México será gobernado pronto por una mujer: Sahagún

sábado, 4 de octubre de 2003
* El mito desaparecerá, advierte la primera dama México, D F, 3 de octubre (apro)- En su regreso a la lucha política, Marta Sahagún aseguró que las condiciones en México ya están dadas para que lo gobierne una mujer Sin ponerse a la cabeza de esta posibilidad, la pareja presidencial dijo que nadie debe dudar que pronto desaparecerá el mito mexicano de que no será gobernado por una mujer “Que nadie dude que la sociedad se está preparando para que éste y muchos otros acontecimientos inéditos se presenten en el corto plazo Muy pronto desaparecerá el mito de que el país no está preparado para ser gobernado por una mujer Que nadie dude tampoco que varias mujeres han puesto la mira en esa posición y que están trabajando --en el silencio y de manera cautelosa-- para lograrlo Sin dar los nombres completos hizo alusión a los nombres de varias mujeres que están o pretenden estar en los espacios de decisión política: Beatriz (Paredes), Elba Esther (Gordillo), Ana Gabriela, Dolores, entre otras Más adelante esgrimió: “no sabemos quién es, qué edad tiene, dónde trabaja, ni cuál es su origen Probablemente esté aquí, en este mismo foro, entre ustedes o tal vez fue convocada y no pudo asistir porque otras responsabilidades se lo impedían “De lo que sí podemos estar seguras es de que llegará y que sabrá actuar con un gran sentido de justicia y equidad El rumbo está trazado Las condiciones básicas ya están dadas”, vaticinó Lo anterior lo expresó la primera dama en el marco del seminario “Mujer, Liderazgo y Poder”, de la Universidad Iberoamericana, y desde el principio de su participación delineó la línea del discurso que ha desplegado en las ultimas semanas y que ha permeado su regreso a lucha política Beatriz Paredes y Elba Esther Gordillo estaban invitadas, pero no asistieron La primera dama argumentó que la transición a la democracia en México será incompleta si no se incluye a las mujeres en igualdad de circunstancias y oportunidades “México está obligado a acelerar el paso y nos necesita, porque ya quedó demostrado que fuimos, somos y seremos factor de cambio”, subrayó En su largo discurso, la primera dama ofreció un extenso argumento para ofrecer la conclusión de que pronto México será gobernador por una mujer “Demasiado tiempo ha tenido que pasar para que las mujeres podamos hablar, con la libertad que hoy gozamos, de un tema que estuvo vetado para nosotras por muchos siglos: el poder Lo estamos haciendo como nunca antes, pero también es una realidad lamentable que el poder no lo estamos ejerciendo como debiéramos La razón es obvia: no fuimos educadas para obtener poder; no fuimos educadas para competir por el poder; no fuimos educadas para enfrentar el poder Y lo que es peor: no fuimos educadas para ejercer el poder”, explicó Ante el auditorio universitario habló de la discriminación de género y de la imposibilidad de ejercer abiertamente el liderazgo para las mujeres por muchos años Pero ahora, agregó: “ las acciones de muchas aquí presentes, y otras ausentes, como de Beatriz, Margarita, Amparo, Patricia, Judith, Elba Esther, Ana María, Dolores, Ana Tere, Luisa, Ana Gabriela, y muchas, muchas otras --entre muchas otras cuyos nombres llenarían cientos de páginas-- están contribuyendo de manera decisiva para satisfacer esta necesidad y cumplir así su destino” Sin cortapisas habló de la unidad de género para fortalecer el movimiento de las mujeres en todos los espacios y en todos los momentos e hizo un llamado también a las mujeres para ejercer el poder y el liderazgo “para influir, para convencer, para argumentar, para persuadir y para lograr los cambios que aún nos hacen falta” Desde su perspectiva, el liderazgo de muchas mujeres mexicanas en la actualidad se presenta como una gran oportunidad, “pues quien es líder mueve, orienta, marca caminos, promueve cambios, define rumbos” Por ello, hizo una nueva propuesta a las mujeres para ampliar los márgenes de acción y entrar en los espacios económicos, financieros y políticos, además de los sociales y culturales “con más decisión” Fue entonces cuado presentó sus argumentos para vaticinar la llegada de una mujer a la Presidencia: “Hace tres años, la empresa Gallup realizó una encuesta sobre la participación política de la mujer en seis países de América Latina, México incluido De los datos interesantes que se desprenden de esta investigación hubo tres que llamaron poderosamente mi atención El primero, que más de la mitad de las y los encuestados opinó que sus países se beneficiarían con una mayor presencia de mujeres en cargos públicos El segundo, que el 75 por ciento de las y los encuestados creen que en los próximos veinte años, una mujer será elegida presidente de sus países El tercero y más importante: casi todos los encuestados aseguraron que votarían por una candidata mujer para la Presidencia, para las alcaldías o el liderazgo comunitario si ellas fueran las personas más calificadas para el cargo” Inmediatamente aseguró: “que nadie dude que la sociedad se está preparando para que éste y muchos otros acontecimientos inéditos se presenten en el corto plazo Muy pronto desaparecerá el mito de que el país no está preparado para ser gobernado por una mujer” Para alcanzar esta meta, Marta Sahagún insistió que se requiere que las actuales lideresas y las del futuro sigan comprometiéndose con los derechos de las mujeres, y contra cualquier expresión de la injusticia

Comentarios