Desestiman denuncia contra Sandoval ante El Vaticano

jueves, 9 de octubre de 2003
* No tiene relevancia la queja de Carpizo, dice el Arzobispado de Guadalajara Guadalajara, Jal , 8 de octubre (apro)- Como un documento irrelevante, calificó el Arzobispado de Guadalajara la carta-denuncia enviada al Papa Juan Pablo II por el exprocurador General de la República, Jorge Carpizo, en la que acusa al cardenal Juan Sandoval Iñiguez de "crimen de falsedad" El martes, el también exsecretario de Gobernación de Carlos Salinas de Gortari, dio a conocer que había enviado a la Santa Sede una carta en la que denuncia a Sandoval Iñiguez de violación al derecho canónico, concretamente el canon 1390 El miércoles, en un escueto boletín de prensa, el Arzobispado respondió a la carta del doctor Carpizo al Papa: "Respecto al escrito enviado al santo padre por Jorge Carpizo, y que el mismo exprocurador dio a conocer, señalamos que el sumo pontífice, en su carácter de pastor universal, recibe escritos de toda clase de personas (católicos, no católicos y anticatólicos); y a todos los escritos les da una respuesta Por lo tanto, la recepción de este documento no tiene ningún significado relevante" El martes, Carpizo informó que había enviado dicha carta para denunciar al cardenal "por la probable comisión de delitos” cometidos en su contra por parte de Sandoval Iñiguez, “específicamente el supuesto previsto en el canon 1390, inciso dos que se refiere al crimen de falsedad" Dijo Carpizo que en el escrito dirigido a El Vaticano presenta doce pruebas de lo que considera violaciones al Código de Canónico, entre ellos un libro con los estudios jurídicos del obispo Luis Reynoso Cervantes, quien murió trágica y sospechosamente desangrado el 20 de diciembre de 2000 en un hospital de la Ciudad de México, luego de ir para un "chequeo" de rutina Reynoso Cervantes, según una carta en latín en poder de “Apro” y de la revista “Proceso”, había comentado a uno o dos sacerdotes que cambiaría su versión de la confusión en la muerte del cardenal Posadas Ocampo defendida por Carpizo, con la que ya no estaba de acuerdo, lo que significaba que apoyaría la del Grupo Interinstitucional Jalisco, encabezado por Sandoval y el diputado federal panista Fernando Guzmán Pérez Peláez, en el sentido de que había sido un complot y crimen de estado (Proceso 1284, 10 de junio de 2001) Ahora, el doctor Carpizo McGregor se basa en el Código Canónico para acusar a Sandoval Iñiguez, quien ha persistido en su afán de que se esclarezca el asesinato de su antecesor, el cardenal Juan Jesús Posadas, motivo del pleito entre ambos personajes En el Título IV "Del crimen de falsedad" del Libro sexto "De las sanciones en la Iglesia", el canon mencionado dice a la letra: 1 Quien denuncia falsamente ante un superior eclesiástico a un confesor, por el delito de que se trata en el can 1387, incurre en entredicho Latae sententiae; y, si es clérigo, también en suspensión 2 Quien presenta al superior eclesiástico otra denuncia calumniosa por algún delito, o de otro modo lesiona la buena fama del prójimo, puede ser castigado con una pena justa, sin excluir la censura 3- El calumniador puede también ser obligado a dar la satisfacción conveniente En tanto, en el canon citado se asienta: El sacerdote que, durante la confesión, o con ocasión o pretexto de la misma, solicita al penitente a un pecado contra el sexto mandamiento del Decálogo (No fornicarás), debe ser castigado, según la gravedad del delito, con suspensión, prohibiciones o privaciones, y, en los casos más graves, debe ser expulsado del estado clerical

Comentarios