Los gobernadores quieren cuentas claras

martes, 28 de octubre de 2003
* Este martes se firma la convocatoria de la Convención Nacional Hacendaria México, D F, 27 de octubre (apro)- A pesar de los consensos de último minuto para emitir su convocatoria, la Convención Nacional Hacendaria (CNH) nace precedida por una ola de desencuentros entre la Secretaría de Hacienda y los gobiernos estatales, que exigen transparencia en la entrega de información vinculada con los ingresos participables recaudados por el gobierno federal Mientras tanto, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) está decidida a auditar la aplicación de las partidas estatales del Ramo 33, lo que podría generar una controversia constitucional promovida por la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), un tema que se planteará en los trabajos de la CNH que se iniciarán el 5 de febrero del 2004 El martes 28 se firmará la convocatoria de la CNH, acto en el que participarán como oradores el gobernador de Tlaxcala, Alfonso Sánchez Anaya, por el Partido de la Revolución Democrática (PRD); el gobernador de Baja California, Eugenio Elorduy, por el Partido Acción Nacional (PAN), y Patricio Martínez, de Chihuahua, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Sánchez Anaya considera que el principal reto de la CNH será evitar que este esfuerzo se politice En momentos de alternancia, indica en entrevista, la fuerza política “indestructible” que han logrado los gobernadores de todos los partidos deberá utilizarse para impulsar el consenso de los temas acordados en la convocatoria, pero, sobretodo, para respaldar un federalismo equitativo frente al centralismo que hoy caracteriza a la administración pública, pues el 95 por ciento de los recursos estatales provienen de la Federación, lo que genera una dependencia total Hace 18 meses, en un intento por salvar estas diferencias, surgió la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales (CPFF); sin embargo, en opinión de secretarios estatales de finanzas que participaron en sus asambleas, sus objetivos naufragaron debido a los cuellos de botella creados por funcionarios de Hacienda “La problemática nacional rebasó a la Comisión Permanente, situación que se complicó por los problemas con la Secretaría de Hacienda generados por la falta de información, lo cual no se ha corregido, pues hasta la fecha nosotros, como secretarios de finanzas, no conocemos el proyecto que va a presentar el secretario Gil Díaz para la reforma fiscal”, asegura Claudia Mariscal, secretaria de Finanzas del gobierno de Morelos Fernando Calzada, secretario de Finanzas de Tabasco, plantea una de las controversias sobre la información generada por Hacienda, situación que afecta la expectativa y la aplicación de ingresos para las arcas estatales: “En abril, Hacienda informó que se estimaba que los excedentes por el incremento en el precio del petróleo llegarían a 44 mil millones de pesos, de los cuales a los estados correspondían siete mil millones Ahora que los excedentes suman 53 mil millones, Hacienda asegura que a los estados nos siguen tocando los mismos siete mil millones de pesos, a pesar de que los ingresos aumentaron en 25 por ciento” Debido a los enfrentamientos en la CPFF, pero sobre todo al conflicto por los excedentes del petróleo durante el ejercicio 2002, la Conago surgió como fuerza de presión política y como base para convocar a la CNH, mediante las declaraciones de Mazatlán y de Cuatro Ciénegas, Coahuila, en las que participaron 20 gobernadores Cuentas pendientes Como respuesta, el Poder Ejecutivo, mediante Hacienda, solicitó que la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revise la aplicación de los recursos del Fondo General de Participaciones, en el cual se consolida la recaudación federal participable de la Federación y los derechos sobre la extracción de petróleo y minería, sin incluir impuestos adicionales ni recursos extraordinarios, como sucedió en el 2002 En una carta enviada a Manuel Galán, entonces presidente de la Comisión de Vigilancia de la ASF, varios gobernadores advirtieron en julio último que ese órgano no contaba con facultades para auditar dichos recursos, pues el artículo 46 de la Ley de Coordinación Fiscal establece que los recursos del Fondo General de Participaciones sólo pueden ser auditados por organismos locales El gobernador perredista de Zacatecas, Ricardo Monreal, señala en entrevista que, de manera independiente a los trabajos normativos y técnicos de la CNH, los gobiernos estatales están decididos a defender su autonomía y el respeto a las leyes locales, pero sobretodo a la Constitución: “El asunto constitucional seguramente lo vamos a plantear mediante una controversia si es necesario, pues la revisión de los recursos es una competencia estatal una vez que la Federación los entrega” Aun cuando no se trata del primer esfuerzo de coordinación fiscal federal, la CNH pretende por primera ocasión revertir mediante cambios legislativos en los tres niveles de gobierno, el proceso de centralización del gasto federal Según la convocatoria de la CNH, el modelo de participaciones estatales resulta insuficiente para responder a las necesidades actuales Las convenciones hacendarias de 1925, 1933 y 1947 fortalecieron la centralización de la recaudación tributaria, que se consolidad en 1953 en la Ley de Coordinación Fiscal, la cual unió a algunos estados mediante un convenio que los obligaba a derogar contribuciones locales a cambio de recibir participaciones de la Federación Sin embargo, agrega la convocatoria de la CNH, hasta 1972 sólo se habían coordinado 18 estados Por ello, a partir de 1973, todos los estados se integraron a esta coordinación al reformarse la Ley Federal sobre Ingresos Mercantiles En 1980, una nueva Ley de Coordinación Fiscal derogó la legislación de 1953 y surgió el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, con el cual se inició el fortalecimiento de las haciendas públicas estatales y municipales Según Monreal, las tres últimas convenciones hacendarias se realizaron sólo en beneficio de la Federación, por lo que se ha generado una gran expectativa en torno a esta nueva CNH Considera que “aún no es tiempo de lanzar las campanas al vuelo” por los intereses encontrados, pues los gobiernos estatales no han renunciado a la revisión de información para ratificar la entrega de recursos por ingresos extraordinarios “No tenemos información fidedigna y no podemos constatar que esa información sea veraz”, asegura Por ejemplo, a partir de los excedentes del petróleo aún se tienen cuentas pendientes, cuyo reclamo podría surgir en la reunión de Durango, el próximo 30 de octubre Piensa Monreal que quienes participen en la CNH tendrán que actuar con mucha prudencia y tolerancia para alcanzar los objetivos de revertir el avance de la Federación contra los intereses de los estados y municipios Informa que para Zacatecas, uno de los grandes temas será la potestad sobre recursos naturales Explica que en la entidad durante los últimos 500 años se han explotado las minas sin que el estado participe en los ingresos, pues todos los recursos se envían a la Federación Este reclamo lo plantean otros estados, como Tabasco respecto de la explotación del petróleo Además, Monreal se pronuncia por el establecimiento de fondos especiales de compensación, para lograr equilibrio en el reparto de recursos para los estados más pobres Impuestos: el dilema En los documentos de trabajo que precedieron a la convocatoria final de la CNH, se reconoce que en la actualidad el gasto federalizado apenas alcanza el 8 por ciento del PIB respecto del siete por ciento que representan las participaciones federales Sánchez Anaya explica que uno de los objetivos de la CNH será buscar mayores equilibrios; sin embargo, reconoce que para lograr la descentralización de las competencias de recursos y gastos hacia estados y municipios también se deberá responder a los esquemas de rendición de cuentas y transparencia: “No se pretende debilitar a la Federación, tenemos que fortalecerla… nada más que con mayor equidad” Dice que la transparencia y la rendición de cuentas se deben generar a nivel estatal, por ello en Tlaxcala se creará un instituto dirigido al control y vigilancia del gasto público Recuerda que los gobiernos municipales y estatales llegaron a administrar hasta 630 impuestos, pero la tendencia centralizadora a partir de la década de los 80 disminuyó el margen de maniobra para obtener recursos de manera directa Explica que las facultades de los estados para el cobro de impuestos se presenten de manera gradual, pues muchas entidades pobres no cuentan con la infraestructura para llevar a cabo la recaudación En contraste, Claudia Mariscal, secretaria de Finanzas de Morelos, asegura que muchos estados ya se encuentran listos para el cobro de impuestos, a pesar de lo cual el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha negado el acceso a instancias administrativas e incluso a los registros de contribuyentes, bajo el argumento de que “contaminarán” sus bases de datos “Los legisladores nos dieron la potestad para cobrar impuestos, pero los funcionarios de Hacienda, en una actitud como para demostrar que los estados no podemos cobrarlos, proponen la opción de hacerlo a través de la tarjeta tributaria, cuando los obstáculos llegaron de la propia dependencia”, explica De acuerdo con Sánchez Anaya, el resultado es que muchos gobiernos estatales y municipales no cuentan con recursos para hacer frente a demandas básicas de equipamiento urbano, infraestructura, salud y educación Hace tres años el gobierno de Tlaxcala hizo un llamado a los poderes Legislativo y Ejecutivo, así como a los gobiernos estatales y municipales para que se llevara a cabo una CNH, proyecto que tomó mayor fuerza gracias a la Conago, pero también con la participación y propuestas de instituciones académicas como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) El gobernador de Puebla, Melquíades Morales, dice que más allá de los resultados que genere la CNH en el mediano plazo, los gobernadores que integran la Conago, han planteado que en el Presupuesto de Egresos y en la Ley de Ingresos de la Federación para el 2004, se incorporen recursos suficientes para la educación y salud Además, que el Programa de Apoyos para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (PAFEF) se integre al Ramo 33 como un fondo de fortalecimiento estatal, formado con el 25 por ciento de la Recaudación Federal Participable Confirma que se solicitó a Hacienda que otorgue facultades a los estados para que administren integralmente el régimen de pequeños e intermedios contribuyentes del Impuesto sobre la Renta, con los incentivos correspondientes, y que en los Presupuestos de Egresos 2004 del gobierno federal y de los estatales, se privilegie el gasto social El próximo año, los gobernadores que participan en la CNH esperan contar con proyectos concretos para reformar la Ley de Coordinación Fiscal, facultades regionales para el cobro de gravámenes como el ISR y el IVA, así como la definición sobre los impuestos especiales y las competencias de los municipios “El próximo año podemos sacar adelante la CNH con reformas y recomendaciones para el Poder Legislativo, pues hoy se tiene el impulso federalista que procede de la periferia al centro”, asegura Monreal El reto de la CNH, concluye, será terminar con el estado paternalista y centralista, en donde los estados y municipios son subsidiados por la Federación: “Es un viejo esquema de subordinación en donde se piensa que se tiene un control; la paradoja es que este gobierno federal que, incluso, impulsó a la Conago, ahora parece querer dejar las cosas como están, porque así les gustan más”

Comentarios