Una guerrilla en las entrañas del imperio

martes, 7 de octubre de 2003
Washington, (apro) - Muy pocos estadunidenses saben que en la década de los años 70 existió en grupo “revolucionario” formado por jóvenes estudiantes de Chicago: The Weather Underground Este grupo se oponía al racismo y a la política de Washington hacia Vietnam Intentó derribar al gobierno “del imperio capitalista” por medio de ataques con bombas de fabricación casera y por casi una década logró eludir la cacería del FBI The Weather Undergrand es también el título de un documental de 92 minutos, producido por Sam Green y Bill Siegel, que cuenta la historia de este grupo radical y que se exhibe en cines de más de 70 ciudades de Estados Unidos “Hay una parte importante de la historia de este país que están olvidada The Weather Underground y otras historias están conectadas De ellas los jóvenes de este país no oyen en la escuela ni las encuentran en los libros o en la televisión", dice Green en entrevista telefónica con Apro El documental –que empezó a recorrer las salas de cine justo unos días antes de la conmemoración del segundo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001-- muestra con crudeza los horrores de la guerra en Vietnam y del racismo en Estados Unidos: asesinatos, linchamientos y golpizas a los afroamericanos El grupo The Weather Underground se levantó desde las raíces del descontento y de la división existente en la sociedad estadunidense a fines de los años 60 y principios de los 70 En las entrañas del imperio "No necesitas a un meteorólogo para saber por dónde sopla el viento”, dice la letra de la canción “Subterranean Homesick Blues", de Bob Dylan, de la cual los jóvenes rebeldes tomaron la idea para bautizar a su movimiento como The Weather Underground Era junio de 1969 y corría la sangre en Vietnam La organización Estudiantes por una Sociedad Democrática (SDS, por su sigla en ingles) celebraba su convención en el Coliseo de Chicago Miles de jóvenes estaban perdidos Mark Rudd, presidente de la SDS sentía que se desquebrajaba su agrupación y que se fortalecía la política imperialista de su país “Te nos unes o te jodes”, le dijo Bernardine Dohrn a Rudd cuando surgió la idea de formar un grupo que empezara una guerra sorda, oculta y efectiva contra el gobierno de Estados Unidos “Éramos como el jardín de niños de los revolucionarios de esa época", relata Rudd en el documental Los movimientos estudiantiles de 1968 eran la envidia de la SDS El documental muestra imágenes de los enfrentamientos de estudiantes con la policía y fuerzas militares en Francia, Japón y México, incluida la matanza de la plaza de las tres culturas en Tlatelolco También de los movimientos revolucionarios y sus caudillos de Cuba, Congo y China Dohrn, Rudd, Brian Flanagan, David Gilbert, Bill Ayers, Naomi Jaffe, Todd Gitilin y Laura Whitehorn, líderes de The Weather Underground --quienes posteriormente se entregaron al FBI-- estaban dispuestos a crear su propia revolución de izquierda en el mismo seno del capitalismo El filme presenta las escenas de varios enfrentamientos de policías con estudiantes y negros en Washington DC, Detroit, San Francisco y Chicago Los estadunidenses renegados –sobre todo estudiantes-- querían la paz y el amor, símbolo de los hippies También querían derrocar a Richard Nixon, fumar mariguana y tener sexo libre “La SDS estaba en crisis y nos dimos cuenta que con las marchas y protestas no íbamos a llegar a ningún lado”, cuenta Dohrn Optaron entonces por dejar de organizar marchas y protestas que terminaban en riñas con la policía y granaderos Los actos “revolucionarios” violentos fueron la alternativa "Es una historia complicada que al verla surgen preguntas difíciles y retadoras Eso fue lo que realmente nos motivó a hacer la película", subraya Grenn, director y productor del filme "Queríamos formar una revolución con estudiantes y obreros, pensábamos que nada nos podría detener", cuenta Ayers Laura Whitehorn dejó a su esposo y a sus hijos para unirse a The Weather Underground El grupo empezó a prepararse: Entrenaron en artes marciales y entre ellos se retaban para determinar quiénes eran más violentos La clandestinidad sería su aliada Empezarían a operar así, sin que nadie supiera dónde estaban Viajaban constantemente desde Chicago a Nueva York y a Detroit Eran jóvenes entusiastas que se sentían poderosos y completamente libres "No teníamos limite Fumábamos y tomábamos todo tipo de drogas", dice la voz que relata parte del documental “Un día, en un viaje que hicimos de Chicago a Detroit abordo de una Van, tuvimos nuestra primera orgía: sexo en grupo, sexo homosexual Mi recuerdo más claro es que había piernas, senos y órganos sexuales por todos lados", relata el documental con base en las entrevistas con los exmiembros del grupo rebelde El FBI sabía de su existencia Los anotó en la lista de los criminales más buscados en Estados Unidos A Dohrn la colocaron entre los 10 más buscados “Para nosotros éstos jóvenes eran terroristas No eran revolucionarios románticos", afirma Don Strickland, exmiembro de la Brigada Weatherman que el FBI formó exclusivamente para capturarlos --¿Cuantos jóvenes pertenecían a The Weather Underground? --preguntó Apro a Bill Ayers, exmiembro del grupo --No se puede decir En militantes tal vez éramos pocos, pero teníamos a un gran grupo de seguidores, responde el ahora profesor de Educación en la Universidad de Chicago, Illinois Las acciones "revolucionarias" The Weather Underground trató de unirse a otros grupos que luchaban contra el racismo y la de la guerra del gobierno de Estados Unidos El Partido de las Pantera Negra (formado por jóvenes afroamericanos) en algún momento fue su aliado, pero lo negó cuando The Weather Underground empezó a atacar edificios gubernamentales con bombas caseras Green dice que con su documental quiere que la sociedad estadunidense --especialmente las personas que ahora tienen entre 30 y 40 años--, se enteren de que los movimientos juveniles que existieron hace tres décadas se rebelaron para denunciar los abusos del gobierno federal “Quiero que con mi filme la juventud piense en lo que pasó y haga sus propias conclusiones Pero me haría feliz si la gente se involucrara", señala Dohrn --quien se convirtió en la líder y voz de The Weather Underground-- cuenta en el documental que a principios de 1970, después de prepararse en la clandestinidad, el grupo decidió que ya estaba listo para empezar su revolución Terry Robins, otro de los miembros, y dos de sus colegas estaban terminando de fabricar una bomba casera Estaban en una casa duplex de la zona rica del West 11 Street, en Nueva York Algo salió mal y accidentalmente la bomba explotó en manos de los tres jóvenes Eso sacudió a todos los miembros de The Weather Underground A partir de ello cambiaron de táctica EL FBI entonces determinó que los jóvenes eran una verdadera amenaza terrorista De inmediato lanzó una operación con agentes encubiertos Reunidos en San Francisco, California, los dirigentes del grupo llegaron a la conclusión que de no querían ser terroristas Continuarían atacando con bombas al gobierno federal, pero "nunca las utilizarían para matar a civiles" El accidente de Nueva York ocurrió el 6 de marzo de 1970 Dos meses después –en junio-- explotó la bomba con la que el grupo inició su campana de ataques contra el gobierno A ella le siguió otra bomba en julio Y el 28 de octubre de 1970 hicieron explotar otra en uno de los símbolos del capitalismo estadunidense: El Capitolio, en Washington En ese momento el gobierno federal y el FBI no tenían la menor idea de cómo parar o acabar con ese grupo clandestino --¿Se consideraban como un grupo terrorista? --No Es otra mi definición del terrorismo: Es cualquier intento de asesinato o de intimidar a civiles a través de la violencia para influir en la política Nosotros nunca intentamos matar o herir a civiles --señala molesto Ayers De acuerdo con el diccionario enciclopédico Larousse, Terrorismo es la “dominación por el terror Medio de lucha violenta practicada por una organización o grupo político frente al poder del Estado y para la consecución de sus fines” Entre 1973 y 1977 The Weather Underground realizó más de una veintena de ataques con bombas a varios edificios federales o estaciones de policía a lo largo y ancho de Estados Unidos En 1975 terminó la guerra en Vietnam Este hecho empezó a minar el ánimo entre los miembros de The Weather Underground Terminada la causa principal de su lucha, algunos de los dirigentes discutieron la posibilidad de "salir" de la clandestinidad y entregarse a la policía Con imágenes del fin de la guerra en Vietnam, de la renuncia de Nixon a la presidencia de Estados Unidos por el escándalo del Watergate y de los cambios en la sociedad del país, el documental marca la llegada a su fin toda una etapa de jóvenes rebeldes Se habían quedado sin causa revolucionaria En 1977 The Weather Underground comenzó a desmoronarse Sus líderes salieron de sus escondites para entregarse al FBI, que nunca pudo atraparlos Pensaron que algún día podrían reintegrarse a la sociedad Los juzgaron, fueron enviados a la cárcel, pero sólo pasaron unos cuantos años en prisión: Nunca fueron acusados de terrorismo --¿Te arrepientes de lo que hiciste? --No Éramos un grupo de jóvenes motivados por lo que ocurría en otros países Queríamos ser parte de algo y oponernos a algo terrible Lo hicieron, incluso, los estudiantes mexicanos en 1968 La matanza en Tlatelolco nos motivó a hacer lo que hicimos --remata Ayers Bernardine Dohrn está casada con Ayers, con quien tiene tres hijos Actualmente esta exrebelde está a cargo de un programa de justicia juvenil en la Universidad Northwestern Mark Rudd es profesor en una universidad en Nuevo México Brian Flanagan, es ahora dueño de un bar en Nueva York David Gilbert, dejó la cárcel a mediados de los años 80 y se unió al Ejercito Negro de Liberación con el que posteriormente participó en un robo a un banco, delito por el cual está cumpliendo una sentencia de 75 años de prisión Naomi Jaffe, vive en Albany, Nueva York, y es una líder de diversos grupos de causas progresistas Todd Gitlin es profesor de cultura, periodismo y sociología en la Universidad de Nueva York Laura Whitehorn vive en Nueva York y es también una activista de causas progresistas

Comentarios