La política exterior de México no se presta a juegos: Bremer

miércoles, 29 de octubre de 2003
* Irritan a la Cancillería las críticas del subsecretario Roger Noriega Washington, 28 de octubre (apro) - Las críticas que Roger Noriega hizo esta semana en México a la política exterior de Vicente Fox, irritaron a la Secretaría de Relaciones Exteriores, que sin embargo, se abstuvo de contestarle directamente al funcionario estadunidense durante su estancia en la capital mexicana y lo hizo a través de su embajador en Washington, Juan José Bremer "La política exterior de México no se presta a juegos, la respalda una sólida tradición que se basa en principios e intereses legítimos y goza de un amplio consenso nacional", declaró el embajador mexicano a la agencia Apro Noriega, subsecretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, aprovechó su presencia en México en el marco de la reunión de Seguridad Hemisférica de la OEA, para criticar al gobierno foxista por practicar una política exterior con "cinismo manufacturado"; apreciación que causó la molestia de la Cancillería mexicana Sorprendió el hecho de que el canciller Luis Ernesto Derbez mandó a Bremer a que hiciera contacto con los corresponsales mexicanos acreditados en Washington para dar la reacción a las declaraciones de Noriega; y que no fuera el secretario directamente o Jerónimo Gutiérrez, el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, los que pusieran en su lugar al funcionario estadunidense "Es necesario mejorar la relación y generar respeto mutuo entre los dos países; Estados Unidos quiere una relación madura con México y éste necesita una cantidad importante de idealismo en el debate", insistió Noriega en su discurso ante El Colegio de México al participar el lunes en la conferencia sobre La política de Estados Unidos hacia México y el Hemisferio Occidental "En nuestra relación con Estados Unidos tenemos claro lo que buscamos, valoramos nuestras coincidencias y respetamos cuando se dan nuestras diferencias", remató Bremer en su breve declaración, no sin antes aclarar que "no es su profesión" el especular sobre las razones que llevaron a Noriega a criticar al gobierno foxista Esta fue la primera ocasión en que el funcionario estadunidense criticó al gobierno foxista, desde su llegada a la Subsecretaría de Estado Antes, cuando trabajaba como asesor y mano derecha del exsenador republicano de Carolina del Norte, Jesse Helms, Noriega se destacaba por una feroz crítica a las políticas de los gobiernos mexicanos en manos de presidentes priistas Su posición y la de Helms, cambiaron radicalmente con la elección presidencial de Fox, por lo que sus declaraciones molestaron y sorprendieron a Los Pinos y a Tlatelolco

Comentarios