Piden a nuevo arzobispo retomar labor con indígenas

miércoles, 12 de noviembre de 2003
Oaxaca, Oax , 11 de noviembre (apro)- En caso de que el nuevo arzobispo de Antequera , Oaxaca, José Luis Chávez Botello, “no se integre como cabeza de la Iglesia o guía moral al trabajo de pastoral social, se encontrará con la resistencia indígena”, advirtió el coordinador de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz, Francisco Wilfrido Mayrén Peláez Sin embargo, confió en que monseñor Chávez Botello contribuya al trabajo realizado por sus antecesores Bartolomé Carrasco Briceño, quien promovió la línea de la opción preferencial por los pobres, y Héctor González Martínez, quien finalmente se involucró con la pastoral indígena El también apoderado legal de la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, destacó que “el Evangelio no lo cambia nadie, llegue quien llegue o se vaya quien se vaya”, pero si el nuevo arzobispo es inteligente, retomará el trabajo realizado en favor de los pobres, y particularmente de los indígenas Aunque el nuevo arzobispo nombrado por el Papa Juan Pablo II está identificado con el grupo denominado de “Roma o Guadalajara”, la Iglesia diocesana de Antequera-Oaxaca confía en que su nuevo pastor se integre a la línea de la opción preferencial de los pobres porque, de lo contrario, se encontrará con la resistencia indígena, puntualizó Mayrén Peláez Por lo pronto, adelantó que el nuevo arzobispo se encontrará con un panorama positivo, ya que el presbiterio de Oaxaca está unido, la Iglesia está más madura y con una amplia experiencia en sortear problemas sociales, pues la entidad “es un polvorín donde predomina el caciquismo y, en lugar de atender los problemas políticos y sociales, muchos funcionarios los complican” Y mencionó los conflictos agrarios y limítrofes en la Sierra Sur, donde todos los gobiernos han sido incapaces de resolverlos, ya que los resultados siguen siendo los mismos, es decir, enfrentamientos y masacres Respecto de las elecciones que se realizarán al seno de la jerarquía católica para elegir al nuevo presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el padre Uvi, como se le conoce en Oaxaca manifestó que el exarzobispo de Antequera y actual obispo de Durango, Héctor González Martínez, sería el mejor candidato, por la experiencia que tiene con la pastoral indígena Consideró que sería favorable para la Iglesia católica que llegara a la CEM una persona con las características de González Martínez, pues últimamente retomó la pastoral indígena y eso lo diferencia de los cardenales Norberto Rivera Carrera y Juan Sandoval Iñiguez, quienes no han vivido de cerca la verdadera pobreza o las muertes por hambre En síntesis, refirió la frase de Fray Beto: “La cabeza piensa en donde los pies pisan”

Comentarios