Acusan al Estado Mayor Presidencial de prepotente

jueves, 13 de noviembre de 2003
* Soberanes minimiza las denuncias de ONG Puerto Vallarta, Jal , 12 de noviembre (apro)- La paradoja: para enojo de muchos, el encuentro entre la CNDH, las comisiones locales y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), arrancó con violaciones a sus derechos: falta de libre tránsito, prohibición para ingresar con grabadoras, cámaras fotográficas y celulares, entre otras Para colmo, el presidente Vicente Fox --cuyo Estado Mayor Presidencial (EMP) vino a trastornarlo todo y que, "por cuestiones de seguridad", adoptó medidas como la de cerrar todas las puertas y evitar la entrada y salida de los más de 800 asistentes 40 minutos antes y cinco después de su partida-- salió visiblemente molesto del auditorio “Jalisco” del hotel Krystal, donde tuvo lugar la inauguración del acto, por distintos gritos de reclamos Por si esto fuera poco, dentro del auditorio --exactamente frente a la discoteca Chrystine, donde hace diez años fue escenario de uno de los primeros enfrentamientos entre el cartel de Tijuana de los hermanos Arellano Félix y el de Sinaloa, de Joaquín Guzmán Loera "El Chapo" y "El Güero" Palma--, la vigilancia sobre los defensores de los derechos humanos de todo el país, tanto funcionarios como miembros de las ONG, fue estrecha y permanente por parte de numerosos integrantes del Estado Mayor que, palmo a palmo, recorrían todas las áreas y, en no pocos casos, escuchaban abiertamente las conversaciones de los ahí presentes, en tanto el presidente llegaba, y que lo hizo con más de dos horas de retraso, por lo que hubo de adelantar dos de las conferencias magistrales “Pero las violaciones a nuestros derechos empezaron desde que nos concentraron en Villahermosa, Tabasco, sin itinerario y sin saber lo que íbamos a hacer todas las ONG del sureste; de Chiapas, Campeche, Quintana Roo y del propio Tabasco, donde nos subieron a un avión fletado especialmente”, se quejaron ante Apro, entre otros, María de los Ángeles Gálvez, presidenta de Tuxtlecos, Niños de la Calle AC Y María Teresa Jaber Pancardo, vicepresidenta del Consejo Nacional de Organismos no Gubernamentales y de la asociación Unidos y Organizados de Tabasco El coraje de María de los Ángeles estalló cuando antes del arco detector de metales, los militares vestidos de civil le confiscaron su cámara fotográfica, hecho del que fue testigo este reportero, a quien le prohibieron, como a todos los participantes, entrar al salón con grabadora "Hay que registrarla primero en Comunicación Social de la CNDH", dijo uno de los guardias Pero ni la dependencia ni su titular, Federico Gómez Pombo, aparecieron hasta que llegó el presidente, en cuya comitiva viajaba también el titular de la CNDH, José Luis Soberanes "Estamos disgustados además porque aquí lo marcan y señalan a uno con un este brazalete verde (similar al que dan en los hoteles "todo incluido"), pero también hay blancos, amarillos y azules, dependiendo del rango", dijo todavía en tono molesto María de los Ángeles Gálvez, quien luego se quejaría en el mismo tono ante el enlace de la CNDH y ONG, el español Ricardo Ruiz Carbonel, que portaba un distintivo blanco Entre tanto, Adela Ojeda Ruiz, quien trabaja en Chiapas con discapacitados, se quejó porque "ni siquiera hay rampas para los discapacitados ni traducción simultánea para los sordomudos ni facilidades para el ingreso de las personas en silla de ruedas, en muletas, bastones o andaderas, que fueron precisamente algunos de los acuerdos que se alcanzaron en el anterior encuentro en Mérida, Yucatán", declaró "¿Tienen algo qué esconder?”, preguntó María de los Ángeles, mientras que Adela Ojeda terció y dijo: "Nos revisan como si fuéramos delincuentes" Y al alimón”, expresó también Jaber Pancardo: "Venimos de la represión y nos encontramos con esto ¿Por qué nos tratan así?”, dijo Las tres coincidieron en que parecía más un acto de la PGR que de gente defensora de los derechos humanos Por separado, Nicolasa García, presidenta de un organismo de ayuda a niños de la calle de Puerto Vallarta, dijo que si esto pasaba con ellos, que son los defensores, "¿qué no pasará con quien no puede defenderse?" Ella misma platicó además que una funcionaria de la CNDH, de nombre Susana, le dijo que si no estaba en la lista, no pasaba "Yo no estaba en la lista pero siempre pasé" Ante estos "atropellos a nuestros derechos humanos", José Antonio Gómez Álvarez, consejero secretario del Consejo Estatal de Organizaciones no Gubernamentales, y coordinador de Barrios y Colonias de Chiapas, de plano abandonó la reunión, en protesta porque "aquí, desde el ingreso restringido, se está violando el libre tránsito de las personas, se restringe el derecho a la información y se maltrata a los asistentes" Además, "hubo engaños porque en el programa que nos entregaron no se menciona la presencia del presidente de la República, que vino a hacer proselitismo", y que para tal fin utilizaron la presencia de las ONG Por su lado, los invidentes José Luis Sánchez y Salvador Herrera, de Guadalajara, se quejaron de violación a su intimidad, toda vez que fueron ubicados en distintos cuartos de hotel y en una sola cama para dormir con personas desconocidas, "con sabrá Dios qué riesgos Yo no pude dormir ni en la orillita de la king size”, refirió el primero Mientras el segundo reveló, entre broma y serio, que como el hotel Cristal, aunque es de gran turismo, no tiene alfombra, por lo que prefirió pasar la noche sentado, oyendo música en su inseparable radio, y concluyeron ambos: "No estamos en contra de compartir cuarto Pero compartir cama No sabe uno de las costumbres de otras gentes" Cuando se le preguntó a José Luis Soberanes, organizador del acto, sobre algunas de estas quejas, dijo, restándoles importancia, que respetaba la decisión de esas personas, y "lástima, pero yo creo que tenemos siempre que apostarle al diálogo, ¿no?" --¿Y qué no se violaron los derechos de los ombudsman al revisarles y evitar que entraran ciertas pertenencias, como cámaras, grabadoras, etcétera? --Bueno, pues ahora sí que son astillas… bueno, son cosas que obviamente no estoy de acuerdo pero tampoco puedo decir que haya sido una violación a los derechos humanos Yo estoy por la más alta libertad, por el diálogo y no condicionarlo pero, bueno, tenemos que tolerar estas situaciones Yo creo que lo importante de todo esto es que se pueda, que nos podamos sentar todos a la misma mesa y hablar, aunque a veces hay gente que luego habla fuerte; no importa, lo importante es hablar y tratar de avanzar

Comentarios