Los Zepahua: un cacicazgo herido

martes, 28 de octubre de 2003
* Añeja, la disputa por las rutas de transporte en la sierra veracruzana Tequila, Ver , 27 de octubre (apro)- Cansados de tantas injusticias y violencia, un grupo de indígenas nahuas, encabezados por los hermanos Berto y Maurilio Xocua Méndez, se organizaron en 1986 para formar una cooperativa de transporte en la sierra de Zongolica, y así quitarle poder a la familia Zepahua Los Zepahua y los Xocua se disputaban la ruta San Andrés-Tenejapa-Tlilapan y Orizaba, en plena zona serrana Con amenazas y presiones políticas, los Zepahua ya habían logrado la quiebra de otros dos grupos de cooperativistas, que se vieron obligados a venderles sus autobuses y cederles las concesiones Según diversos testimonios de los habitantes de esta población, que permiten reconstruir la historia, los Xocua, apoyados por la organización indígena El Tinam, representada por Gloria Arenas Ajis, le declararon “la guerra” a los Zepahua y se empeñaron en formar la cooperativa Aguas Oscuras, a la cual le autorizaron cuatro permisos Mediante cooperaciones del pueblo, venta de animales y un crédito, los indígenas compraron un camión, con el que empezaron a trabajar Molestos, Ricardo Zepahua y su hijo Mario organizaron una cooperativa “fantasma”: compraron varios autobuses y los metieron a competir en la misma ruta Los hermanos Xocua interpusieron diversos recursos legales hasta lograr obtener el amparo de la justicia Semanas después de los fallos judiciales, surgió la violencia: un grupo de pistoleros del municipio de Tenejapa llegó a Tequila la noche del 11 de noviembre de 1986 en busca de Berto Xocua Casi al anochecer, tocaron en la puerta marcada con el número 6 de la calle Aureliano Hernández Palacios --¿Aquí vive Berto Xocua? --¿Qué se les ofrece? –respondió Miguel Angel, hijo menor de la familia --Queremos hablar con él Es urgente --Yo soy –fingió-- estoy a sus órdenes En ese momento, los tres hombres descargaron sus pistolas 9 milímetros en el cuerpo de Miguel Angel, quien murió instantáneamente Así, la familia Zepahua Valencia empezó a obtener el poder económico y político en toda la sierra de Zongolica, localizada en la región conocida como Las Grandes Montañas, a un lado de Orizaba Hoy, 17 años después, la familia Zepahua salió de un drama: el secuestro de Mario, el hijo mayor de Ricardo Zepahua, a quien la población señala como el cacique de Zongolica Mario, exalcalde de Tequila, fue secuestrado el 11 de junio último, en plena campaña electoral por la diputación federal, por un grupo de encapuchados que lo interceptó en la carretera, después de un mitin A pesar de estar en cautiverio, Mario Zepahua ganó las elecciones, y su secuestro duró más de cien días Los Zepahua y el poder De origen nahua, la familia Zepahua Gutiérrez se asentó en Zongolica en los cincuenta, y pronto adquirió poder y fortuna: mantuvo estrechas relaciones con los gobernadores Rafael Hernández Ochoa, Agustín Acosta Lagunes, Fernando Gutiérrez Barrios y Dante Delgado Rannauro En los setenta, cuando Zongolica era una región incomunicada y sin energía eléctrica, Ricardo Zepahua y su esposa Emma Valencia empezaron a crecer en el negocio de los abarrotes: a los indígenas les vendían y fiaban veladoras, petróleo, piloncillo, café, azúcar, frijol, arroz y aguardiente “El señor compraba la mercancía barata en la ciudad y la vendía cara en la sierra; a la persona que le fiaba y tardaba en pagarle, le cobraba el doble Nadie le decía nada y todos estaban sujetos a su voluntad”, recuerda Mauricio Xocua A principios de los ochenta, don Ricardo Zepahua ya era considerado un cacique, aunque negaba ser tan poderoso: “La única riqueza que tengo son mis hijos”, solía decir En el libro Un infierno llamado Veracruz, de Luis Velázquez Rivera (Editorial Oasis), Zepahua Gutiérrez afirma: “No soy cacique Ni exploto a los paisanos vendiendo caro en la tienda Soy amigo de todos Nunca he mandado a matar a nadie Le hablo al que tiene mucho y al que tiene poco Y en mi tienda a nadie le niego las cosas” Pero a principios de los ochenta, con el poder económico obtenido con sus negocios, Ricardo Zepahua asumió la presidencia municipal de Tequila y su riqueza creció a grado tal que, según afirma Mauricio Xocua, forzó a las familias Morales y García a venderles sus líneas de transporte que circulaban en la sierra Así, los Zepahua lograron adquirir todas las concesiones de transporte en la sierra de Zongolica; actualmente poseen la empresa transportista Adelas que, con 300 autobuses, tiene el monopolio del transporte en los 18 municipios de la región e impone las tarifas a su voluntad No sólo eso Desde que Ricardo Zepahua fue alcalde de Tequila, la presidencia municipal se mantiene entre familiares: hermanos, tíos, sobrinos, cuñados, concuños, primos, compadres y amigos se han heredado el poder cada tres años, según consta en el registro histórico de alcaldes del municipio Algunos datos: al terminar el periodo de Ricardo Zepahua, la alcaldía la tomó su primo, Ignacio Muñoz Valencia; en el periodo reciente siguieron los hermanos Noé y José Tezoco, amigos de Ricardo Después siguió Cid Espíndola, también amigo de los Zepahua, quien le traspasó la alcaldía a Mario Zepahua; éste se la heredó a su primo Ignacio Valencia y luego siguieron los hermanos Javier y Oscar García Colohua, cuñados de Mario Los Zepahua también han mantenido el control del cabildo a través de Laureano Zepahua, tío de Mario, quien fue juez municipal y ha ocupado en varias ocasiones el cargo de síndico en el ayuntamiento De acuerdo con miembros de la Organización Campesina Indígena de la Sierra de Zongolica (OCISZ), los Zepahua nunca han pagado impuestos en el municipio y se les han descubierto fraudes con algunas obras materiales, como la carretera Tequila-Tezacualco, la cual lleva varios banderazos de arranque y aún no está concluida Otra obra “fantasma” es la introducción de la red de agua potable en el poblado de San Antonio, la cual se empezó a construir en la administración de Javier García Colohua, cuñado de Mario Zepahua, quien actualmente ocupa el cargo de director de Gobernación en la ciudad de Córdoba Al ver que la obra no se concluía, miembros del comité de obra de San Antonio viajaron a la ciudad de Jalapa a investigar las causas del retraso Al entrevistarse con diputados de la Legislatura local, les dijeron que la obra estaba reportada como concluida Los legisladores consultados les mostraron documentación y los integrantes del comité descubrieron que sus firmas habían sido falsificadas Amparados en su poder económico y sus relaciones con altos funcionarios del gobierno del estado, los Zepahua también hacen favores políticos, según afirma Maurilio Xocua, dirigente de la OCISZ Narra: “Si alguna persona tiene aspiraciones políticas, primero piden la anuencia de don Ricardo o de Mario, quienes dan el visto bueno y financian la campaña Luego, los Zepahua cobran esos favores al obtener privilegios e impunidad” Uno de los principales políticos que han apoyado a la familia Zepahua es Fidel Herrera Beltrán, aspirante a la gubernatura Mario Zepahua fue coordinador de la campaña de aquél cuando contendió como aspirante a diputado por el distrito de Boca del Río y ha realizado parte de su carrera política a la sombra del actual senador Los Zepahua también son supersticiosos Según las versiones que circulan en Tequila, los miembros de esta familia son afectos a la consulta de brujos y curanderos en la región Maurilio cuenta que es tradición en los Zepahua consultar su futuro político con una bruja de nombre Minerva, de Orizaba Una versión entre miembros de la OCISZ es que en la última ocasión que Mario Zepahua consultó a la curandera, ésta tuvo un acierto y un error: le dijo que iba a ganar las elecciones, pero no vislumbró que sería secuestrado Los Zepahua controlan a la Iglesia católica en la región En la sierra de Zongolica, por ejemplo, se festeja a 65 santos cada año Para cada festejo, se nombra a un mayordomo, quien es responsable de realizar la fiesta, la cual puede durar hasta una semana Xocua Méndez detalla: “La gente que tiene una mayordomía está obligada a cumplir con la fiesta de algún santo, ya sea San Juan o San Pedro, porque aquí la palabra tiene un alto valor Los mayordomos, a su vez, también están al servicio del PRI, y si alguien, por alguna razón, no acepta ser mayordomo, se le relega por estar en contra de Dios” Las pesquisas Después de su secuestro, ocurrido el 11 de junio último, la Procuraduría de Veracruz, encabezada por Pericles Namorado, tuvo conocimiento de que Mario Zepahua Valencia fue mantenido en cautiverio en Tehuacán, Puebla, primero, y luego en el Distrito Federal Hasta antes de su liberación, la PGJE había consignado a dos personas presuntamente relacionadas con el plagio: Antonio Guzmán Camacho y Ernesto Montiel Jiménez, quienes fueron aprehendidos en el estado de Morelos, pero se siguen otras líneas de investigación que apuntan a los empleados cercanos de Mario, a sus socios e incluso a la propia familia

Comentarios