El sonriente Sandoval Iñiguez

viernes, 3 de octubre de 2003
México, D F, 2 de octubre (apro)- Qué sonriente se ve el cardenal Juan Sandoval Iñiguez tras la reunión con Vicente Fox, el domingo 21, y la marcha cristera, ocho días después, en Guadalajara Transmite su semblante la certeza de que la investigación en su contra, por sus presuntas conexiones con el narcotráfico, ya se esfumó Faltaba más Tomada la medida al poder público, que representa Fox como presidente de la República, Rafael Macedo como procurador y Santiago Creel como secretario de Gobernación, es de trámite mandar al archivo las pesquisas y frotarse las manos para acumular más poder político Miren que meterse con la Iglesia, sobre todo con ese sector de la opción preferencial por los ricos A Sandoval, príncipe de la Iglesia, se le debe una disculpa y Macedo deberá ofrecérsela Y si Creel aspira a ser candidato presidencial, también, que para eso los acólitos secreteros del cardenal mueven masas que representan votos Los priistas se mofan de Macedo y Creel: "¿No que no tragaban sapos sin hacer gestos?" Sandoval adelantó, al salir de la finca de Fox, que el "acuerdo" era que habría una resolución en cosa de dos semanas, pero este plazo bien podría demorarse un poco más, al fin que el resultado será el mismo: El cardenal es inocente No hay elementos para actuar en su contra Se archiva el expediente Sandoval y sus amigos están felices Ya lo dijo el prominente empresario José María Guardia, acusado junto con Sandoval de lavado de dinero: "No hay mayor felicidad que saberse inocente y famoso" En la entrevista que tuvo con Rodrigo Vera, reportero de "Proceso", Guardia ya ni se preocupa por las acusaciones del exprocurador Jorge Carpizo: "Él ya no sabe cómo salir de este broncón, y la única manera es atacándome a mí y al cardenal Sandoval Iñiguez Pero lleva todas las de perder En cambio, nosotros saldremos limpios" El dueño del hipódromo de Ciudad Juárez y de varias casas de juego en todo el país, ese tipo de juegos que a menudo se utilizan para el lavado de dinero, claro que se dice inocente y víctima de quienes conspiran, como Carpizo, para ocultar el crimen del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo --¿Qué piensa hacer ahora contra sus acusadores? --le preguntó Vera --¡Ganarles! ¡Simplemente ganarles! Ya puse una denuncia penal contra ese señor (Carpizo), cuyo nombre no quiero mencionar porque me vomito Incluso, él ya se presentó a declarar, presentó un escrito donde dice una sarta de mentiras? Lleva todas las de perder Y él, claro, junto con el cardenal Sandoval, lleva todas las de ganar Felices se ven, también, el diputado federal panista Fernando Guzmán Pérez-Peláez y José Antonio Ortega Sánchez, acólitos del cardenal, y su causa de membretes que acarrearon jóvenes a la manifestación cristera del domingo 29 en Guadalajara: La Comisión Mexicana de Derechos Humanos, del propio Ortega Sánchez; la Asociación Nacional Cívica Femenina, de Cecilia Romero, que quiere ser presidenta del PAN; el Comité Nacional Provida, de los Serrano Limón; la Coordinadora Ciudadana, de Guillermo Velasco Arzac; el Movimiento Testimonio y Esperanza, del senador Marco Antonio Adame Y el PAN de Luis Felipe Bravo y Ramón Muñoz Gutiérrez? Todos felices para seguir con su propósito que advirtió, el 3 de julio del 2000, el secretario de Educación de Guanajuato, Fernando Rivera Barroso, ante los miembros del gabinete estatal: "Ayer dimos el primer paso El que sigue ahora es llevar a los altares al cardenal Posadas Ocampo" Lo van a lograr, aun en contra de la ley que el gobierno de Fox volvió a pisotear Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios