Discriminación legal

domingo, 5 de octubre de 2003
Como “claramente discriminatoria”, los presidentes del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Gilberto Rincón Gallardo y del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Prodh), Edgar Cortez, calificaron la nueva Ley del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas, en la que se ordena el despido automático de los militares infectados con el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (sida) Para ambos activistas pro derechos humanos, esta decisión, avalada por el Estado, provocará que los militares vivan atemorizados, “con una espada de Damocles pendiendo sobre ellos”, dicen en entrevistas con Proceso, publicadas en su edición que empieza a circular este domingo 5 de octubre Por eso, Rincón Gallardo afirma que la Conapred saldrá en defensa de los expulsados del Ejército por estar enfermos de sida “Buscaremos un diálogo”, afirma y Cortez lo secunda, aunque recrimina que “lo más grave es que ahora, en México, las violaciones de los derechos humanos se cometan al amparo de la ley” Además de regresiva, el presidente del Prodh asegura que la ley de seguridad social del Ejército violenta el artículo primero constitucional y los compromisos internacionales asumidos “para dar una mejor atención a la población infectada por el sida” En las entrevistas con Proceso, publicadas en la edición que circula a partir de este domingo 5 de octubre, coinciden en que la actitud del Ejército hacia sus agremiados es discriminatoria porque les da “una muerte social, mucho antes de que venga su etapa terminal y su muerte física”

Comentarios