Chiapas: insisten en desalojar a campesinos de zonas protegidas

jueves, 30 de octubre de 2003
* Casi un cuarto de millón de personas habitan en 17 áreas naturales Tuxtla Gutiérrez, Chis , 29 de octubre (apro)- Más de 231 mil personas habitan y trabajan dentro de las 17 áreas naturales protegidas de Chiapas (ANP), lo que provoca una presión sobre sus recursos, aunque más grave es la presión externa que se ejerce sobre ellas desde los núcleos urbanos El delegado en Chiapas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Adrián Méndez Barrera, dijo que de un millón 998 mil 300 hectáreas de selva, bosques y manglares decretadas como ANP, 60 por ciento son zonas de amortiguamiento, donde se puede convivir con la naturaleza, donde las personas pueden trabajar sin dañar el ecosistema, pero existe un 40 por ciento, de las denominadas zonas núcleo, donde definitivamente no debería ser alterado el uso del suelo Pero de ese 40 por ciento, unas 800 mil hectáreas, de 10 a 15 por ciento están siendo afectadas por “grupos que no deberían estar ahí” Dijo que de permanecer ellos ahí, al menos sus milpas o lugares de labores del campo deberían ser reubicados a la llamada zona de amortiguamiento, que toda ANP tiene por decreto Estas 17 ANP son las siete reservas ecológicas formadas por El Triunfo, La Encrucijada, La Sepultura, Lacantún, Montes Azules, selva El Ocote y el volcán Tacaná; las tres áreas de protección de flora y fauna, que son: Cascadas de Agua Azul, Chan-kin y Metzabok; los tres parques nacionales: Nahá, Cañón del Sumidero y Lagunas de Montebello; los dos monumentos nacionales: Bonampak y Yaxchilán, y el santuario de playas de puerto Arista Estas 17 ANP abarcan un millón 998 mil 360 hectáreas de toda la geografía de Chiapas, y agregó que en ellas viven unas 231 mil 400 personas, distribuidas en mil 400 poblados Pero lo más grave no sólo es la presión interna, sino la externa, que ejercen los poblados y núcleos urbanos que circundan a esos macizos forestales, pues demandan flora y fauna, lo que provoca el saqueo sin control de los recursos naturales Como ejemplo, mencionó que en Texas se comercializa la palma camedor, una planta de ornato, pero 80 por ciento de ese tráfico y comercialización de planta llega de México, y 60 por ciento de ello, de las ANP de Chiapas Los coyotes compran esa palma a los campesinos e indígenas de Chiapas, en 04 centavos, y en Tabasco la compran en 14 centavos, pero ellos lo revenden hasta en tres pesos cada pieza Esto indica la gran diferencia, las pocas ganancias que le quedan a los campesinos e indígenas que se internan a las montañas para conseguirla Rechazo recientes invasiones a las ANP de Chiapas, pero dijo que muchos de estos poblados regulares e irregulares se han adaptado al proceso de conservación de las selvas y bosques, pero otros siguen renuentes a entender que los recursos naturales están en riesgo de desaparecer

Comentarios