licencia para conducir Sin embargo, de acuerdo con un reportaje elaborado por la revista Proceso y publicado en su edición que comienza a circular este domingo 26 de octubre, este privilegio podría terminarse, pues el gobernador electo o “gobernator”, como ya se le conoce, Arnold Schwarzenegger, está en contra de la ley y prometió, desde su campaña por la gubernatura, que la derogaría “La posición del señor Schwarzenegger es firme Quiere derogar la SB-60 y si la Legislatura no lo hace, apoyará un referéndum”, ha dicho su portavoz, Karen Hanretty En contraparte, el senador Gil Cedillo, quien elaboró la ley SB-60, afirma que podría negociar esta ley para hacerla más segura, pero dice que también está dispuesto a “tirar puñetazos”, si pretenden eliminarla “Si quieren batalla, la tendrán No les tengo miedo Yo también soy un peso pesado”, advirtió, de acuerdo con el reportaje de Proceso, publicado en su edición 1408 que empieza a circular a partir de este domingo 26 de octubre

Comentarios