Rechazan en Acapulco construcción de una presa

jueves, 30 de octubre de 2003
Acapulco, Gro , 29 de octubre (apro)- Campesinos, sindicalistas, políticos marginales, maestros disidentes y estudiantes universitarios marcharon por el puerto para manifestarse en contra de la construcción de la planta hidroeléctrica La Parota Desde hace tres meses, campesinos de algunos de los 14 ejidos que serían afectados, pertenecientes a los municipios de Acapulco, San Marcos, Juan R Escudero y Chilpancingo, han realizado movimientos de protesta luego de que empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) iniciaron los trabajos de factibilidad en los márgenes del río Papagayo, que abastece al puerto de Acapulco de agua potable La CFE asegura que el proyecto implica la inversión de 800 millones de dólares durante los diez años que duraría la construcción, en un área de mil 700 hectáreas y públicamente se ha comprometido a reubicar a las familias que habitan en la zona Sin embargo, entre los campesinos cundió la incertidumbre, porque aún no se define el monto de las indemnizaciones, pues la CFE argumenta que primero tienen que verificar si es factible la construcción de la presa Como parte de las manifestaciones de protesta, que han incluido bloqueos a los accesos de La Parota, el miércoles unas 800 personas, en su mayoría campesinos, algunos con machetes en mano, recorrieron bajo el candente sol del mediodía unos siete kilómetros de la costera Miguel Alemán Por unos minutos se detuvieron en la sede del Ayuntamiento de Acapulco, para reclamar con rechiflas e insultos al alcalde Alberto López Rosas respaldar el proyecto hidroeléctrico, que, según la paraestatal, daría empleo directo a cinco mil personas durante la construcción, y permitiría la creación de cinco mil hectáreas de tierras de riego Las pieles curtidas por el sol, parecían no sentir la inclemencia de éste durante las tres horas que duró la marcha por las calles del puerto Mujeres con pequeños en brazos, ancianos y discapacitados, con rastros de pobreza extrema en sus vestimentas y en sus rasgos, gritaban insultos, lo mismo al alcalde, al gobernador René Juárez Cisneros y al presidente Vicente Fox En el zócalo del puerto, se informó la presencia de comuneros y ejidatarios de por lo menos 25 pueblos, y el respaldo de organizaciones diversas, como los maestros pertenecientes a la CETEG, entre los que iba el líder estatal Víctor Echeverría Valenzuela; el Frente Popular Revolucionario (FPR), de la exdiputada local Rosario Merlín, que portaba banderas rojas con el escudo comunista de la hoz y el martillo; el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), sin registro, pero activo; miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME); el Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG), encabezado por Bertoldo Martínez Cruz, considerado expreso político, vinculado con el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), y representantes del Consejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena (CG500ARI), entre otros En principio, los comuneros rechazaron cualquier representante partidista, y cualquier intento de entablar un diálogo con empleados de la CFE, de manera que el dirigente del Partido del Trabajo en el estado, el exdiputado federal Félix Castellanos fue deslegitimado ante medios que recogían su opinión sobre el asunto Al comunero Mauro Gallegos Salgado, de Los Huajes, le tocó dirigir la manifestación en el zócalo Ahí reclamó a la Federación el abandono en que ha tenido a las comunidades rurales de Acapulco, donde los accesos son intransitables y no hay todos los servicios públicos “Durante muchos años han tenido marginado al campo, y ahora nos dicen que nuestras tierras no valen porque son tierras ociosas”, reprochó Gallegos Salgado, y reiteró que los campesinos de la región no quieren “un proyecto que sólo van a disfrutar en Estados Unidos” Gumercindo Joaquín Prudencio, de San José Cacahuatepec, y quien ha fungido como líder del Consejo de Comunidades Inconformes con la presa La Parota, reclamó al alcalde Alberto López Rosas, de extracción perredista, no respaldar la decisión de quienes lo llevaron con sus votos al poder, pues hasta ahora el edil ha tenido una posición ambigua sobre el proyecto Joaquín Prudencio invitó a los todos los ciudadanos de Acapulco a sumarse al movimiento de resistencia, porque dijo tener informes de “expertos” de que la construcción de la hidroeléctrica causaría daños ecológicos y contaminaría el agua Víctor Echeverría Valenzuela, manifestó el respaldo de los maestros disidentes y anunció que estarán “pendientes” del curso de las movilizaciones Marco Antonio Suástegui Muñoz, de La Parota, llamó a defender las tierras y oponerse al Plan Puebla Panamá, que incluye la construcción de 72 presas hidroeléctricas entre las que estaría considerara la de La Parota Recordó que en una conversación que sostuvieron con el gobernador René Juárez, éste les expresó que “si los pueblos no quieren la presa, pues a la chingada”, por lo que ahora los campesinos le tomaban la palabra “A René Juárez le decimos que la presa se vaya a la chingada”, subrayó Felipe Flores de la comunidad de Garrapatas, advirtió que los campesinos están dispuestos a “derramar sangre” por defender sus tierras, donde reconoció “no hay desarrollo ni progreso”, pero los campesinos, advirtió, “no daremos marcha atrás” El dirigente del SME, Humberto Barrales, expresó la solidaridad de los “55 mil trabajadores” de su sindicato con los campesinos, y aseguró que apoyan la oposición a la construcción de La Parota porque están en contra de la privatización de la producción de la energía eléctrica Invitó a los campesinos a sumarse a la caravana programada para el 18 de noviembre en contra de la privatización de la CFE Después de más de una hora bajo el sol durante las intervenciones de campesinos, los manifestantes regresaron como pudieron de nuevo a sus comunidades, donde la pobreza y la falta de servicios es lo único que conocen

Comentarios