Industria aérea nacional, levantar vuelo

lunes, 6 de octubre de 2003
México, D F, 6 de octubre (apro)- La crisis en la industria aeronáutica mexicana está tocando fondo en medio de una situación internacional complicada para las línea aéreas y para las empresas turísticas Según estudios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de junio anterior, a los 65 millones de empleos perdidos en ese sector en el periodo 2001-2002 se tendrán que sumar otros 5 millones de desocupados Es decir, que desde 2001 se ha cancelado uno de cada siete puestos de trabajo en el sector de los viajes y del turismo A la ya crítica situación generada por el ataque del 11 de septiembre del 2001, se deben agregan los efectos que durante este año provocaron factores como el del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), unido a la pronunciada desaceleración de la economía mundial En el caso de México, el sector turístico reportó una caída de 171 por ciento en las reservas turísticas desde el inicio de la guerra en Irak, mientras que en Estados Unidos la caída fue estimada en 7 por ciento Esa crisis viene impactando de manera directa a sus trabajadores, quienes han tenido que echar mano de su ingenio para enfrentar la crisis Por ejemplo, los 850 pilotos de la empresa Aeroméxico, agrupados en la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), decidieron el martes 30 de septiembre no estallar la huelga y recibir un incremento salarial diferido entre 2004 y 2005 por un total de 27 millones de pesos y un porcentaje de 2 por ciento de costo de la nómina La empresa perdió cerca de 160 millones de dólares en el primer trimestre del año, precisamente por la disminución de pasajeros y la subida del precio de combustible Considerada una de las organizaciones más combativas y democráticas, ASPA está haciendo hasta lo imposible para evitar despidos Los efectos de la crisis están afectando a los trabajadores de tierra, sobrecargos y pilotos, y es por ello que ASPA, Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), y los de tierra de Aeroméxico y Mexicana, Sindicato Independencia de Aviación (SIA) y Sindicato Nacional de Trabajadores de la Aviación y Similares (SNTAS) se han constituido en un frente El miércoles anterior, como hacía mucho tiempo no ocurría, las organizaciones mencionadas dirigieron un desplegado de prensa al presidente Vicente Fox, a los legisladores y a las autoridades que tienen que ver con la actividad, planteando la necesidad de que se inicie un diálogo entre todos los factores involucrados en dicha industria para encontrar soluciones A nombre de, según el comunicado, 15 mil familias que dependen de esa industria, plantearon siete puntos entre los que destacan que "la industria aérea mexicana es prioritaria para el desarrollo nacional", y que se debe impulsar "la aviación a través de una perspectiva de largo plazo", y dejan claro que "la solución de la crisis de la aviación nacional no depende únicamente de los contratos colectivos" Los trabajadores de esa industria reiteran su planteamiento de que deben participar en la toma de decisiones de Cintra, la empresa controladora de Mexicana y Aeroméxico Sin embargo, desde el conflicto con los ejidatario de San Salvador Atenco, en el que el gobierno fracasó en su intento de construir un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México, pareciera que el tema de esta industria es algo de lo que no quieren saber los funcionarios del actual gobierno, pese a los focos rojos en la misma

Comentarios